12 enero 2022

El dúo dinámico

Mientras Novak Djokovic resolvía su problema con la justicia australiana; Rafael Nadal ganaba su 89° título ATP en Sidney; y Gael Monfils volvía de la cenizas por enésima vez en su carrera para ganar el 11° trofeo como profesional, Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime comandaron a Canadá hacia su primer título como país en una competición oficial por equipos, la ATP Cup. A dos semanas del inicio del Australian Open, la mayoría de los mejores tenistas del mundo participan en alguno de estos tres certámenes a modo de preparación para el primer Grand Slam de la temporada.

Para nada sencilla fue la obtención de la tercera edición de la ATP Cup para Canadá. A punto estuvo el país norteamericano de no presentar equipo en la competición. Shapovalov positivo de coronavirus el veintiséis de diciembre y Steven Diez en Canadá a la espera de su resultado negativo de Covid-19, la delegación de 'Tennis Canadá' llegó con lo justo para el inicio del torneo. El capitán alistó a 'Shapo' para el dobles del primer encuentro, arriesgando al zurdo tras recuperarse del Covid, una jugada no funcionó: 3-0 de Estados Unidos. Ya con el equipo completo, el verdugo le tendió una mano. USA perdió sus siguientes encuentros y le abrió la puerta a Canadá para clasificar a semifinales.

Entre los cuatro mejores del torneo, lo más difícil estaba por venir. Rusia era el escollo en semifinales y España en la final. Felix y Denis se pusieron el equipo al hombro y derrotaron a Medvedev y compañía el sábado y a los españoles Carreño Busta y Bautista Agut el domingo, una especie de 'revancha' de la final de la Davis 2019. Una semana de locos para los canadienses que pasaron de estar al borde de no presentar equipo, a punto de quedar eliminados en la fase de grupos y a un par de puntos de caer en el supertiebreak del dobles decisivo ante Rusia, a campeones del certamen con una actuación sólida en la final contra España, despejando todas las dudas que tuvieron durante la semana.

"Tantas cosas tenían que salir a nuestro favor… Fue muy difícil para nosotros perder 3-0 el primer día, así que necesitábamos que Estados Unidos perdiera, y lo hicieron en un partido loco. Parecía como si las piezas estuvieran encajando. Realmente espero que se haya podido ver en Canadá, estoy seguro de que así fue. Y espero que haga creer a todos que también somos un país de deportes de verano. Solo espero que muchos niños comiencen a agarrar raquetas después de vernos competir", explicaba ante la prensa Denis Shapovalov, el sube y baja de emociones que vivieron desde el primer día hasta el último.


En sintonía con su amigo y compañero de equipo, Felix Auger-Aliassime destacó el espíritu de lucha de todos y espera haber podido darle una alegría al público de su país en este momento tan delicado para el mundo: “Al estar tan cerca de caer eliminados en la fase de grupos y luego salir adelante, conectas ese modo de supervivencia y creo que lo hemos mantenido hasta el día de hoy. A medida que avanzaba la semana, jugamos algunos partidos realmente buenos. La confianza y la fe nunca desaparecieron. Realmente, espero que esto inspire a los niños y a la gente en casa en estos tiempos difíciles. Muchas ciudades han vuelto a cerrarse. Espero que esto les ponga una sonrisa en la cara y les dé un poco de apoyo y esperanza, y luego inspire a la próxima generación”.


Milos Raonic, Vasek Pospisil, Eugenie Bouchard, Bianca Andreescu, Denis Shapovalov, Felix Auger-Aliassime, Leyla Fernandez y la lista seguramente seguirá... Canadá se ha tomado en serio al deporte de la raqueta y los resultados están a la vista del mundo. Apoyados por una Federación seria, los dos proyectos más atractivos son Auger-Aliassime y Shapovalov. Consolidados entre los mejores del mundo, el rubio y el moreno forman una dupla explosiva. Mismo país, prácticamente la misma edad, gran relación personal entre ellos y miles de experiencias vividas juntos desembocaron en este gran presente y mejor futuro del dúo dinámico canadiense.

Compañeros desde muy pequeños en los circuitos para menores de edad, solo han mejorado con el paso de los años, casi siempre en tándem. Campeones de la Junior Davis Cup y del US Open Junior (dobles) en 2015; campeones de Wimbledon (Shapovalov) y el US Open (Auger-Aliassime) Junior en individuales y números dos del mundo Junior en 2016; finalistas de la Copa Davis 2019; y campeones de la ATP Cup 2022. En medio de todo eso y sin haber cumplido veintitrés años, ambos fueron Top10 ATP y semifinalistas de Grand Slam. Presente y futuro asegurado para un país que deberá acostumbrarse a escuchar más a menudo la palabra tenis en los medios de comunicación.

Daniel Vitale Pizarro

09 diciembre 2021

El año ruso


Mientras el mundo del tenis habla del boom del tenis italiano, de la eclosión del tenis canadiense o de como Kazajistán se convirtió en una amenaza en la Copa Davis en los últimos años, en silencio y con jugadores de altísimo nivel, el tenis ruso dio que hablar en el 2021 ganando prácticamente todos los títulos posibles del circuito profesional masculino. ITF World Tennis Tour, Challengers, ATP250, ATP500, Masters1000, Grand Slam, Medallas olímpicas, ATP Cup y Copa Davis, todo gracias a cuatro jugadores que coleccionaron todos esos trofeos para Rusia en los últimos doce meses: Daniil Medvedev (2°), Andrey Rublev (5°), Aslan Karatsev (18°) y Karen Khachanov (29°).
Desde la disolución de la Unión Soviética (1991), Rusia ha sido siempre protagonista en el circuito principal con jugadores que han puesto en la más alto a su país. Yevgeny Kafelnikov, Marat Safin y Nikolay Davydenko fueron los principales exponentes de los años noventa y dos mil, ganando todo lo posible e incluso alcanzando el N°1 ATP. Esta nueva generación de tenistas rusos pretende ir un paso más allá que la anterior. A Medvedev, Rublev y Khachanov les falta el N°1 ATP y la medalla dorada olímpica ya que todo lo demás fue conseguido por alguno de los tres. El punto a favor de estos últimos es su edad ya que ninguno supera los veinticinco años, por lo que su futuro es muy promisorio.


Las Finales de la Copa Davis 2021 se presentaban con modificaciones en relación a la edición debut de 2019 luego de la reestructuración que sufrió la competición tras la asociación con el grupo Kosmos. Dieciséis equipos en tres sedes diferentes (Madrid, Innsbruck y Turín) con semifinales y final a disputarse en el 'Madrid Arena' durante once días fue el formato elegido para mejorar la competencia para jugadores y aficionados. A pesar de las mejoras en la organización como el formato multisede y la extensión de los días de competencia, tuvo fallas repetidas de la última edición como el orden de los partidos, los horarios de las series y el sistema de clasificación a decidirse con una calculadora.
Daniil Medvedev se mostró a favor de la nueva Copa Davis, en contra de varios de los jugadores más representativos del circuito que pedían un cambio pero no tan radical: "Todo tiene que cambiar en algún momento. Para mí es complicado hablar de la Copa Davis porque la he jugado solo dos veces. Jugué en Serbia, y bueno, de hecho, jugué cuatro veces pero solo dos en el Grupo Mundial. Puedo decir que para todos nosotros ha sido muy importante ganar aquí. Esto sigue siendo la Copa Davis. Novak ha estado aquí jugándola. Rafa la ganó la última vez. No importa el formato, los mejores jugadores del mundo están felices de poder representar a su país".
Campeones de casi todo, incluso de la Copa Davis Junior (menores de dieciséis años), Rusia no solo triunfó en la rama masculina, sino que fue campeona femenina de la Billie Jean King Cup (ex Fed Cup) y semifinalista de la BJKC Junior, un dominio casi absoluto en las competiciones por equipos del tenis, sea en varones, mujeres o Juniors. Parece que a los rusos no le afectó la sanción por dopaje (17/12/2020 - 16/12/2022) que les imposibilita representar directamente a su país, motivo por el que vimos las siglas de la Russian Tennis Federation y banderines con el logo de la RTF en vez de la bandera y el nombre del país soviético.


Andrey Rublev dejó bien en claro el porqué de los buenos resultados como equipo, basándose principalmente en lo humano por sobre lo deportivo: "Las competiciones por equipos son siempre especiales. Aquí en la Copa Davis o en los Juegos Olímpicos pasamos mucho más tiempo juntos, algo que no suele ocurrir normalmente. Aquí tenemos que desayunar juntos, comer juntos, pasar tiempo juntos. Hay cosas especiales que normalmente no nos damos cuenta que no hacemos. En estos torneos, te dan la oportunidad de poder hacerlo. Son enormes sensaciones, te brindan muchísimos grandes recuerdos. Esto es realmente lo más importante".

Daniel Vitale Pizarro

08 diciembre 2021

La "nueva" Davis

Podcast 'Golden Slam', episodio 02x14



Daniel Vitale Pizarro
@otradoblefalta - @IMI19_

23 noviembre 2021

Maestro de los maestros

La edición número cincuenta y dos de la Copa de Maestros cambiaba de sede. Luego de doce años en Londres, Italia tomaba la posta dejada por Gran Bretaña para albergar el torneo durante al menos cinco temporadas en Turín, en el lujoso Pala Alpitour. La Federación Italiana de Tenis no podrá reprocharse nada cuando finalice 2021 tras haber organizado once M15/M25, veinticinco Challengers, dos ATP250, un M1000, ambos Masters y las Finales de Copa Davis, con las cuentas pendientes de poder tener un ATP500 y de reflotar la serie de ITF M15/25 en Santa Margherita di Pula, sede que en 2019 organizó once eventos.
De los cuarenta eventos en suelo italiano, el más importante de todos era el Masters en Turín. Exclusivo para los ocho mejores jugadores de la temporada, el gran presente del tenis italiano en lo organizacional también se vio reflejado en las pista con Matteo Berrettini clasificando como siete del mundo, sexto en los últimos doce meses de competencia debido al desfasaje por el congelamiento de puntos pospandemia. Tener un representante local que se ha ganado su lugar por resultados y no por invitación es un privilegio y que el primer suplente también sea italiano y que pudiera debutar, era demasiado pedir para el país organizador.

Las lesiones de Matteo Berrettini y Stefanos Tsitsipas permitieron que debutaran dos jugadores más además de Hubert Hurkacz y Casper Ruud: Jannik Sinner y Cameron Norrie. Una de las sensaciones de la temporada tuvo su recompensa en su país natal. Sinner, predestinado a ganarlo todo en el mediano plazo, hizo delirar a la grada ganando un partido y teniendo dos 'match points' ante Daniil Medvedev. El fervoroso público italiano, agradecido de recibir a las mejores raquetas del tenis mundial con el agregado de que dos nacieron en su territorio, le puso color y calor a los diferentes encuentros durante los ocho días de competición, una experiencia diferente tanto para jugadores como para aficionados.


Llegaban las semifinales y con ellas el favoritismo de Novak Djokovic para llevarse el trofeo que ganó cinco veces pero que no levanta desde 2015. El serbio, como en los Juegos Olímpicos, no pudo derrotar a Alexander Zverev que lo privó, como en Tokio, de disputar una final importante. Del otro lado del cuadro, la sorpresa Casper Ruud enfrentaba a Daniil Medvedev. El ruso sorteó al noruego con facilidad en un torneo al que llegó como vigente campeón y con un invicto de 9-0 antes de la final. La definición por el título sería entre el número dos y el número tres del mundo.


Zverev acumulaba cinco derrotas consecutivas ante Medvedev, incluyendo la sufrida días atrás en la fase de grupos del Masters. Sin margen de error, el alemán salió a pista con un plan diferente y su estrategia funcionó a la perfección: "Se vio que había un plan de juego, ¿verdad? Creo que, cuando te mides a Daniil, si le dejas entrar en pista en muchos intercambios, lo vas a tener muy difícil, porque es uno de los mejores jugadores del mundo desde el fondo de la pista. Cuando te enfrentas contra él necesitas tomar el control de los puntos. Hoy lo conseguí, y está claro que por eso todo funcionó muy bien para mí". ¿El premio? Ser campeón de las Finales ATP por segunda vez en su carrera.
Líder en títulos (6) y victorias (59) en 2021, Zverev concluyó una temporada fantástica. Campeón en Acapulco, Madrid, Juegos Olímpicos, Cincinnati, Viena y el Masters (invicto en finales), "Sascha" terminará el año como número tres del mundo con un solo objetivo por delante para 2022: ganar un Grand Slam. A un puñado de puntos estuvo de ganar el US Open 2020 y a dos partidos ésta temporada en Roland Garros y el US Open, Alexander tiene claro en lo que enfocarse la temporada siguiente: "En cierto modo he triunfado en prácticamente cada nivel en el circuito. Solo me falta uno. Espero que pueda triunfar en él el próximo año".

Daniel Vitale Pizarro

08 noviembre 2021

#NextGenFinals

 Podcast 'Golden Slam', episodio 02x13


 
Daniel Vitale Pizarro
@otradoblefalta - @IMI19_

26 octubre 2021

La inagotable cantera

Sebastián Báez no se olvidará fácil del 2021. Nadie en la historia del ATP Challenger Tour (1978-2021), la segunda categoría en importancia del tenis mundial, ha ganado cinco Challengers en ocho finales disputadas en una temporada antes de cumplir veintiún años de edad. Campeón en Concepción (Chile), Santiago I (Chile), Zagreb (Croacia), Santiago III (Chile) y Buenos Aires (Argentina) y finalista en Bratislava (Eslovaquia), Kiev (Ucrania) y Santiago II (Chile), la actualidad del argentino es brillante. 112° ATP y noveno en la 'Carrera a Milán', Báez tiene muchas posibilidades de ingresar al Masters #NextGen y de finalizar el año como Top100.

"No sé a cuántos puntos estoy del Masters. Sería lindo entrar, pero no es un objetivo. Tampoco apunto a terminar la temporada como Top100. Ojalá que se de. Mi presente es consecuencia del trabajo que venimos haciendo desde hace varios años. Es trabajo duro, todos los días, estando muy atento a los detalles, siendo muy profesional y siempre pensando en qué se puede mejorar. Con mi entrenador no pensamos en qué ranking podemos alcanzar o qué logros podemos conseguir. Cuando perdemos, analizamos qué pasó y empezamos a pensar en el otro torneo. Y si ganamos, vemos qué hicimos mal para hacerlo de otra manera, así trabajamos", contaba Sebastián Baez ante la prensa, con los pies sobre la tierra, enfocado en ser mejor día a día.

La progresión del bonaerense es ilusionante de cara al 2022 pero de ninguna manera es una sorpresa para los seguidores del tenis argentino. Sebastián desde muy pequeño se destacó entre los mejores del mundo. Su primer gran impacto mundial fue el título en el Orange Bowl Sub16 en 2015 con catorce años. Dos años después sacaba sus primeros puntos ATP mientras disputaba el circuito ITF Junior. En 2017 finalizó 9° ITF Junior con 16 años. N°1 ITF Junior en marzo 2018 tras ganar el Banana Bowl y la Copa Gerdau en Brasil tanto en individuales como en dobles, en junio perdió la final de Roland Garros y en agosto fue campeón en dobles de los JJOO de la juventud en Buenos Aires.

Entrenado por José Luis Clerc entre 2010-2014, en 2015 inició su camino junto a Sebastian Gutierrez, su actual entrenador: "Yo confío mucho en Sebastián, para mí Seba es todo. Lo resumo en esa única palabra. Él estuvo a mi lado desde que empecé a jugar. Fui N°1 Junior con él al lado; también estuvo conmigo cuando estábamos sin puntos ATP y ahora. Sin él no hubiera llegado adonde estoy. Todo esto lo logramos juntos. Y eso, sumado al profesionalismo con el que trabajamos, hace que todo se esté acomodando cada vez más, lo mental y lo tenístico. Siempre tuvimos una gran química, la pasamos genial. Tener este vínculo con un entrenador es difícil y yo tengo la suerte de tenerlo".


El 2019 fue el año de los Futures, el de transición del mundo Junior al profesional. Cuatro títulos en seis finales entre ITF M15 e ITF M25 (denominación de los antiguos Futures) terminó la temporada dentro del Top400 (398°). Pandemia de por medio en un 2020 extraño y difícil para todos, mucho peor para los jóvenes con rankings bajos y sin grandes sponsors, ganó un M15 antes del parón por Covid y perdió una final en un M25 tras la reanudación del calendario ATP/ITF. Con la incertidumbre de cómo sería su hoja de ruta en 2021 por restricciones pandémicas, torneos cancelados y demás vicisitudes, el 2021 le tenía guardado una sorpresa tan grata como merecida.

Probablemente la explosión de Sebastián Báez en 2021 no hubiera sido posible así de rápido de no ser por el "Circuito Dove Men+Care Legión Sudamericana". El proyecto ideado por Horacio de la Peña durante la Pandemia vio la luz en marzo con un rotundo éxito de participación sudamericana, principal motivo de la realización de estos torneos en la región. 36 torneos profesionales organizados en nueve países: doce Challengers, doce ITF M15/M25 masculinos y doce ITF W15/W25. La lejanía de Sudamérica con Estados Unidos o Europa limitó siempre el desarrollo de los tenistas sudamericanos obligando a los aspirantes a profesionales a mudarse a esos continentes durante muchos meses al año para abaratar costos y poder competir en 'igualdad de condiciones' con los demás.

"Quiero que piensen en todos esos chicos que están viajando por el mundo solos, durmiendo en hoteles, festejando cumpleaños lejos de casa, haciendo esfuerzos inhumanos para conseguir ese punto ATP y justificar los esfuerzos de las familias sudamericanas. El esfuerzo de las empresas privadas como Dove y de las federaciones... hay que pensar en ellos, están haciendo historia en el deporte. Padres, entrenadores y chicos que no me conocen me dicen gracias. Es muy lindo, más aun cuando escuchás historias de jugadores y padres que han gastado fortunas o de la cantidad de chicos que se retiraron porque no tuvieron esta oportunidad. Son historias increíbles. Ese es el motor, el empuje que necesitás para seguir trabajando", declaraba emocionado el mentor del circuito, 'el pulga' De la Peña.

Daniel Vitale Pizarro
@otradoblefalta