Mostrando entradas con la etiqueta Italia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Italia. Mostrar todas las entradas

23 septiembre 2020

El serbio más italiano

Ni la pandemia, ni el bochornoso Adria Tour, ni las críticas por la PTPA ni tampoco el pelotazo involuntario a una jueza de línea en el US Open que le provocó la descalificación del Grand Slam... nada desenfoca a Novak Djokovic. Pareciera que mientras más negativo sea el entorno, mejores resultados obtiene. Ya lo demostró por enésima vez el año pasado en Wimbledon tras levantar dos puntos de partido ante Roger Federer: "Si no tienes el público a favor, hay que crearlo. Me imaginaba que todo el estadio gritaba 'Novak, Novak' en vez de 'Roger, Roger' ". La capacidad mental del serbio para sobreponerse a sus rivales y a situaciones totalmente adversas, no deja de sorprender.

Roma es el Masters1000 en el que mejor se ha desenvuelto a lo largo de su carrera. Campeón en cuatro ocasiones y segundo en otras cinco oportunidades, aterrizaba en Italia luego de perder un invicto de veintiséis partidos en Nueva York y criticado hasta el hartazgo por la prensa y los fanáticos, no solo por el pelotazo indebido sino por una acumulación de errores tanto dentro como fuera de la cancha que fueron generando rechazo en el público. Las rondas pasaban y Novak avanzaba. Sin derrotas antes de cuartos de final en sus catorce participaciones en suelo romano, el único set que perdió fue en esa instancia ante Dominik Koepfer. Semifinalista por séptimo año consecutivo, Djokovic se quitó de encima a Casper Ruud para enfrentarse a Diego Schwartzman en la final.

El argentino venía de ganar el mejor partido de su carrera ante Rafael Nadal y el encuentro más emocionante del torneo frente a Denis Shapovalov. Lo motivación para Diego era inmensa: primera final de Masters1000 ante el N°1 del mundo por un lugar en el Top10. Pero enfrentar a Djokovic en una final de M1000 no es para nada sencillo, sobre todo luego de dos batallas tanto físicas como emocionales en las rondas previas. El empuje del argentino al inicio de ambos sets no fue suficiente y el serbio se recuperó de roturas de servicio iniciales para adjudicarse el torneo. Quinto Roma, treinta y seis trofeos de la categoría y ochenta y un títulos ATP totales, apenas cuatro menos que Nadal...

"El peque" había perdido con "Nole" en semifinales de Roma 2019 en dos horas y media de partido. La final entre ambos de Roma 2020 duró casi dos horas pero a pesar de la derrota, no borró la sonrisa de la cara de Schwartzman: "Rompí una barrera más de esas que uno anota en el libro. Llegar a una final de Masters1000 es una alegría para mi equipo y para mí. Siento que crecí. Para seguir ascendiendo en el ranking tengo que ganar en cuartos y semifinales de estos torneos. Si quiero dar otro paso tengo que repetir semanas como estas y sentirme capaz de hacerlo. El cariño que recibí y la repercusión que hubo no deja de sorprenderme. No es por humildad, pero soy un simple jugador de tenis y es una alegría inmensa que a tanta gente le guste lo que hago".

El campeón reflexionó sobre su presente tenístico y mental en Roma, luego del 'default' en el US Open que tantos dolores de cabeza le provocó: “Tuve muchos altos y bajos durante días, estuve en shock pero creo que tuve una gran semana. Tener un torneo a la semana de que ocurra algo como esto ayuda mucho, te ayuda a olvidar. Sé que no jugué mi mejor tenis pero estoy muy satisfecho y feliz de ganar este título. Lo más positivo es que serví muy bien y encontré mi mejor juego en los momentos decisivos. Cuando necesitaba jugar lo mejor posible, lo hice. Sé que quedan más días en los que puedo seguir elevando mi nivel para Roland Garros porque quiero avanzar lejos en el torneo. Este título me da aún más confianza que es absolutamente necesaria para un Grand Slam”.

287 semanas como N°1 ATP acumula el balcánico, una más que Pete Sampras (286), récord en la cúspide del ranking hasta la llegada de Roger Federer (310): "Sampras fue mi ídolo de la infancia, superar su récord es muy especial para mí. Siempre lo admiré, deseaba ser mentalmente fuerte y resistente como él, especialmente en los grandes torneos y en los grandes momentos. También soy consciente del dato y el récord de Federer como N°1 ATP, sé que puedo superarlo en los primeros meses de 2021. Estoy muy cerca, en una gran posición, sano y jugando bien. Los dos objetivos que tengo como profesional son superar a Roger en Grand Slams y en semanas como N°1. Voy a intentarlo, enfocándome sobre todo en los Majors pero también en Masters1000. Puedo ir más allá".

Párrafo aparte para el tenis italiano. Ocho italianos disputaron la segunda ronda del Masters1000 por primera vez en la Era Abierta, confirmando el gran presente que atraviesa el deporte en este país y el mejor futuro que se augura con tenistas como Gianluca Mager (25 años), Lorenzo Sonego (25 años), Matteo Berrettini (24 años), Jannik Sinner (19 años) o Lorenzo Musetti (18 años). Tradición tenística, materia prima, apoyo de la Federación a jugadores y entrenadores, y torneos Futures y Challengers cada semana dentro del territorio han convertido a Italia en potencia mundial. Nada es casualidad. Y queda demostrado incluso en este 2020 pandémico. Ni lerda ni perezosa, la Federación Italiana de Tenis organizará un segundo torneo puntuable ATP este año en Sardegna, reafirmando la política que adoptó el país transalpino en la última década, apostando por el tenis a mediano y largo plazo.

Daniel Vitale Pizarro

01 julio 2019

Sonego se une a la fiesta


El éxito del tenis italiano de ésta década, pero sobre todo del último lustro, no es algo casual. La infraestructura tenística del país, sembró las bases años atrás para que hoy se puedan ver los resultados. Fabio Fognini (10°) y Matteo Berrettini (20°) son sus mayores exponentes y Lorenzo Sonego el destacado más reciente, pero la lista de campeones ATP, Top100 (6) y Top200 (10) es vasta. Italia apostó por el tenis a mediano/largo plazo y ganó. Pero el compromiso ha sido y es de todos los actores del juego, que trabajaron mancomunadamente para volver a ser potencia mundial. Cuarenta años después, Italia vuelve a ser protagonista en el tenis y lo que viene puede ser aun mejor.


Empecemos por el cambio estructural. La Federación Italiana de Tenis fue incrementando la cantidad de torneos Futures y Challengers. En 2019 se organizarán veinticuatro certámenes ITF y diecinueve Challengers, el país con mayor cantidad de torneos internacionales profesionales de toda Europa. Con una población de sesenta millones de habitantes, los resultados tarde o temprano llegarían. Estas competiciones son la base de un proyecto tenístico ambicioso que facilita enormemente el crecimiento de los jóvenes profesionales que no deben viajar lejos de su casa para dar sus primeros pasos. Menos traslados, menos dinero desembolsado, más oportunidades de competir para todos, más invitaciones a promesas y un incentivo gigante para que los niños comiencen a practicar el deporte.
A las cuarenta y tres competiciones "menores" se le suma un Masters1000, el Masters #NextGen y el Masters Finals a partir de 2021. Un total de cuarenta y cinco torneos del circuito masculino que pertenecen al circuito ATP, una cantidad récord a pesar de que solo Roma da puntos ATP, una deuda pendiente que comenzará a saldarse en 2021. Y la gente responde en las gradas. El Masters1000 de Roma esta temporada batió récords de audiencia en vivo y en TV, en parte por la presencia de Roger Federer y en parte por esta ola de tenistas italianos protagonistas durante todo el año y en todas las superficies. La muestra de ello son los 20 torneos ATP ganados durante la década 2010-2019, solo superado por la época dorada del tenis italiano con 22 trofeos conseguidos (1970-1979).
Pero el éxito generalizado se debe a un conjunto de cosas, que incluye también lo extra deportivo. El canal de TV italiano "SuperTennis" transmite 24 horas de tenis durante los 365 días del año, sin necesidad de pagar un abono extra como sucede en otros deportes. A excepción de los Grand Slams, transmite en directo casi todo el circuito masculino y femenino ATP/WTA. Y no solo tenis en vivo. La programación abarca programas regionales, coberturas de torneos menores, el circuito amateur, beach tennis, pádel, informes sobre actualidad tenística y documentales sobre jugadores o promesas ATP/WTA. La población respira tenis y se siente atraída por este deporte al poder disfrutarlo gracias a la TV, a los torneos disputados a lo largo del país y a los jugadores que cada vez son más.
Otra parte importante del crecimiento del tenis en Italia son los entrenadores. La Federación Italiana de Tenis ha invertido mucho tiempo y dinero en programas de capacitación para mejorar las bases del tenis y por la creciente demanda de practicar la actividad. A eso le sumó, desde 2016, el aporte de Craig O'Shannessy, el gurú de los números aplicados al tenis, que colabora con la FIT dando conferencias y cursos en centros deportivos para ayudar a los entrenadores a desarrollar métodos de entrenamiento más productivos que los tradicionales, que ayudan a la evolución de los tenistas desde pequeños, basado en las estadísticas, los videos y los puntos fuertes/débiles propios y de los rivales. Nada es dejado al azar y el resultado final beneficia a todos.
En ese contexto, durante la gira de hierba previa a Wimbledon se destacaron dos jugadores nacidos en Italia: Mateo Berrettini y Lorenzo SonegoBerrettini fue campeón en Stuttgart y Sonego en Antalya, siendo para ambos su primer título sobre césped y en el caso de Lorenzo, su primer trofeo como profesional. "Es mi primer título y se lo quiero dedicar a mi familia, a mi entrenador y también a todas las personas que me apoyan cada semana en los diferentes torneos. Me gusta mucho jugar en hierba, donde me divierto y puedo ejercer mi tenis con libertad. Estoy ahora listo para Wimbledon y tengo una gran oportunidad para ir subiendo posiciones en el ranking y terminar el año en el mejor puesto posible", expresaba el nacido en Turín hace veinticuatro años.
Sonego explotó tarde. Campeón de dos Challengers y tres Futures previo a arribar a Turquía, nunca dejó de avanzar en el ranking hasta que pudo dar ese salto de calidad que le permitió ser Top100 y a partir del lunes Top50. 107° ATP en enero de este año, solo había ganado cinco partidos a nivel ATP hasta 2019. Seis meses después, su ficha en la página de la ATP dice que es el 46° del mundo, que ganó catorce partidos ATP y que cinco de ellos fueron en Antalya la semana pasada para ganar su primer título, con el agregado de ser sobre césped, una superficie esquiva históricamente para los italianos. Solo Andreas Seppi en 2011 y Matteo Berrettini dos semanas atrás habían logrado ser campeones en pasto.

Daniel Vitale Pizarro

29 abril 2019

Italia está de moda


La década del 2010 será recordada para siempre por el tenis italiano por sus logros afuera y adentro de la cancha. Los éxitos de los tenistas "azzurri" en el circuito ATP fueron capitalizados por la Federación Italiana de Tenis, políticos y empresarios que, ni lerdos ni perezosos, trabajaron mancomunadamente para brindarle al pueblo italiano el mejor tenis del mundo. Al tradicional Masters1000 en Roma y al reciente Masters #NextGen en Milán para menores de veintiún años, se le agregará a partir de 2021 en Turín la Masters Cup, el torneo que reúne a los ocho mejores tenistas del mundo en singles y en dobles.
Italia le ganó la batalla a grandes competidores como Japón, Singapur e Inglaterra. Tokio era el competidor más fuerte de Turín por la historia (sede Masters inaugural ATP 1970) y por lo económico; Singapur contaba con la experiencia de albergar exitosamente durante cinco años al Masters de la WTA; y Manchester, actual sede de un Chalenger sobre césped, era la menos favorita pero no por eso tenía menos posibilidades ya que Gran Bretaña había superado todos los récords de audiencia y espectadores durante los diez años que acumula como anfitrión del certamen en la "Arena O2" de Londres, a falta de dos temporadas para que finalice su contrato.
La ATP quería que el Masters se quedara en Europa por una cuestión de comodidad para los jugadores que terminan su calendario tenístico en octubre/noviembre luego de disputar la gira bajo techo de canchas duras europeas. El dinero muchas veces se impone al sentido común pero esta vez la Asociación de Tenistas Profesionales decidió que el circuito finalice su temporada ATP en Turín (noroeste de Italia) gracias a la Federación Italiana de Tenis y a "Sport e Salute SpA" que colaboraron con el Gobierno de Italia, el Ayuntamiento de Turín y la Región del Piamonte. Pero nada de esto hubiera ocurrido si el tenis italiano no hubiese estado viviendo este momento álgido.

Embed from Getty Images

Andreas SeppiFabio FogniniPaolo LorenziMarco Cecchinato y Matteo Berrettini son los italianos campeones ATP durante esta década. El título más sobresaliente, el conseguido la semana pasada por Fognini en Monte Carlo, y el más reciente, el ganado por Berrettini ayer en Budapest, mismo certamen que un año atrás había coronado a Cecchinato antes de ser semifinalista de Roland Garros. A falta de siete meses para que termine la década, en total los tenistas italianos obtuvieron dieciocho títulos ATP entre 2010 y 2019, la segunda mayor cosecha de trofeos en la historia del tenis de Italia luego de los años '70, la época de oro (22 trofeos).


"Los italianos nos estamos ayudando mucho con nuestros logros. Esto es fantástico para los seguidores italianos y para el deporte italiano en general", declaraba Matteo Berrettini, campeón de dos torneos ATP en menos de doce meses, consciente del gran momento que atraviesa el tenis de su país. El romano de 23 años ostenta su mejor ranking histórico (37°), uno de los seis italianos miembros del Top100. Pero la mayor cantidad de sus coterráneos están en el Top200. Trece son los nacidos a orillas del mediterráneo entre el puesto 101-200, país líder absoluto en cantidad de jugadores allí, único con más de nueve tenistas entre los doscientos mejores del mundo.


Matteo llegó a Budapest con una racha de cinco derrotas consecutivas en el circuito ATP pero con un título Challenger en medio de esas caídas, en Pheonix (Arizona), con buenas victorias ante tres Top100: "No estaba ganando demasiados partidos en el año y creo que la clave esta semana fue mi servicio. También mejoré mucho mi revés. Mi golpe de derecha, especialmente sobre polvo, es una buena arma. Pero durante el torneo, mi revés y mi servicio me ayudaron mucho". A pesar de ganar dos títulos ATP, recién en Hungría obtuvo más victorias que derrotas ATP (30-29), lo que marca su poco rodaje en el circuito en comparación a su alta efectividad en finales.

Daniel Vitale Pizarro

30 julio 2018

El tenis italiano vive

Una publicación compartida de Matteo Berrettini (@matberrettini) el

Los años '70 fueron la década dorada del tenis italiano. Adriano Panatta (4°), Corrado Barazzutti (7°) y Paolo Bertolucci (12°) fueron los líderes de una generación de tenistas que consiguió la única Copa Davis en su historia en 1976. Ese mismo año Panatta ganó Roland Garros, único Grand Slam italiano en singles (Era Abierta). Pero el mejor tenista italiano de la historia fue exitoso en las décadas del '50 y '60, cuando el deporte era Amateur. Nicola Pietrangeli fue campeón de Roland Garros 1959-1960, finalista 1961 y 1964, campeón en dobles 1959 y finalista en dobles en París 1955 y Londres 1956. Además tiene el récord absoluto de victorias totales en Copa Davis (120) y en singles (78). Una leyenda.

Embed from Getty Images

Italia tuvo que esperar hasta la década 2010 para volver a sentirse protagonista en el circuito ATP. Andreas Seppi (18°), Fabio Fognini (13°) y las revelaciones de 2018 Marco Cecchinato (22°) y Mateo Berrettini (54°) le dan un respiro al aficionado del deporte blanco. Seppi acumula tres títulos ATP en ocho finales disputadas y Fognini siete trofeos sobre dieciséis definiciones, más un título de Grand Slam junto a Simone Bolelli (Australian Open 2015). A los referentes italianos de los últimos años, ésta temporada se le sumaron Cecchinato (campeón Budapest y Umag) y Berrettini, reciente campeón en Gstaad, el más joven de los cuatro.

Mateo, al igual que Marco, habían disputado un puñado de partidos ATP antes de 2018, sin victorias, todas obtenidas esta temporada. Berrettini jugó 24 partidos ATP (12-13) y Cecchinato 42 (19-13). En Gstaad, Mateo no perdió ningún set camino a su título debut y derrotó en la final a Roberto Bautista Agut (17°) en lo que fue su primera victoria ante un Top20 en su carrera. A los 22 años se ubica 54° ATP, su mejor posición histórica y habilitado para disputar los cuadros principales de todos los torneos posteriores al US Open. Pero su idilio con el país vecino no quedó ahí porque también se quedó con el torneo de dobles junto a su compatriota Daniele Bracciali (40 años). Semana perfecta.
52° ITF como junior, sin buenos resultados en Grand Slams, la progresión del nacido en Roma fue paulatina y sin altibajos. Berrettini disputó cuatro finales Futures (2-2) y siete en Challengers (2-5) entre 2015 y 2018, año del salto de calidad. Entrenado por Vincenzo Santopadre, en su debut en Roland Garros (segundo GS disputado) alcanzó la R3 antes de caer en cuatro sets ante Dominic Thiem (8°), finalista de la edición. 196cm de altura le aportan potencia a su juego, acorde con la nueva camada de tenistas que busca desplazar a los treintañeros que insisten en perpetuarse en los puestos de vanguardia del ranking.


"Por supuesto que soñé con algún día ganar un título ATP, pero estaba muy lejos. Cuando comienzas una carrera tienes que pensar en las cosas pequeñas para alcanzar y el año pasado gané mi primer título Challenger. Ahora estoy aquí con un trofeo ATP en singles y otro en dobles, una buena prueba para mi físico, estoy muy feliz. Durante toda la semana serví muy bien (no sufrió quiebres), creo que jugué el mejor tenis de mi vida pero realmente no se como encontré el éxito tan rápido. Practicando duro todo es posible", aseveraba un sorprendido italiano que deberá cambiar su calendario y recalibrar sus objetivos de cara al último tercio de la temporada.


"Es increíble. Estoy muy contento con lo que estoy haciendo y muy orgulloso de mi familia y mi equipo. Realmente estoy disfrutando lo que estamos haciendo juntos. Me divierto con mis entrenadores y con toda mi familia, ese es el tipo de vida que me gustaría vivir. Mi familia siempre me ha estado apoyando. Han viajado conmigo a muchos torneos que no fueron tan agradables y ahora ven que estoy aquí jugando en los hermosos Alpes suizos. Esta semana vine sin mi entrenador y traje a mi novia y a un amigo. Funcionó muy bien, tal vez debería hacer esto más a menudo. ¡Solo bromeaba!", se abre ante los micrófonos Mateo, que valora la conseguido y lo disfruta, por el camino recorrido para llegar a la elite del tenis profesional siendo la misma persona de siempre.

Daniel Vitale Pizarro

06 febrero 2017

Italia amargó la fiesta



Un fin de semana atípico se vivió en el Parque Sarmiento. Argentina volvía a disputar la Copa Davis con la Ensaladera de Plata en su poder por ser el campeón de la edición 2016. El rival era el mismo de cuartos de final de la temporada pasada, pero de local. Italia, con el equipo completo, llegó a Buenos Aires: FogniniSeppiLorenzi Bolelli, los mismos nombres de los últimos años. Del lado argentino las ausencias estuvieron a la orden del día. Sin Del PotroDelbonisZeballos y con Schwartzman en el equipo, lesionado, el equipo capitaneado por Orsanic afrontó la serie diezmado pero a vender cara su derrota. BerlocqMayer Pella completaban el conjunto albiceleste.

El jueves en el sorteo ya se supo que Fognini no disputaría el singles el viernes por una gastroenteritis mal curada, para cuidar su físico para el resto del fin de semana. Lorenzi Seppi fueron los elegidos por Barazutti, capitán histórico italiano. Argentina tampoco contó con Schwartzman (lesión) ni Mayer (padre primerizo) para el viernes y los singlistas fueron Berlocq, convocado a último momento, y Pella, sin pretemporada y agotado mentalmente tras el título de Copa Davis, que acudió a esta serie por pedido exclusivo del capitán a pesar de haberle comunicado que no estaba al cien por cien para afrontar este compromiso.

Primer punto de la eliminatoria, Guido Pella no opuso resistencia ante Paolo Lorenzi. Error tras error, el argentino nunca pudo meterse en el partido y el italiano lo aprovechó. Contrariado con su tenis, Pella dejó una mala imagen ente un jugador en los papeles de menor jerarquía. El segundo punto lo disputaron Carlos Berlocq Andreas SeppiCharly no está en su mejor momento pero siempre en Copa Davis da un plus. Batalló y forzó al italiano hasta el tiebreak del cuarto set, pero ahí se quedó. 2-0 el viernes para Italia, el peor panorama para los locales de cara a un sábado con más dudas que certezas por el nivel y por la conformación de la pareja.

Finalmente Daniel Orsanic se decidió por Leonardo Mayer junto a Carlos Berlocq. Y la pareja respondió. En un vibrante partido vencieron a Simone Bolelli y Fabio Fognini en cinco sets, incluso levantaron un match point en el cuarto set. La remontada era posible. Los italianos como doblistas habían sido Top8 ATP y campeones del Australian Open en 2015 por lo que la victoria resonó en el ambiente tenístico. El público hizo todo lo posible dentro de la legal (y quizás más también) para alentar a su selección. El ambiente en el calor de Buenos Aires fue importante a la hora de inclinar la balanza en un partido tan parejo en lo tenístico.

Llegó el domingo. La ilusión del último campeón por revertir un 0-2 por primera vez en la historia argentina estaba intacta. Difícil por donde se la viera. Berlocq pasó de estar afuera del equipo a ser el estandarte, el salvavidas de la serie. Como es habitual, "Charly" entregó todo y más para derrotar a Lorenzi en un partido con más actitud que tenis. Interrupciones varias por el mal clima agregaron suspenso a la definición que se estiró hasta el quinto punto el lunes, por falta de luz. La épica aun era posible y "Hulk" Berlocq le permitió soñar a un país y pensar en los cuartos de final y no en el repechaje de septiembre.

Era el turno de Pella, de revertir la actuación del viernes, de consagrarse como jugador copero y de darle el pase a la siguiente ronda al equipo argentino. Dos sets a cero casi sin errores ante un Fognini plagado de errores no forzados, rabietas y sin aparentes ganas de correr en la cancha, encaminaban la victoria albiceleste. Pero el partido recién había empezado para el talento de San Remo. Fabio se activó, empezó a mover las piernas y dejó de fallar pelotas absurdas. Dotado de un tenis brillante, con la soga al cuello se acordó de jugar y dio vuelta un partido casi perdido. Casi, porque a partir del tercer set todo fue del visitante, que hasta se dio el lujo de discutir con el público.

El bahiense se retiró del estadio ovacionado y con lágrimas en los ojos. Más tranquilo pero con la misma bronca y decepción, en conferencia de prensa dijo: "Jugué bien pero él estuvo muy lúcido. En todos los años que llevo jugando he visto muy pocas veces los tiros que ha hecho Fognini en momentos en los que nadie se atrevería. Intenté desbordarlo en todo momento, tuve oportunidades pero no las pude concretar. Me duele en el alma no haber podido ganar pero así es el deporte". La jerarquía del italiano bastó para llevarse el partido decisivo y meter a Italia en cuartos de final, instancia en la que enfrentará a Bélgica.

Sin la contundencia de Mar del Plata 2014 pero con el mismo resultado final, Italia venció nuevamente a Argentina como visitante en una primera ronda de Copa Davis y lo mandó al repechaje, al último campeón, que vendió cara su derrotado llevando la serie hasta el quinto set del quinto punto. Pella no ganó pero dejó otra imagen, dejó todo como suele decirse en Argentina y eso el público lo valora. Los espectadores despidieron ovacionado al equipo argentino del Parque Roca mostrando memoria por lo obtenido en 2016 y por la entrega física y emocional de los jugadores durante el fin de de semana. Septiembre, Argentina te espera.

Daniel Vitale Pizarro

07 marzo 2016

A cuartos de final



Los hermanos Murray con el capitán británico (Leon Smith)

La Copa Davis es una competición especial. Jugadores inferiores han logrado hazañas bajo este modo de competencia. La localía es lo más influyente. Jugar en tu país con el apoyo de tu gente, alentando por el país, no se ve en ningún torneo del circuito. La elección del estadio, de la superficie, de las pelotas y demás, son ventajas que los locales deben sacarle el máximo provecho para complicar (dentro de lo legal) a los que visitan el país anfitrión de la serie. Además el desgaste emocional es otro comparado con los torneos convencionales, en un circuito cada vez más exigente y colmado de viajes, cambios de superficies, climas distintos y otras vicisitudes.

En la parte alta del cuadro se encontraban Gran Bretaña, último campeón, contra Japón. Tres Top10 en primera ronda: Andy Murray  (2°) y Kei Nishikori (6°) en singles, Jamie Murray (2°) en dobles. Lo británicos recibieron a los japoneses en Brimingham, sobre cemento indoor. La serie no tuvo sorpresas pero si un cuarto punto reñido de casi cinco horas de duración (4h 54m). La remontada de un 0-2 de Kei no alcanzó. El primer enfrentamiento ante un Top10 para Murray en Copa Davis fue un calvario, pero lo pudo superar para darle el pase a cuartos de final a su nación. Fue el triunfo número catorce consecutivo entre singles y dobles en esta competencia para el número dos del mundo.
Argentina tuvo que viajar a Polonia, a un territorio hostil y en una superficie no homologada por ITF. Contra el frió imperante, la superficie y sin Juan Martín Del Potro, se las arregló para sacar una serie que empezó con el pie derecho cuando Jerry Janowicz se bajó el día del sorteo. Sin jugadores en el Top100 en singles, Polonia solo apostaba a la heroica. Leonardo Mayer y Guido Pella ganaron los tres puntos que le permitieron festejar a los capitaneados por Daniel Orsanic, a pesar de caer sin ofrecer resistencia en el dobles. Polonia maquilló un 2-3 luego del quinto punto "para cumplir" que vio caer a Renzo Olivo por segunda vez en el fin de semana, lo que no dejó de ser una experiencia inolvidable en su debut en Copa Davis.

Djokovic pudo con los kasajos y Rosol cerró la serie complicada ante Alemania

La sorprendente Kazajstán sigue dando que hablar en el Grupo Mundial desde su ascenso en 2011. Tuvo contra las cuerdas a la Serbia comandada por Novak Djokovic, de visitante. La sorpresa ocurrió en el dobles, cuando la pareja olímpica para Rio 2016 Djokovic/Zimonjic cayó ante Golubev/Nedovyesov. El cuarto punto, al igual que Gran Bretaña pero con un rival de mucho menos calibre, duró casi cinco horas. Djokovic tuvo que esforzarse al máximo para derrotar en cinco sets a Mikhail Kukushkin y dejar todo en manos de Viktor Troicki, que se deshizo de Aleksandr Nedovyesov en sets corridos y escaparle a la eliminación. Murray y compañía deberán viajar a Serbia en cuartos de final.

República Checa ganó una serie muy dura de visitante contra Alemania. Tomas Berdych y Philipp Kohlschreiber igualaron el marcador el viernes. La pareja Berdych/Stepanek (18 meses sin jugar juntos) aumentó su récord a 16-2 al derrotar a Kohlschreiber/Petzschner, victoria N°50 para Tomas en la competencia por equipos. El cuarto punto generó altas expectativas por su recorrido como profesionales y el nivel de ambos jugadores, especialmente esa semana. Pero la lesión de Berdych en el abductor derecho (3/6 5/7) puso todo en manos de Lukas Rosol, de gran partido el viernes. El checo vapuleó al joven alemán Alexander Zverev en sets corridos y la alegría fue de los visitantes.

Los franceses festejaron bailando "Saga Africa"

Italia y Francia fueron las únicos dos países de primera ronda que barrieron sus series 5-0. Los italianos superaron a Suiza sin Roger Federer ni Stan Wawrinka y los franceses derrotaron a Canadá, sin Milos Raonic ni Daniel Nestor. Las bajas de los visitantes dejaron servida la victoria para los locales. Francia contó en sus filas con cuatro Top20 (TsongaGasquetMonfils Simon), la mejor formación posible de los dieciséis equipos participantes, e Italia, sin Fabio Fognini, contó con cuatro Top100 (SeppiLorenziBolelli Cecchinato). Italia se verá las caras con Argentina de local y Francia hará lo propio con República Checa, de visitante.

Thanasi Kokkinakis lesionado y Nick Kyrgios baja a último momento, obligaron al capitán australiano a autoseleccionarse para completar la nómina en la serie ante Estados Unidos. Hablamos de Lleyton Hewitt, retirado meses atrás en el Australian Open. El exnúmero uno salió al césped australiano el sábado junto a John Peers con la serie empatada en uno, y casi dan la sorpresa ante los hermanos Bryan (1°) tras cinco disputados sets. El cuarto punto enfrentó a Bernard Tomic vs John Isner y el gigante norteamericano disparó 49 aces, uno a 253 km/h (récord de la competición) para darle el pase a cuartos de final. Estados Unidos se llevó el duelo más disputado de la historia (26-20).

Isner sacó a la perfección. La inclusión de Hewitt a último momento casi dio sus frutos

Bélgica, finalista de la última edición, sin Steve Darcis como ladero de David Goffin pero en condición de local, llegó al domingo con vida gracias al propio Goffin que pudo con Borna Coric y Marin Cilic el viernes y el domingo. Pero poco pudo hacer Kimmer Coppejans en sus singles y Ruben Bemelmans como compañero de dobles de David. Ivan Dodig (7° en dobles) junto con Skugor pusieron en "jaque" a los belgas que vieron como Coric (19 años, 47° ATP), como en el repechaje del Grupo Mundial, volvía a ser la pieza clave en una eliminatoria de Copa Davis. Croacia en cuartos de final deberá enfrentar a Estados Unidos en Norteamérica.

Daniel Vitale Pizarro