29 de septiembre de 2014

Debut de lujo



"Kim, despertate, prendé la TV y mirame, volví a ganar"

Wimbledon 2013. Andy Murray era campeón luego de ausentarse en Roland Garros por molestias lumbares. En el All England, derrotaba a Novak Djokovic en la final. Una irregular gira norteamericana, terminó en septiembre con victorias en Copa Davis para devolver a Gran Bretaña al Grupo Mundial. Esos fueron sus últimos partidos antes de alejarse del circuito para operarse la espalda y terminar con los dolores. Regresó en la temporada 2014 y su recuperación fue paulatina, sin finales alcanzadas hasta Shenzhen. A un año exacto de su vuelta al circuito y a quince meses desde su última coronación, Andy Murray volvió a gritar campeón en un ATP, subió un puesto en la "Carrera a Londres" (10°) y se jugará la clasificación al Masters en las próximas cinco semanas.

Pasaban los meses y Murray caía antes de pelear por el título. Solo dos semifinales (Acapulco y Roland Garros) acumulaba en 2014 hasta Shenzhen. Sin estar en su calendario, el torneo debut de la ATP lo tentó y a falta de puntos para intentar ingresar al Masters, decidió participar. Sin mostrar el tenis que lo supo ver campeón en tantas ocasiones (29 veces), Andy aprovechó las oportunidades desaprovechadas por Robredo en la final y terminó con el trofeo en sus manos. Porque nadie hubiera apostado por Murray tras estar set abajo y 2-6 en el tie break del segundo set. Incluso tuvo otro match point más Tommy cuando iban 8-9. El escocés aguantó y cerró el encuentro 5/7 7/6 6/1 con holgura.

Tan cerca, tan lejos

La desazón del español quedó plasmada en la conferencia pos partido: "Creo que hice un muy buen partido en los dos primeros sets. Luego tuve muchas oportunidades en los match point pero no los supe aprovechar y lo pagué de vuelta. Andy luchó muy fuerte y mereció ganar el tercer set. Estoy feliz por una buena semana, no por este partido. Creo que merecía algo más, pero si tienes chances y no las tomas, luego pierdes. Lo que queda es el buen trabajo".

El campeón también tuvo palabras para con Robredo: "Trabajé duro para volver el partido y siempre dí lo mejor, aunque también tuve un poco de suerte. Tommy (Robredo) tuvo un gran torneo y él también mereció ganar el partido con todas las grandes chances que tuvo en el tie break del segundo set, pero las cosas pasan por alguna razón".
Operado de la espalda en septiembre de 2013.

El nacido en Dunblane capturó en China su 29° título ATP (al menos un cetro en los últimos nueve años), el 23° en cemento y el séptimo en Asia. En total acumula 43 finales ATP, ninguna en arcilla. 10° en la "Carrera a Londres" y 11° en el ranking ATP, deberá obtener buenos resultados en los siguientes torneos si quiere ingresar a la Copa de Maestros. Está inscripto en Beijing, Shanghai y París, con la oportunidad de clasificar al Masters por séptima vez consecutiva, aunque si juega esta temporada no serán siete participaciones al hilo porque el año pasado no disputó el torneo por lesión.

Todos con Andy en el debut del torneo chino

En marzo, antes de disputar el Masters 1000 de Miami, certamen que defendía, Murray comunicaba a través de las redes sociales que Ivan Lendl dejaba de ser su entrenador. Recuperado y sin dolores aparentes, solo tuvo palabras de agradecimiento para con su exentrenador: "Estoy eternamente agradecido a Ivan por todo su trabajo durante los dos últimos años, los de mayor éxito en mi carrera hasta el momento. Juntos hemos aprendido mucho. Me voy a tomar un tiempo con el resto del equipo antes de ver qué pasos doy".

Asimilada la ruptura con Ivan LendlAndy (junto a su madre Judy) sorprendió a todos cuando anunció la contratación de Amelie Mauresmo como coach principal, tras ser semifinalista en Roland Garros. Esa atípica contratación mostró la continuidad del trabajo de Lendl pero con algo más agresividad, lo que dio sus frutos en Shenzhen tras quince meses de sequía, aunque su juego en general no sea lo regular que era. Tampoco su físico está al 100%, producto de la falta de confianza y de una pretemporada con más dudas que certezas por la reciente operación y recuperación de su espalda. 

Nueva sociedad mixta

Sus desafíos en esta parte de la temporada son quedar dentro de los ocho mejores del mundo para clasificar al torneo de fin de año por séptima vez consecutiva (en 2013 se ausentó por lesión) y tratar de plasmar en la cancha lo que Amelie quiere de su juego. Más adelante se centrarán en preparar el 2015. Será clave la pretemporada junto a Mauresmo para aunar fuerzas y compatibilizar criterios, con el objetivo de pelear bien arriba, en el ranking y en los Grand Slams, como lo hizo hasta que su espalda se lo permitió.

Daniel Vitale Pizarro

22 de septiembre de 2014

La promesa Goffin se hizo realidad


Un belga y un portugués en la final francesa

Arrancó el año fuera del Top100 (110°) y ya ostenta su mejor posición en el ranking ATP (32°). En nueve meses subió 78 puestos. El belga David Goffin está teniendo una temporada de ensueño y sigue en ascenso. Tres títulos Challenger de manera consecutiva, su primer ATP en Kitzbuhel en agosto y su segundo ATP 250 en Metz (Francia) el domingo. Desde que fue campeón en el challenger de Scheveningen (Holanda) acumula 34 victorias y solo dos derrotas entre Challengers, ATP y Copa Davis. El triunfo ante Tsonga (11°) fue el mejor resultado de su carrera. Con 23 años, el belga se meterá Top20 más temprano que tarde, solo queda saber si lo hará en 2014 o 2015.

Metz quedó solitario esta semana por la cancelación de Tel Aviv tras los conflictos bélicos en la Franja de Gaza. Sin Top10 en el cuadro principal y pegado a la eliminatoria de Copa Davis, el ATP 250 contó con la participación de Tsonga (11°) y Monfils (18°) como primeros preclasificados. El rival de Goffin en cuartos de final fue el actual campeón del Masters 1000 de Canadá y primer sembrado aquí. Jo-Wilfried dominó todo el encuentro hasta el 2/0 30-0 en el tercer set, ventaja que no pudo aprovechar. 1/6 7/6 7/5 para David y a semifinales. Struff y Sousa fueron sus rivales para quedarse con el trofeo francés en su segunda final ATP (récord 2-0).
Gracias a su mecánica veloz y sencilla, ejecuta sus tiros con mucha limpieza

El campeón no ocultó su alegría luego de derrotar a Sousa por segunda vez en torneos consecutivos: "Es muy especial porque mi familia estaba acá hoy. Es la ventaja de jugar tan cerca de casa. Ganar mi segundo título se siente igual de bien que cuando gané el primero. Estoy muy feliz", y agregaba sobre su desempeño: "Tuve que ser agresivo hoy, tomar control del juego. La táctica funcionó y además saqué bien. Pude estar concentrado hasta el final".

También en Francia, pero en el Challenger de Orleans en 2012, Goffin había derrotado al portugués Joao Sousa en la final de ese certamen.
El momento más emotivo de su carrera

David Goffin se hizo conocido hace unos años, luego de perder en octavos de final de Roland Garros 2012 ante Roger Federer. El belga había perdido en última ronda de qualy, pero ingresó al cuadro principal como Lucky Loser (perdedor afortunado) por la baja de Gael Monfils (lesión). Tras ese partido ante Roger, no solo se supo sobre su fanatismo para con "Su Majestad", también se pudo apreciar su facilidad para pegarle a la pelotita amarilla y la versatilidad e inteligencia que mostó dentro de una cancha. Y como dijo Federer: "Tomó la bola temprano todo el tiempo. Tiene un gran potencial en el toque y en cómo lee las jugadas. Me impresionó". Para tener en cuenta...

Luego de ese encuentro clave en su carrera, Goffin declaró: "Viví más que una semana sensacional. Jugué mi mejor tenis, y hacerlo contra Roger es la guinda del pastel. Tengo fotos suyas por toda mi habitación. Estoy supercontento de haber jugado aquí, en la Suzanne Lenglen, y fue un sueño hecho realidad hacerlo contra Roger".
¿Fanático?

La confianza que cosechó en París hizo que finalizara ese 2012 como Top50, posición que no pudo mantener al año siguiente. Irregular temporada que concluyó antes de tiempo, en septiembre, por una caída en la que se quebró su muñeca durante la preparación para los playoff de Copa Davis ante Israel. Recuperado, volvió al circuito en 2014 y en julio pudo volver al Top100. En Kitzbuhel dio el salto nuevamente al Top50, puesto más acorde a su potencial. En la arcilla austríaca dio su primer paso importante en el circuito, en una superficie que no es su favorita pero a la que se adaptó sin inconvenientes.

Semanas más tarde, su nivel no decayó y en Metz, bajo techo, demostró que puede ganarle a cualquiera en cualquier superficie. Mayor satisfacción ser campeón en su país, cerca de los suyos. Aunque aun no derrotó a ningún Top10 en su carrera (0-11), amenaza de acá a fin de año con dar la sorpresa ante algún jugador de ese lote y porque no, meterse en la pelea por algún título más importante.

Goffin debutó como campeón en Kitzbuhel ante Thiem

"La Goff" (así lo apodan), tomó la posta que dejó Malisse y en Bélgica esperan mucho de este talentoso y aun joven jugador de tenis. Con 180 centímetros de altura y 68 kilos de peso, el nacido en Rocourt (Bélgica) el 7/12/90, es el único Top100 de su país. La semana pasada ayudó a que Bélgica se mantuviera en el Grupo Mundial de Copa Davis con sus dos triunfos en singles (Marchenko y Stakhovsky) ante Ucrania de visitante. La serie se disputó en Tallín (Estonia), sede neutral elegida por los locales a causa de los conflictos bélicos en Kiev (Ucrania), algo parecido a lo ocurrido en el enfrentamiento entre Israel y Argentina, disputado en Sunrise (USA).

El finalista Joao Sousa alcanzó su tercera final ATP (1-2), la segunda del año tras caer en Bastad. La semana entrante defenderá el único título de su carrera (Kuala Lumpur) para no ceder posiciones en el ranking. Actualmente es el N°36 del ranking ATP, solo un puesto por debajo de su mejor ubicación histórica. Nacido en Guimaraes y residente en Barcelona, admirador de Federer pero en menor medida que su rival de turno el fin de semana, dijo tras perder la final: "Debo felicitar a David por su fantástica semana. Aún habiendo perdido hoy fue una gran semana para mí. Espero volver el próximo año y dar un paso más".

Daniel Vitale Pizarro

15 de septiembre de 2014

Donde tienen que estar


Objetivo cumplido.

A pesar de que Suiza y Francia hayan acaparado todas las miradas del mundo del tenis este fin de semana, en Florida, Argentina disputaba el repechaje ante Israel para intentar mantenerse en el Grupo Mundial de la Copa Davis. Para los despistados, la serie no se desarrolló en el país asiático por el conflicto bélico en la Franja de Gaza, misma razón por la que se suspendió el ATP250 de Tel Aviv, que se debería estar disputando esta semana. Mayer, Berlocq, Delbonis y Zeballos fueron los elegidos para "salvar" a Argentina del descenso y mantener la categoría por 14° año consecutivo. Este era el objetivo principal de Martín Jaite antes de dejar vacante la capitanía del equipo, puesto que según el presidente de la AAT, Arturo Grimaldi, se elegirá a más tardar en octubre.

Bajo el sofocante calor de Estados Unidos, Argentina llegó a Sunrise, Miami, como favorita. A pesar de ser visitante, por historia y presente de sus jugadores en comparación con los de Israel, era superior. Mayer (25°) y Berlocq (67°), los singles elegidos por Jaite, eran más en ranking y resultados que Sela (83°) y Botzer (776°). El dobles era la única incógnita previa por la improvisación argentina en el armado de la pareja y porque la dupla israelí ya venía conformada hace años. Erlich y Ram, la pareja "local", son la dupla más ganadora de Israel. Jugaron 24 veces juntos en Copa Davis (19-5) y además en el circuito ganaron quince títulos, incluyendo dos Masters 1000 y el Australian Open. Pero esto es la Copa Davis y todo podía pasar. Todo.
Festejo en el vestuario.

No faltaron los momentos de tensión en los singles y más aun en el dobles. Mayer perdió un set ante el adolescente e inexperimentado Botzer, que pudo revertir y sellar en el primer punto de la serie. Berlocq luchó como siempre pero solo pudo asustar a Sela. Cayó en cuatro sets. El dobles fue el punto máximo de nerviosismo. Cinco sets. Al final del quinto, una lesión israelí, que los argentinos no pudieron aprovechar, puso en duda la victoria de la pareja de Israel (Ram/Erlich, uruguayo y argentino respectivamente), triunfo que pudieron concretar. "Match point" para los asiáticos el sábado. La victoria de los "locales", aun con el marcador a su favor, estaba más lejos de lo que decían los número.

Dudi Sela era la esperanza para intentar dar el batacazo ante Mayer en el acuarto punto, porque era muy difícil pensar que Botzer iba a inclinar la balanza en un quinto punto, con todo lo que eso implica. El "yacaré" jugó como el número uno del equipo, como el 25° ATP que es y apabulló a Sela en el peligroso cuarto punto. "Charly" tuvo en sus manos una vez más el cierre de otra serie de Copa Davis y no desaprovechó la situación. Barrida ante el joven de 17 años y la remera del "Gladiador" quedó despedazada por la euforia del argentino que siente cada eliminatoria como si fuera una final y rompe su remera en forma de desahogo y de cábala cada vez que gana sus encuentros.

Argentina remontaba un 1-2 por tercera vez en su historia. La primera fue en 1976 ante Brasil en San Pablo, por los cuartos de final de la Zona Americana, y la segunda, en 1990 ante Alemania, con Martín Jaite en el equipo en el Buenos Aires Lawn Tennis, por los cuartos de final del Grupo Mundial.

"Todos para uno, y uno para todos"

La semifinal entre Francia y República Checa (actual bicampeón) en Roland Garros, tenía todos los condimentos para ser la más glamorosa de los últimos años. Berdych, Stepanek, Tsonga, Gasquet, Monfils y la lista sigue... Los galos podrían formar dos equipos de primera línea e igual llegar con ambos a la semifinal. Se dieron el lujo de dejar fuera de los convocados a Llodrá, Simon, Chardy, etc. Pero todos estaban presentes en París, como una gran familia. Todos tirando para el mismo lado, sin egos cuando de representar al país se trata. Y eso quedó demostrado en la cancha. Barrida 3-0. Paliza de Gasquet a Berdych y de Tsonga a Rosol para luchar en el dobles, ante una pareja casi imbatible (17-1 en Copa Davis) a la que Tsonga y Gasquet pudieron derrotar en cuatro sets.

En noviembre serán locales ante la Suiza de Federer Wawrinka, y por reglamento, las finales en el hemisferio norte deben jugarse "bajo techo" por el clima en esa fecha. Francia elegirá casi con seguridad polvo de ladrillo. No les queda otra. Los suizos, clasificados al Masters, tendrán que adaptarse en menos de una semana a la arcilla francesa, y los locales, casi afuera de los ocho mejores, descansarán tras Paris Bercy y podrán adaptarse a la tierra batida con más tiempo. Eso sumado a la elección de las pelotas y la gente a su favor. La localía pesa, más aun en una final y a Suiza se lo van a hacer sentir.

Francia acumula nueve "Ensaladeras de Plata" en su vasta trayectoria en la competencia. Junto a Gran Bretaña, son solo superados en cantidad de títulos por Estados Unidos (32) y Australia (28). Esta será su final número 17, la última en 2010 cuando perdió ante la Serbia de Novak Djokovic. Su última Copa Davis ganada fue en 2001, con la recordada y brillante actuación de Nicolás Escudé al derrotar a Hewitt el viernes y a Arthurs el domingo en el quinto punto en el Melbourne Park australiano.

Roger Federer with Swiss captain Severin Luthi and Stanislas WawrinkaCredit: Paul Zimmer
Posted by Davis Cup on domingo, 14 de septiembre de 2014

Su Majestad y sus plebeyos...

Suiza recibía a Italia en Ginebra. Favoritos en los cinco puntos, Federer, Wawrinka y compañía tuvieron que luchar más de la cuenta ante Fognini y sus secuaces para lograr el segundo pase a la final en la historia helvética. Federer a Bolelli y Wawrinka a Fognini, ambos en sets corridos el viernes, auguraban una serie sin sobresalto. Suiza decidió no poner a Roger el sábado y dejó a Stanislas "solo" ante los italianos. Fabio y Simone no fueron la sombra de los singles el viernes, aprovecharon la ausencia del número tres del mundo y se llevaron el punto del dobles en el quinto set. Todo quedaba en manos Federer, como contra Kazajstán en cuartos de final. Y el "viejito" de 33 años no le dio chances a "Foña", selló la serie 3-1 y a pensar en Francia luego del Masters.

Roger Federer está a una victoria de ser el máximo ganador en la historia de la Copa Davis de Suiza. Ostenta un récord de 48-16 entre singles y dobles frente al 49-30 de su compatriota Jakob Hlasek, finalista en 1992 junto a Marc Rosset. Como si le faltaran récord al mejor deportista suizo de la historia, en noviembre puede sumar dos más: campeón de Copa Davis y el más ganador de su país en esta competencia. Pero esto es un equipo. Sin la compañía del actual número cuatro del mundo y campeón del Australian Open, Stan Wawrinka (dato no menor), nada de esto hubiera sucedido. La escalada hasta la final y por ende los número de Roger Federer, se engrosaron en estos años por él y por "Stan The Man". ¿Favoritos aunque sean visitantes y sobre polvo de ladrillo?

Daniel Vitale Pizarro

9 de septiembre de 2014

El campeón capicúa


ENORME

Primer match point para Marin Cilic. 6/3 6/3 5/3 40-0 y saque. Doble falta larga, muy cerca de la línea de fondo. El croata demuestra que aun jugando casi a la perfección, se puede fallar. Los nervios lo traicionan. Pero fue solo un titubeo. Al siguiente punto, un revés cruzado le dio la victoria más importante de su carrera. Se tiró al piso por la emoción, saludó a su rival y se subió a las gradas del Arthur Ashe para abrazar a su grupo de trabajo, sin antes saludar a la gente que cruzaba a su paso. No sabía siquiera lo que era levantar un ATP500 y se dio el lujo de ganar un Grand Slam, en su primera final. Apabulló a Berdych, Federer y Nishikori en fila, sin ceder sets, con un tenis de ataque impecable. Y aunque las matemáticas aun no lo certifiquen, ya casi selló su participación al Masters.

París Bercy 2013 significó la vuelta al ruedo de "Chila" (apodo puesto por sus compañeros en el circuito) tras cumplir con la suspensión por dopping de 120 días (positivo de naketamida). Meses antes de volver, contrató a Goran Ivanisevic como coach y aprovechó ese tiempo de "descanso" para mejorara la parte física y mental. "Fue un buen periodo para mí. Aproveché ese tiempo para hacerme más fuerte. Maduré un poco y pude trabajar día a día, también relajarme y disfrutar de no hacer nada. Por eso creo que me ayudó para mejorar físicamente, tuve tiempo para trabajar en nuevas partes de mi juego, lo cual me está ayudando a jugar bien ahora”, le confesaba a la prensa el croata.

Abrazo sentido con su equipo

La relación con Ivanisevic viene de hace muchos años. Cuenta Goran que mientras se recuperaba de una lesión en 2002, el campeón de Wimbledon tomó su teléfono celular y llamó a un chico croata de 14 años que le pegaba muy fuerte a la pelota, con la intención de preparar su vuelta al circuito en Croacia. Ese chico era Marin Cilic, que venía de perder la semifinal del Orange Bowl ante Juan martín Del Potro. Hoy trabajan juntos y son los únicos croatas campeones de Grand Slam.
Aclaración: Era semifinal y no final como dice el video

Cilic le tira flores a su entrenador: “Goran es todo menos aburrido. Trajo un clima relajado más allá de su extremado conocimiento sobre tenis. Siempre es entretenido. Trabajamos mucho, con entrenamientos de tres horas y media y aún así la pasamos bien. Pienso que eso es muy importante. Diría que no puede ser mejor. Eso me ayudó a divertirme más cuando estoy en la cancha y creo que disfruté de mi mejor tenis acá (US Open) y jugué el mejor nivel de mi vida". Nishikori también habló luego del partido, con una mezcla de decepción, pero conforme con lo hecho: "No esperaba nada cuando vine acá. Antes estuve lesionado y tuve pocos entrenamientos. Hay muchas cosas positivas, derrotar a Stan y a Novak de nuevo por ejemplo. Yo estaba un poco nervioso. Fue mi primera final. Incluso en semis. Estoy decepcionado por hoy, pero fueron dos buenas semanas".

Marin Cilic sumó su 12° trofeo ATP en 21 finales disputadas. Todos sus títulos son ATP250, a excepción del reciente US Open. De las nueve finales perdidas, apenas tres son en ATP500, lo que marca un salto tremendo de calidad al haber ganado su primer Grand Slam con respecto a su trayectoria. En 2014 alcanzó cuatro finales, siendo este su tercer cetro, junto a las victorias en Zagreb (Haas) y Delray Beach (Anderson) más la derrota en Rotterdam (Berdych). Su registro del año quedó 47-16, solo superado en lo que va de la temporada por Roger Federer (54-10). Además ganó su partido número 300 en su carrera.

Sus caras lo dicen todo

Hubo un cambio en "Mrnja" y fue su forma de jugar. El lo cuenta así: "Cuando empezamos a trabajar, nos sentamos y Goran me dijo 'tu juego debe ser más agresivo', así que en eso estuvimos trabajando. Tomó algunos meses aprender nuevas tácticas y pensar en un nuevo juego, esa fue la parte más difícil. Sin embargo, todo esto me ha servido enormemente". Y dentro de la cancha se notó. Agresivo cada vez que puede, meterse dentro de la cancha y aprovechar espacios a partir de su potencia son algunos de los cambios visibles. El saque, su principal arma, junto a su derecha, fueron los tiros que pulió. Regularidad en ambos golpes le hicieron ganar más puntos gratis y cortos, para no desgastar su físico. Y en lo mental dio un salto cualitativo. Hoy es mucho más fuerte.

Al igual que Del Potro, ambos ganaron su primera y única final de Grand Slam en el US Open. Y no solo son comparados por eso con el argentino, sino que ambos miden 198cm, los ganadores de Grand Slam más altos de la historia. Marin Juan Martín nacieron en septiembre de 1988, con apenas cinco días de diferencia, tienen un juego muy similar, basado en un potente saque y una temible derecha, acompañados por un revés agresivo y una movilidad llamativa para sus casi dos metros. Y para completar el combo, son amigos tras compartir muchos años en el circuito junior.
Otra similitud más entre ellos

En su camino al título en Nueva York, Cilic derrotó a cinco preclasificados, dos de ellos Top10. Ante Simon, Berdych, Federer y Nishikori, ostentaba récord negativo en enfrentamientos personales y los pudo vencer a todos, cediendo apenas tres sets, ninguno a partir de cuartos de final. La final no tuvo presencia del Big Four (Federer, Nadal, Djokovic y Murray) por primera vez en un Grand Slam desde el Australian Open 2005 (Safin vs Hewitt), rompiendo muchos años de hegemonía por parte de esos jugadores. En ese mismo período, solo tres pudieron coronarse en un Grand Slam a excepción del 'Big Four', Del Potro, Wawrinka y el propio Cilic. ¿Nueva Era?

"Hace unos cinco días todo empezó a cambiar. Empecé a jugar increíble contra Simon en el quinto set (en octavos de final) y no paré hasta hoy, ganándole a jugadores muy buenos. Todo por lo que trabajé y soñé se dio hoy. Es una gran señal para todos los jugadores que están trabajando fuerte, una gran esperanza, que si estás trabajando duro, las cosas se darán", fue el mensaje del nuevo campeón para todos los aspirantes a un "Major", en una época en la que muy pocos tienen el privilegio de meterse en la pelea.

"Me parece completamente irreal que me llamen campeón de Grand Slam"

Cuando se le preguntó por los festejos por semejante triunfo, el nacido en Bosnia-Herzegovina, con mucho humor, dijo esto: "No sé qué preparó el equipo, supongo que iremos por todo Manhattan. Lo único que espero es que no terminemos haciendo la parte 4 de Hangover”. Crack.

Daniel Vitale Pizarro