10 de febrero de 2014

Está de vuelta

Cilic X4

Wimbledon 2013. Marin Cilic es notificado que durante el torneo de Munich (abril) había dado positivo en un control antidopaje por exceso de glucosa en su sangre (metabolito de niketamida, un estimulante prohibido para los deportistas). El croata debía disputar su partido de segunda ronda ante Kenny De Schepper. Alegó una lesión en su rodilla y no se presentó. Todo indicaba que su retiro fue para favorecer la investigación y no por una supuesta lesión. Marin, con la posibilidad de seguir compitiendo hasta que la contraprueba diera positivo y se ratificara el doping, eligió no competir más, esperar la resolución del TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo), apelar y volver a la competencia lo antes posible. La suspensión fue inicialmente de nueve meses, que tras una lucha con el TAS para intentar limpiar su imagen y demostrar su inocencia, le redujeron la pena, y su ausencia en las canchas pasó de nueve a cuatro meses, lo que le permitió volver en el Masters 1000 de París.

La suspensión quedó atrás y Marin Cilic arrancó el año compitiendo en todos los torneos ATP que pudo. Cuartos de final en Brisbane, octavos en Sydney y segunda ronda en el Australian Open, fue la antesala de Zagreb, ciudad donde defendía el título. En el cemento bajo techo croata, en su camino a la final solo tuvo un rival por encima del puesto 100, su compatriota Ivan Dodig (34º) en cuartos de final. En primera ronda venció a Delic (370º), en octavos a Lajovic (101º) y en semifinales a Phau (358º), todos rivales de escaso ranking y jerarquía, de cara a una complicada final ante el primer preclasificado y número doce del mundo, Tommy Haas. El alemán tuvo que batallar ante Becker en su debut en el torneo y en semifinales ante Brands, ambos partidos a tres sets. El cansancio, sumado a la lesión que lo obligó a abandonar en Australia (aunque ya está recuperado), impidieron que desplegara su mejor nivel, y el local lo supo aprovechar.
La vista fija en la pelota

Un primer set con muchos errores de ambos jugadores que se terminó llevando Cilic, inclinó la balanza para que en el segundo ajustara su juego y se llevara el trofeo. Se notaba que Tommy no estaba al 100% físicamente. En 79 minutos, el croata cerró el partido 6/3 6/4 y demostró que quiere volver a ser el jugador peligroso que nadie quiere enfrentar, más de una vez comparado con Juan Martín Del Potro por su similitud física y de juego, además de nacer apenas con cinco días de diferencia y medir ambos 1.98 metros de altura.


El tenista de 25 años de edad, declaró: "Es agradable estar aquí con el trofeo, sobre todo tras un año que fue difícil para mí. Lo he hecho muy bien durante el torneo y estoy satisfecho de mi estado de forma que es prometedor". El inoxidable alemán de apenas 35 añitos, dejó palabras para analizar: "Felicito a Marin por esta merecida victoria. Volveré a Zagreb el año que viene si sigo jugando al tenis. Me encantaría ganar una vez aquí", anunciando que su estadía en el circuito no será eterna pero que si el físico y la mente se lo permiten, estará presente en Croacia en la temporada 2015. Ojalá que nos pueda seguir regalando ese tenis vistoso que escasea.

El servicio, item mejorado

Tommy Haas sigue muy vigente en un circuito que se vuelve de a poco más longevo. A dos puestos del Top10 y a dos meses de cumplir 36 años, el nacido en Hamburgo no piensa en el retiro y sigue firme en el Top12 a la espera para ingresar al selecto grupo de los diez mejores, lugar que abandonó en 2007 y que no pudo volver a ocupar, por diferentes motivos, entre ellos varias lesiones. Esta fue su 28º final ATP y en semifinales obtuvo su victoria 550, un número que solo es superado en la actualidad por Federer, Nadal, Hewitt y Ferrer. Su sueño de jugar frente a su hija Valentina a buen nivel para que tenga recuerdos de grande de como jugaba su padre, se está haciendo realidad.


El exnúmero nueve del mundo está de nuevo y en Zagerb logró coronarse por cuarta vez (2009-10 y 2013-14). Cilic defendió la corona en su país sin ceder sets y más temprano que tarde volverá al lugar donde estuvo cuando fue sancionado (12º). El título le permitió mantener los puntos conseguidos en 2013 y no ceder posiciones en el ranking, que hoy lo tiene como el 37º del mundo, aunque su juego ofrezca varios escalones más. Curiosamente, Zagreb también fue el lugar donde consiguió su primera victoria ATP con 17 años, en 2006.


Ancic y Cilic, los finalistas en el primer Zagreb ganado de Marin (2009)


Entrenado por el campeón de Wimbledon 2001, Goran Ivanisevic, a tiempo completo, "Mrnja" (apodo que le puso un primo de chico) está en un proceso de mejorar la técnica del servicio, pulirlo y además mejorar los puntos en la red. Y quién mejor que Goran para ese trabajo. Pero Ivanisevic no es una persona más en la vida de Cilic. A los 15 años, Marin se fue de su Medjugorje natal hacia San Remo, a la Academia de Bob Brett (exentrenador de Ivanisevic y Becker, entre otros), recomendado por el hoy entrenador del croata. Así y todo, siendo colaborador hace ya varios años, recién hace unos meses (septiembre) que Bob dio un paso al costado y la responsabilidad pasó a ser 100% de Goran.


Para el nacido en Bosnia fue su título ATP número diez en dieciocho finales disputadas, al menos un trofeo en los últimos siete años de manera consecutiva, nada mal. Algo que llama la atención en su palmarés es la escasa cantidad de finales disputadas en polvo de ladrillo, solo cuatro y una sola ganada. Una rareza porque en juveniles fue campeón de Roland Garros (Nº2 del mundo), y en mayores nunca pudo superar los octavos de final. También fue semifinalista del Orange Bowl en 16 años (perdió con Del Potro).


Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario