Mostrando entradas con la etiqueta Delbonis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Delbonis. Mostrar todas las entradas

11 abril 2016

Argentina es noticia

Veintidós meses pasaron desde el último título argentino ATP en singles. En aquella oportunidad, Leonardo Mayer se había consagrado en Hamburgo. A falta de festejos, no solo se cortó la sequía, sino que se festejó por triplicado. Máximo González y Guillermo Duran rompieron el hielo el sábado cuando se consagraron campeones del dobles en Marrakech. El domingo en Marruecos, Federico Delbonis derrotó a Borna Coric 6/2 6/4. Unas horas más tarde, del otro lado del Atlántico, Juan Mónaco venció a Jack Sock 3/6 6/3 7/5 y triunfó en Houston por segunda vez en su carrera (2012 a Jhon Isner). Tres títulos en la misma semana de competencia, como en los viejos tiempos...

La última vez que dos singlistas argentinos fueron campeones en la misma semana fue en 2009, hace 2639 días (18/1/09 al 10/4/16). En aquella oportunidad, Juan Martín Del Potro fue el mejor en Auckland y David Nalbandian hizo lo propio en Sydney. A lo largo de la historia argentina, seis veces coincidieron campeones durante el mismo fin de semana. La primera vez fue en 1978 cuando Guillermo Vilas se consagró en Hamburgo y José Luis Clerc en Florencia. Cinco años más tarde, en 1983, nuevamente Vilas y Clerc fueron campeones al unísono. Gillermo triunfó en Kitzbuhel y José Luis en Washington.

Las otras dos victorias en conjunto fueron ambas en 2005. Primero lo hicieron David Nalbandian en Munich y Gaston Gaudio en Estoril y tres meses después, Gaudio repitió 'tandem' siendo campeón en Kitzbuhel junto a Coria en Umag. Sin la calidad de "La Legión" ni la jerarquía de Vilas-Clerc, Mónaco y Delbonis volvieron a poner a Argentina en la tapa de todos los medios especializados en tenis del mundo. El triunfo del dobles González-Duran decoró mucho mejor la postal argenta. 75% de los trofeos masculinos ATP en juego fueron obtenidos por argentinos, algo poco común, para destacar en un momento oscilante del tenis argentino.

Marruecos fue copado por argentinos. Máximo Gonazález obtuvo su tercer título en la especialidad (Valencia 2008 y Umag 2015) y Guillermo Duran el segundo (Quito 2016). Federico Delbonis, en singles, conquistó el segundo ATP de su carrera (San Pablo 2014) en su cuarta final en esta categoría (Hamburgo 2013 y Niza 2014). 100% de efectividad. Marrakech, nueva sede del Abierto de Marruecos tras años en Casablanca, volvió a tener campeones argentinos. Guillermo Perez Roldan lo ganó en 1992-1993, Guillermo Cañas en 2001 y Mariano Puerta en 2005. En dobles Horacio de la Peña fue campeón junto al mexicano Jorge Lozano en 1992
Para Delbonis significó ser el número uno argentino en el ranking mundial (36°) muy cerca de su mejor posición histórica (34° en 2014), al borde de quedar preclasificado en Roland Garros, meta a corto plazo que le permitirá sortear grandes rivales en las primera rondas. Para Mónaco es la vuelta al Top100 (86°). 148° ATP la semana pasada, subió 62 puestos, lo que le permitió ingresar al cuadro principal de Roland Garros y probablemente al de Wimbledon, algo fundamental para un jugador laureado como "Pico", a sus 32 años de edad. Recordemos que las lista de entradas (entry list) de los certámenes ATP cierran seis semanas antes de su inicio.

La vuelta de Juan Mónaco al Top100 agrega a un tenista argentino más a la lista. Este lunes figuran siete en el ranking mundial. Federico Delbonis (36°), Leonardo Mayer (45°), Guido Pella (47°), Juan Mónaco (86°), Diego Schwartzman (87°), Facundo Bagnis (89°) y Horacio Zeballos (93°). En cantidad de jugadores Top100, Argentina se encuentra cuarto detrás de España (14), Francia (11) y Estados Unidos (8), potencia mundial en generación de jugadores de elite sin contar con los millonarios presupuestos de los países en cuestión ni la infraestructura tenística pertinente, la lejanía del grueso del circuito, la situación económica y demás vicisitudes...

Estoy muy contento de volver a levantar una copa y agradecido de que mi vuelta al circuito se haya dado...
Posted by Juan Monaco on domingo, 10 de abril de 2016


El título ATP de Juan Mónaco en Houston es el 213 para el tenis argentino y el noveno en su cuenta personal, misma suma que Guillermo Coria y Guillermo Perez Roldan, con el aliciente de que "Pico" alcanzó una final más que ambos coterráneos (21). Superan al oriundo de Tandil en cetros ATPVilas (62), Clerc (25), Del Potro (18), Jaite (12) y Nalbandian (11). Gaudio (8) y Cañas (7) completan el Top10 de los argentinos más ganadores en este nivel de competencia. Además, Juan superó en Estados Unidos a Juan Ignacio Chela en cantidad de victorias ATP (332), cuarto en la historia argentina, detrás de Vilas (929), Nalbandian (383) y Clerc (375).

Durante la semana el tandilense arrastró una molestia en su espalda por la cual fue atendido en medio de la final. “Lo veníamos controlando con pastillas, pero por ahí, los nervios de jugar una final fueron más fuertes y por eso llamé al trainer cuando perdí el primer set, me hizo un tratamiento de dos o tres minutos, tome un par de pastillas más para tratar de calmar el dolor y aguante todo lo que pude", el campeón contó su versión de los hechos. Mónaco viajará a Argentina para descansar y tratar su lesión: "Trataré de ver como está mi espalda, que siento que tengo una pequeña lesión, porque es bastante intenso el dolor. Cuando esté bien de salud, partiré para Europa y competiré".

Daniel Vitale Pizarro

22 julio 2013

Un italiano suelto en Alemania


Las dos caras de la moneda

Que a sus 26 años, Fabio Fognini esté viviendo su mejor momento en el circuito, está más que claro. Pero... ¿que cambios tuvo que hacer en su juego para lograr ubicarse por primera vez en su carrera Top20 (más precisamente 19°) y levantar sus primeros dos trofeos ATP en semanas consecutivas? Jugador talentoso, simple, inestable y problemático, ordenó su patrón de juego y alcanzó en estas semanas no solo su mejor nivel tenístico, sino también mental, algo que durante sus años de profesional le había costado... y mucho.

Fognini decidió contratar a Perlas en 2012, con la intención de dar ese salto de calidad que le permitiese subir en el ranking, ganar títulos y pelear en los torneos importantes. Fabio siempre fue consciente de la manera en que golpeaba la pelota y sus entrenadores también, por lo que al no conseguir los resultados que esperaba, la frustración era doble. Limpieza en sus golpes, ataques desde cualquier punto de la cancha y adaptación tanto al cemento como al ladrillo, el italiano tenía con qué pero no podía plasmarlo dentro de una cancha de tenis. Se desconectaba demasiado durante los partidos y los resultados no llegaban.

José Perlas, el artífice del cambio de Fabio, atento desde la grada.

José Perlas, uno de los más destacados entrenadores del circuito, decía sobre Fognini cuando aceptó trabajar con él: "Lee el juego como si fuera un libro. Su anticipo de dónde irá la próxima pelota es algo especial. Él no tiene que estar siempre corriendo. Y cuando debe hacerlo, es muy explosivo", por lo que el español tuvo que cambiarle principalmente la mentalidad en los momentos importantes de los partidos, además de una preparación física de calidad para que golpeara la bola como sabe, en cualquier lugar de la cancha y durante lo que dure el encuentro.

Su padre Fulvio, al cual Fabio considera muy importante por todo lo que hizo por él en la etapa previa al circuito ATP, contaba sus sensaciones al ver a su hijo en una cancha: "Hay momentos en los que no puedo mirar a mi hijo cuando está en la cancha de tenis. Un segundo está arriba, al siguiente, abajo. Nadie se puede imaginar hacia dónde va Fabio cuando juega tenis". En Roland Garros 2011, antes de contratar a Perlas, accedió por primera vez a los cuartos de final de un Grand Slam luego de un partido maratónico ante Albert Montañes (4h 22m). Tan extenuante fue que no se presentó en CF ante Novak Djokovic.

En ese 2011, Fabio disputó dos Challengers en los cuales cayó en su partido de presentación. Pero todo cambió después de París. Ya con Josep Perlas como entrenador, el despegue del italiano nacido en San Remo se concretó en 2012. Llegó a sus primeras dos finales ATP (Bucarest y San Petersburgo); en Copa Davis junto a Andreas Seppi lograron ingresar al Grupo Mundial tras la victoria ante Chile en el repechaje; y terminó el año como Top45. Los cambios en su juego gracias a Perlas comenzaban a dar sus frutos. Pero en 2013 ya no solo se notó el cambio, sino que fue protagonista en varios certámenes ATP, a falta de medio año tenístico.

Los berrinches de Fabio. Roland Garros, Wimbledon o donde juegue...

Una floja gira asiática de principio de año no impidió que en la gira latinoamericana de polvo hiciera cuartos de final y semifinal en Buenos Aires y Acapulco respectivamente, perdiendo en ambas ocasiones ante David Ferrer, campeón y finalista en esos países. En Montecarlo disputó un gran torneo, para ceder ante Novak Djokovic recién en semifinales. En tercera ronda de Roland Garros estuvo muy cerca de llevarse el primer set ante Rafael Nadal, pero aparecieron los fantasmas del pasado y caería en sets corridos, aunque "Rafa" admitió la dificultad de jugar ante él y de haber tenido que luchar y mucho para poder llevarse el match.

Tanto se hizo esperar el primer trofeo que se dio el lujo de ganar dos títulos en semanas consecutivas. Primero en Stuttgart, al vencer a Haas (11°) en cuartos de final y a Kohlschreiber en la final. Una semana después, en Hamburgo, sería nuevamente el verdugo de Haas en cuartos, de Almagro (15°) en semifinales y del vencedor de Federer, el argentino Federico Delbonis en la final. En el partido por el título, tuvo que levantar tres match points en el segundo set. Acumula diez partidos en fila, todos en Alemania y sobre arcilla.

Stuttgart 2013, smash ante Haas en cuartos de final.

Su actual entrenador, excoach de Agassi, Almagro y Copa Davis español entre otros, declaraba sobre su pupilo: "Tienes que combinar talento no sólo con trabajo duro, sino también con alta calidad de trabajo. El nivel top del tenis es muy alto. Necesitas mucha automotivación del jugador dentro y fuera de la pista. Fabio desea ser un gran jugador. Puede que la gente no piense lo mismo, pero lo leí en él. Y es claro como el cristal".

Fognini: "Soy afortunado de estar con José. Estoy tratando de dar lo mejor para comprender todo lo que él pueda enseñarme. Perlas me entrega mucha experiencia con grandes jugadores. Él es el mejor que puede ayudarme a alcanzar mi nivel. Si él me da un plan de juego, siento que tengo el juego para ejecutar su táctica. Confío en él". Y vaya si la dupla Fognini-Perlas dio resultado. Sin lugar a dudas, el español lo ordenó táctica y mentalmente, optimizó su juego y los resultados no tardaron en llegar. Mérito de Fabio por querer cambiar y mejorar, y de Perlas por pulir al italiano y sacar hasta ahora, lo mejor de sí.

Daniel Vitale Pizarro