9 de diciembre de 2013

Una "Torre" en medio del "Bosque"


Risas y camaradería en La Plata

“Recibimos con un fuerte aplauso a ¡Juan Manuel Del Potro!”. Así, con el furcio de la presentadora Valeria Archimó en el micrófono, arrancó la noche en el estadio de Gimnasia y Esgrimade La Plata, en el Bosque platense. Juan Martín Del Potro y Lleyton Hewitt entretuvieron a los casi diez mil espectadores durante la hora y veinte minutos que duró el espectáculo que concluyó con el grupo de cumbia versionada “Los Totora”, bajo el ensordecedor y a la vez espectacular concierto de fuegos artificiales que cerraron el día de la mejor manera. La organización en general fue buena. El organizador del evento Guillermo Marin, representante de “Imagen Deportiva”, aprendió de eventos pasados: dejó de lado las estructuras tubulares improvisadas, peligrosas para los espectadores que tan malas experiencias le trajo
Luego de las preguntas de protocolo características antes del comienzo de un partido de exhibición, el australiano exnúmero uno del mundo se acercó a su banco y cautivó a todos los hinchas de Gimnasia y Esgrima de La Plata al ponerse la remera del “Lobo” y jugar varios games con la casaca del equipo de La Plata. Parte de la barra brava del club, presente dentro y fuera en el estadio, vitoreó su nombre en más de una ocasión, valorando la acción del australiano. Con bombos, trompetas y redoblantes se hicieron escuchar durante todo el partido, demostrando una vez más la omnipresencia de las barras en los clubes, no solo en los espectáculos futbolísticos. Lamentable pero real.
El encuentro en sí fue un típico partido de exhibición. Ball boys ingresando a la cancha para disputar puntos con las raquetas de los protagonistas; pelotitas lanzadas a las tribunas; vincha y muñequeras regaladas a los chicos que tuvieron la suerte de pelotear con ellos y remera entregada a los presentes, marcas distintivas de un encuentro diseñado para el entretenimiento más que para el desempeño tenístico. El nivel de juego se corrió a un costado para dejarle espacio al show y a la participación del público, que tiene la oportunidad de ver al menos una vez en su vida, a los mejores jugadores del circuito en su país, algo que por cuestiones de dinero y del calendario ATP, de otra manera no podría disfrutar.

Los protagonistas y los privilegiados al borde de la cancha

Párrafo aparte para la cancha. Montada sobre el césped del estadio, dejó mucho que desear. La carpeta (lenta) construida no solo estaba despareja en todos los sectores, sino que era peligrosa para los jugadores por lo resbaladiza que estaba. En más de una oportunidad los protagonistas no pudieron afirmarse al piso e innumerables veces, la pelotita no picaba de la manera que debía, incomodando el golpe de los protagonistas, dificultando el juego y “ensuciando” el espectáculo con errores involuntarios por la dificultad de los piques irregulares.
Boceto del proyecto final
La recaudación del evento será destinada al fideicomiso creado por el Banco Provincia de Buenos Aires, que servirá para la construcción de la Platea H “Néstor Basile" del estadio "Juan Carmelo Zerillo" y para la remodelación de todo el predio en el cual se disputó el partido.

Daniel Vitale Pizarro para @TenisIberoamericano

1 de diciembre de 2013

Inoxidables


¿A ver que nos dieron?

Australian Open 1998, segunda ronda. Las hermanas Williams, por aquellos años adolescentes en el circuito WTA, se enfrentaron por primera vez como profesionales. La mayor de las morenas, Venus, derrotaba a Serena y dio el puntapié inicial a un duelo que marcaría una época dentro del circuito femenino y que sigue vigente, aunque menos predominante en la actualidad. Esa rivalidad, que ostenta 24 enfrentamientos con dominación de Serena 14-10, estuvo en el Buenos Aires Lawn Tennis el sábado, por primera vez, para deleitar al público argentino.

En un BALTC casi lleno, las hijas de Richard Williams divirtieron al público que desde las gradas, vitorearon y aplaudieron los bailes de Venus y la potencia de Serena en una tarde muy agradable en Palermo. El show finalizó con los Auténticos Decadentes en pleno Court Central y con las hermanas bailando al ritmo de la música de "Cucho" y su banda. Mucha onda por parte de las jugadoras, buen clima meteorológico, la gente respetuosa y un estadio en condiciones, pese a los baños que dejan aun muchísimo que desear y que tendrán que mejorar, de cara a un ATP de Buenos Aires con jugadores de la talla de David FerrerFernando VerdascoTommy Robredo, los argentinos y quizás, porque no, Rafael Nadal.

Bailando al ritmo de "Los Auténticos Decadentes"

Las entrenadas por su padre Richard, desde su irrupción en la WTA en 1997 y 1998 respectivamente, impusieron una nueva forma y manera de jugar al tenis. Pura potencia y tiros que superan ampliamente la velocidad media de cualquiera de sus rivales, dominaron y dominan el tenis hace más de quince años, con altas y bajas, pero siempre con alguna de las dos en la cima del tenis femenino o luchando por la cúspide. Hoy podemos decir que el trabajo que hizo su padre/entrenador con sus hijas fue excelente. El acompañamiento de su familia, a pesar de que Richard y Oracene actualmente están separados, demostró siempre la unidad y el vinculo que los une. Aun hoy vemos a sus padres y hermanas acompañándolas por el mundo, ya sea en las tribunas o en los boxs de fotografía, al borde de las estadios más importantes de la orbe.

Coloridas, vanguardistas de la moda, desafiantes y religiosas (Testigos de Jehová), las hermanas Williams son dos exponentes de la historia del tenis femenino. Sus triunfos, sus batallas, sus duelos y sus declaraciones, no pasaron ni pasarán desapercibidos en las crónicas de los partidos, luego de que cuelguen sus raquetas. Pero eso parece no estar cerca en el tiempo. En un tenis femenino que carece de rivales de fuste para hacerle sombra a Serena Williams y también a Venus, si vuelve a su plenitud física, se las va a extrañar, y mucho, cuando se retiren. Por eso, esta visita a la capital de la República Argentina era un espectáculo digno de aprovechar y disfrutar, visita que quizá no se vuelva a repetir.


Serena Williams, número uno en todos los aspectos

Algunos datos para dimensionar la magnitud de la visita de las hermanas Williams, a pesar de que vinieron para participar de una exhibición. Entre las dos, suman 101 títulos WTA y 24 Grand Slams. Ambas número uno a la largo de su carrera, Serena actualmente le lleva más de cinco mil puntos a Azarenka, su inmediata perseguidora, aunque "inmediata" es una manera de decir... A pesar de que superan los 30 años (32 Serena y 33 Venus), demuestran que siguen dando batalla y más aun la menor de ellas. Desde su vuelta al circuito luego de la embolia pulmonar sufrida en 2011 por un corte en la planta de su pie, que derivó en una lesión que no se sabía si iba a volver a jugar al tenis, Serena no solo volvió sino que arrasó prácticamente con casi todo torneo que se le puso en su camino.

Esta temporada, la auspiciada por Nike volvió a la posición número uno del ranking WTA, logró once títulos, entre ellos dos de Grand Slam (17 en total, la cifra de Roger Federer) y 78 victorias, número que nunca había logrado en un año calendario. Además consiguió la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Si contamos los Majors que consiguió con su hermana y Max Mirnyi, llegamos a la suma de 32. Sí, 32 Grand Slams en su haber, más tres medallas de oro en esa disciplina, también junto a Venus. En relación a las máximas ganadoras de Grand Slam, Serena Williams se ubica cuarta, detrás de Navratilova y Evert (18) y lejos aun de Graf (22). Y todo lo consiguió a sus jóvenes 32 añitos. Nada mal.

Relajada y divertida, Venus Williams en el BALTC

La mayor de las hermanas no está pasando su mejor momento en el circuito. Sin títulos en 2013 y ubicada 47° en el ranking WTA, pareciera que su físico no la trata igual que a Serena. Ya no mantiene la misma intensidad y explosión en sus golpes como lo supo hacer durante más de una década. Su último Grand Slam ganado fue allá por 2008 en Wimbledon, precisamente ante su hermana en la final. Y su última definición fue al año siguiente, también en el All England y curiosamente ante su hermana menor, pero esa vez no pudo doblegarla. Venus acumula siete Majors y 44 títulos WTA en su carrera. Si sumamos los trece "Grandes" que conquistó junto a Serena y otros dos de compañera con Justin Gimelstob, suma la nada despreciable cantidad de 22 GS entre singles y dobles. Las dueñas de la WTA, aun le sacan sonrisas a sus fans y esperemos que por mucho tiempo más. Y estuvieron en el Buenos Aires Lawn Tennis. Un lujo.

Daniel Vitale Pizarro

17 de noviembre de 2013

Mucho más que dos

Dos jugadores, dos Copa Davis.

República Checa retuvo la Ensaladera de Plata. Como en 2012, se basó en dos jugadores y desterró la idea del “equipo” tan arraigada en esta competición, principalmente en Argentina, país futbolero como pocos. Tomas Berdych y Radek Stepanek, ambos en el Masters una semana atrás en singles y dobles, derrotaron a Djokovic y compañía (3-2), en Serbia, para obtener la segunda Copa Davis de los checos bajo el seudónimo “República Checa”, la tercera sumando la conseguida en 1980 como “Checoslovaquia”. Nuevamente, el "León" Radek tuvo la oportunidad de definir la serie en el quinto punto, y como ante España en Praga, cumplió. Una pareja con un compromiso poco habitual en la competición mundial anual de equipos por antonomasia.

La serie se presentó cuesta arriba para los locales cuando se conocó la baja de Janko Tipsarevic a último momento tras no recuperarse de su lesión en el pie, molestia crónica que no le permitió disputar la temporada 2013 en plenitud física. A la ausencia de "DJ Tipsa" se sumó Viktor Troicki por dopaje, suspendido del circuito ATP por doce meses. Todo mal. El viernes fue un comienzo de serie lógico. Djokovic derrotó a un complicado Stepanek que con 34 años, aunque ya no sea un rival de fuste para el mejor jugador actual desde US Open, sigue dando batalla en Copa Davis. El serbio se lo quitó de encima en tres sets. Luego llegó el turno del otro número uno de la serie ante un poco conocido Dusan Lajovic. Berdych, con una marcha menos y ahorrando energías de cara a lo que venía el fin de semana, derrotó al joven de 23 años que ostenta solo cinco victorias a nivel ATP y que nunca derrotó a un Top50.

Otro quinto punto en su haber para obtener otra Copa Davis

El dobles del sábado era como en casi todas las series, el punto clave. Más aun con tanta diferencia de nivel entre los singlistas serbios. Y la sorpresa para muchos fue la decisión de Novak Djokovic de preservarse para el domingo y no disputar el tercer punto. Los serbios presentaron a la pareja que en semifinales habían derrotado a los hermanos Bryan (Zimonjic-Bozoljac) y los checos, a pesar de anunciar a Rosol-Hajek, como sucede en todas las series sin excepción, los que salieron a la cancha fueron Berdych y Stepanek. La pareja ostenta un récord descomunal en Copa Davis: trece victorias y tan solo una derrota ante López-Verdasco en 2009. Y el resultado no iba a cambiar. Tomas y Radek vapulearon a una dupla serbia que no encontró respuestas. La serie se volcaba hacia los visitantes.

El choque de los números uno prometía ser de alto vuelo. Djokovic (23-0 desde US Open y campeón del Masters) ante Berdych, número seis del mundo, de gran rendimiento en estas superficie y con un nivel superior en Copa Davis que en el resto del circuito. La lucha duró dos sets. El rubio de 196cm desechó una volea fácil de revés en la definición del tie-break y el segundo el set (y el partido) se desvaneció. El tercero fue un monologo de "Nole" y puso la final 2-2. Eso permitió que Lajovic, 117° del mundo, tuviera la oportunidad de su vida de darle la segunda Ensaladera a su país. Pero nada de eso ocurrió. Radek fue demasiado para Lajovic que lo venció 6/3 6/1 6/1 y la Copa volvió a Praga.

La Copa sigue siendo checa

“Es algo increíble, un sueño hecho realidad. Nunca hubiera soñado hacer algo así dos veces. Me siento muy honrado y orgulloso en la manera en como he ganado estos dos partidos en mi carrera, en Praga contra Almagro y aquí con mucha más presión porque todo el mundo esperaba que ganara yo”, fueron las declaraciones del primer jugador en la historia en definir una final en el quinto punto de manera consecutiva. "Steps", llamado así por sus coterráneos, complicó a Djokovic, brilló en el dobles y dio una lección de tenis en el quinto punto. A sus jóvenes 34 años, el actual 44° del ranking ATP se agranda jugando para su país y por suerte para los amantes del tenis clásico y con variantes (escaso por estos días en el circuito), ni se le cruza por la cabeza el retiro.

El otro baluarte de "chequia" es el actual número siete del mundo, Tomas Berdych. Curioso es el caso de "Tom" porque a pesar de terminar por cuarto año consecutivo dentro del Top10, no cosechó ningún título ATP durante la temporada. Concluyó su 2013 con una nueva Copa Davis para "salvar" su año personal, con tres finales ATP y cuatro semifinales de Masters1000, puntos que lo clasificaron a la Copa de Maestros por cuarta vez consecutiva. Gracias al retiro de Nalbandian del circuito profesional, Berdych quedó como el jugador activo con más victorias en la Davis, con un récord de 45 triunfos y 14 caídas en 26 series disputadas (¡19-1 en dobles!).
¿Troicki estas?

Durante la final sucedió algo muy curioso. Serbia tuvo un pajarraco como mascota, llamado "Águila". Los días previos había corrido un rumor sobre la presencia de Viktor Troicki en el estadio, suspendido por dopaje y con la entrada prohibida al estadio (absurdo). Los rumores decían que Troicki, enojado con ITF por su sanción, tenía intenciones de ingresar al complejo pero camuflado como la mascota del equipo. Esto, además de ser impensado y chistoso, trajo aparejado la prohibición del "pajarraco" en la serie por ser el presunto escondite de Viktor. ¡Insólito!


Daniel Vitale Pizarro

12 de noviembre de 2013

Superioridad serbia




La lucha por el N°1 sigue...

Transcurría 1h y 36m de juego. Una derecha invertida de Rafael Nadal ancha marcaba la victoria del serbio por tercera vez en el Masters. El español, al igual que en 2010, se quedaba con las manos vacías en la final. Aquella vez, el balear también llegaba como N°1 pero Federer impidió que sumara su único título pendiente, si hablamos de variedad de certámenes, porque en su palmares Nadal cuenta con triunfos en los cuatro Grand Slams, la medalla dorada de los Juegos Olímpicos y la Copa Davis. Ahora sumó una nueva final más en el Masters, torneo que seguirá siendo su "talón de aquiles". El único en la historia en lograr todos esos títulos distintos es, por ahora, Andre Agassi.

La parte final de la temporada 2013 tiene un solo nombre y ese es Novak Djokovic. El nacido en Belgrado no conoce la derrota desde la final perdida en el US Open ante Nadal. En el medio pasaron 22 victorias en fila: Copa Davis, Beijing (en semifinales perdió el número uno a manos de Nadal), Shanghai, París y Londres, con la posibilidad de aumentar ese récord en la final de la Davis. Checos y serbios cerrarán la temporada competitiva 2013 entre el 15-17 de noviembre en Belgrado ante los campeones defensores, República Checa. Y todo parece que nada ni nadie lo va a frenar.




Espejito espejito...

"Nole" finalizó una temporada ATP fantástica, solo opacada por el descomunal año de "Rafa". Es más, logró un título más que en 2012 y dos finales menos, con el aliciente de poder acumular su segunda ensaladera defendiendo los colores de su país natal, en la ciudad que lo vio crecer. El triunfo en el Masters fue el número 41 para el serbio, que con 26 años se va metiendo en la historia grande de este deporte. Ya acumula tres títulos de "Maestro" y 19 victorias, séptimo en la historia, lejos de las seis coronas y 44 victorias de Federer. Y lo hizo por segunda vez de forma invicta, superado solo por Lendl que lo logró en tres ocasiones y Federer en otras cinco.

A pesar de la derrota, Rafael Nadal concluyó el mejor año de su carrera. Participó en 17 torneos, fue campeón en diez, finalista en cuatro y semifinalista en otros dos. Solo cedió antes de semifinales en Wimbledon, primera vez en la historia del mallorquín derrotado en primera ronda de un Grand Slam. De esos diez títulos, dos fueron de Grand Slam (Roland Garros y US Open), cinco Masters1000 (Indian Wells, Madrid, Roma, Montreal y Cincinnati), dos ATP500 (Acapulco y Barcelona) y un ATP250 (San Pablo). Firmó un récord de 75-7 en la temporada, su tercera mejor marca en cuanto a victorias pero la primera que logró un dígito en derrotas, excepto temporadas cortas por lesión o en su adolescencia.


El mejor del comienzo y final de temporada

Estos números son la razón de que Djokovic, pese a su gran año, no haya terminado como número uno del mundo por tercer año consecutivo, algo que solo pudieron lograr Sampras (6), Connors (5), McEnroe/Federer (4) y Lendl (3). "Rafa" lo hizo una vez más, para asombrar una y otra vez al público. Tercer año en la cima (2008, 2010 y 2013, único que recuperó a fin de año dos veces el N°1 ATP) y si las lesiones se lo permiten, la lucha por el N°1 en 2014 con Djokovic no cesará y nos ofrecerá más batallas entre ellos.

Esta edición del Masters fue la primera desde 2007 en la que participaron tres jugadores con revés a una mano, un golpe en extinción. Federer y Wawrinka se encargaron de reivindicarlo accediendo a semifinales, a pesar de que ninguno pudo exigir a sus rivales. De aquel 2007 se repitieron Federer y Gasquet y se sumó Wawrinka por Fernando González. Por primera vez en la historia, dos suizos fueron semifinalistas del Torneo de Maestros, además de ser ambos (Roger y Stanislas) los únicos de su país en haberse clasificado alguna vez al certamen de fin de año.



Jamás perderá el espíritu competitivo


Roger Federer sigue estirando sus récords en la Masters Cup, a punto de romper todas las marcas. La victoria ante Juan Martín Del Potro (5°) para clasificar a una nueva semifinal fue el comunicado que le envió al mundo del tenis anunciando que está vivo y que su retiro no está tan cerca como algunos creen. Líder en títulos (6) y victorias (44), está a solo una participación de igualar a Andre Agassi (13). Ostenta una semifinal menos que las logradas por Iván Lendl (12) y una final por debajo del propio Iván (9). La leyenda viviente espera poder volver a Londres en 2014 para triturar los pocos récords que le quedan.


Daniel Vitale Pizarro

4 de noviembre de 2013

Al acecho

¿Pesa Nole?

Hace exactamente doce meses, Novak Djokovic llegaba al Masters con el número uno ya asegurado, sin importar los resultados en Londres con un récord de 70-12 en el año y cinco títulos en diez finales ATP. Hoy, la situación es similar en cuanto a los números y al nivel, pero distinta es su posición y su probable desenlace al final del calendario. 67-9 su récord de 2013, seis trofeos en ocho definiciones y número dos del mundo, con la obligación de ser campeón y ganar sus respectivos partidos en la final de Copa Davis una semana después del torneo de fin de año para tener chances de recuperar el N°1 del mundo. Número uno que le pertenece a Rafael Nadal y que conservará si logra hilvanar dos victorias en el grupo 'A' del Masters.

La realidad le muestra al serbio que el español, sin participar en Australian Open ni Miami, ha sido el mejor de la temporada. Pero "Nole" no se rinde y mientras exista la oportunidad de luchar por esa posición de privilegio, por más mínima que sea, hará todo lo posible. Y lo está demostrando porque desde que perdió ese lugar, no conoce la derrota. Dos victorias en la semifinal de Copa Davis ante Canadá; campeón en Beijing ante Nadal por cuarta vez (torneo en el cual perdió la primera ubicación del ranking); segundo título en Shanghai y por segunda vez levantó el árbol metálico en París que significó su tercera corona consecutiva y un récord de 17-0 luego de la final perdida ante Nadal en el US Open. Y aunque usted no lo crea, no pudo recuperar el número uno del mundo. Y difícilmente lo haga hasta luego de Australian Open, torneo que defiende y en el que Nadal no restará puntos.
Figuritas repetidas
Esta temporada sucedió algo muy curioso en Paris Bercy. Los ocho cuartofinalistas del torneo fueron los ocho clasificados para la Copa de Maestros a disputarse días después. Algo inédito y a la vez fantástico para los espectadores y organizadores de un Masters 1000, que en las últimas ediciones se encontraba devaluado por las ausencias o retiros inesperadas de jugadores de renombre, producto del apretado calendario y por la cercanía de la Mastes Cup. Y las estadísticas lo reflejan al ver la nomina de los últimos campeones. En París lograron su primer y único M1000: Rusedski, Grosjean, Henman, Berdych, Tsonga, Soderling y Ferrer, acentuado en la última década, dominada por el "Big Four", que ha dejado poco para los demás en las grandes citas.

Djokovic logró en París aumentar sus números, que ya de por sí son formidables. Alcanzó el lote de los 40 títulos ganados como profesional, 16 de ellos de categoría 1000, solo superado en este ítem en la historia por Nadal (26), Federer (21) y Agassi (17). Además llegó a las 200 victorias en Masters 1000, detrás de las 209 de Andre, 265 de Rafael y 283 de Roger. Novak llega al Torneo de Maestros como máximo candidato y campeón defensor, título que no pudo defender en 2009 cuando al igual que esta temporada, llegaba siendo el campeón en Bercy.
Otra final de Masters1000 que se le escapa.

Para David Ferrer, la final en Paris fue 42° ATP en su carrera, campeón en 20 de ellas. El actual tres del mundo atraviesa un gran momento en su carrera, a pesar de un curioso récord negativo en finales durante 2013: campeón en Buenos Aires y Auckland, acumula luego de esos triunfos siete finales consecutivas sin conocer la victoria, lo que denota un gran año del español pero una baja efectividad en la estocada final. Aquí en Francia pudo derrotar a Rafael Nadal, algo que no lograba desde Australia 2011. Entre Roland Garros 2012 y ParísBercy 2013, acumula veinte triunfos y tres derrotas en la ciudad luz. Además fue la quinta final perdida de la serie Masters (0-5).

El entrenado por Marian Vajda, en París Bercy demostró que está listo para defender su corona en la gran cita del 2013. Y no la tendrá fácil en el Round Robin del "O2 Arena". Integra el Grupo 'B' junto a Del Potro, Federer y Gasquet. El Grupo 'A' lo componen: Nadal, Ferrer, Berdych y Wawrinka. Torneo que una vez más obliga a los jugadores a viajar sobre la hora a Gran Bretaña, ya que París finaliza el domingo y Londres comienza el lunes siguiente. Sí, los cerebros mágicos de la ATP programan quizá el torneo más exigente del año, por la calidad de los participantes y el lugar en el calendario, pegado a un Masters 1000, sin días de descanso. Una lástima porque no solo atenta contra el físico y el rendimiento de los jugadores, sino porque además perjudica el evento y por ende al público, que paga su entrada para ver el mejor tenis del mundo, y que muchas veces, por estas cuestiones, no queda plasmado en la cancha.
¿Numerología japonesa? (Foto ESPN)
Kei Nishikori lució en la capital francesa esta combinación de números en sus zapatillas. Muchos se habrán preguntado el significado. Muy simple, es la fecha de su título en en ATP500 de Tokio el 7/10/2012 por todo lo que significó esa consagración para el japonés. "La victoria fue impresionante. Todo el mundo estaba emocionado. Nadie en Japón creía que esto podía ser posible, menos a tan corta edad", fueron las palabras de su entrenador argentino Dante Bottini, explicando el porqué de dicha inscripción en su calzado.

Daniel Vitale Pizarro

28 de octubre de 2013

Déjà Vu



Su clásico saludo al cielo

"Esta final fue muy intensa, de rallies muy largos y muy psicológica. Fue muy parecida a la de 2012". Y no se equivocó el bicampeón de Basilea cuando declaró sus sensaciones de la final, luego de la victoria ante Roger Federer, en la ciudad natal del suizo. Juan Martín Del Potro derrotó a "Federer Express" 7/6 2/6 6/4, parafraseando a "Delpo", en un partido intenso, muy parejo y de gran nivel tenístico. El helvético estuvo muy por encima de la versión desmejorada que vino mostrando desde su derrota en Wimbledon ante Stakhovsky y dejó bien claro que el retiro está en un horizonte aun lejano.

Al igual que en 2012, los protagonistas fueron los mismos, el resultado en números fue similar y el nivel demostrado también muy parejo, con reminiscencias de la definición de la temporada pasada doce meses atrás. Aunque el presente de ambos lo reflejan sus rankings, la final dejó en claro que ambos serán firmes candidatos en París y el Masters, cita a la cual el argentino está clasificado y el suizo casi: clasificará si gana en su debut en Francia. De ingresar, sería su duodécima participación consecutiva en el torneo que reúne a los ocho mejores de la temporada, igualando a Ivan Lendl en presencias y a solo una presentación del récord de Andre Agassi. Leyenda viviente.


2012 y 2013, la historia se repite

El final de temporada de Del Potro roza la perfección. Tras caer en segunda ronda del US Open ante Hewitt, fue campeón en Tokio, finalista en Shanghai y campeón en Basilea. Tres finales y dos títulos; catorce victorias, una derrota y un notable avance en cuanto a lo físico y tenístico, plasmado en victorias ante Nadal (invicto en cemento y 1° ATP), Almagro en semanas consecutivas, Raonic (verdugo en Montreal y 11°) y Federer (6°), entre otros. Los números 48-13 en la temporada, con cuatro títulos en seis finales, marcan un año sumamente positivo, con París y el Masters como final del recorrido.

El título en Basilea significó el número 17 para su cuenta personal, en 24 definiciones ATP. Igual cantidad cosechó David Nalbandian (11-13), retirado hace unos meses del circuito profesional. Lejos pero no imposible, se encuentra José Luis Clerc, que llegó a 35 partidos por el título y es el segundo en la lista de los argentinos, todos detrás del inalcanzable Guillermo Vilas que cuenta con 103 finales ATP. Sí, 103, número actualizado recientemente por la ATP tras convalidar el trofeo de Montecarlo '81, final vs Connors suspendida por lluvia cuando iban 5/5 en el primer set y nunca más reanudada. Volviendo a Juan Martín, en Suiza obtuvo su segundo título en este país y el cuarto del año, siendo la tercera vez que consiguió defender un certamen en su carrera. Las anteriores: Washington (2008/09) y Estoril (2011/12).





El revés, bastión fundamental de su juego


La victoria sobre Federer no fue una más en la carrera del nacido en Tandil. Fue la tercera consecutiva sobre el maestro suizo, al que parece haberle agarrado la mano como se dice de forma coloquial. Además, ese triunfo fue el 302 en la carrera de Juan Martín, que lo posicionó por encima de Martín Jaite entre los argentinos con más triunfos ATP, muy cerca de las 326 de Juan Ignacio Chela, algo distante pero a la vez cercano de las 375 de Clerc y las 383 de Nalbandian y demasiado lejos de las 929 de Vilas, como de casi todos sus récords. Además, Guillermo es el tercero en la historia del tenis mundial, solo superado por Lendl (1071) y Connors (1253). ¡Grande Willy!

La final en Basilea para Roger Federer no tuvo final feliz, pero su tenis volvió a renacer, a tomar vuelo. Junto a Guillermo Vilas, son los únicos dos tenistas en el profesionalismo en alcanzar diez finales en un certamen, Vilas en Buenos Aires (8-2) y Federer en Basilea (5-5), paradójicamente ambos en sus lugares de nacimiento. Con 32 años y un palmarés que pocos en la historia pueden discutirle, Roger reescribe los libros de estadísticas de este deporte constantemente. Para el actual número seis del mundo, fue la tercera final de 2013, un número escaso para su costumbre, solo levantando el trofeo en Halle.

No solo Nike y Wilson los unen...

"Soy un tipo ganador, no tomo mucho la confianza si pierdo partidos. Estoy contento con mi nivel de juego, que es cada vez mejor, pero no es en las derrotas dónde encuentro mi confianza, sino en las victorias. Creo que los cuatro partidos anteriores me dieron más que el partido de hoy", declaró Federer tras la final número 113 en su carrera, un número que impacta cada vez que revisamos sus estadísticas.


Del Potro: "Tenemos una muy buena relación. Yo sé lo que se siente cuando uno juega este tipo de partidos y terminas perdiendo. Normalmente me tocaba a mí esa sensación (risas), como en los Juegos Olímpicos. Hoy la suerte estuvo conmigo y jugué mejor en los momentos importantes". La buena actitud los ha puesto junto a Ferrer y Nadal como los candidatos a recibir el premio Stefan Edberg al "Espíritu deportivo", condecoración que Federer obtuvo en ocho ocasiones y "Rafa" una vez.



Daniel Vitale Pizarro

21 de octubre de 2013

Bulgaria en lo más alto

Congratulations Grigor Dimitrov to your first ATP title here at the If Stockholm Open!!!!! #ifsthlmopen @ifsverige
Posted by If Stockholm Open on domingo, 20 de octubre de 2013

El primero de muchos...


Grigor Dimitrov nació en Haskovo (Bulgaria) el 16 de mayo de 1991. A los cinco años tomó por primera vez una raqueta para no soltarla jamás. Hijo único de Dimitir (profesor de tenis) y María (profesora de deportes y exjugadora y entrenadora de voley), creció muy influenciado por el deporte en general, pero se inclinó por el tenis gracias a su padre que lo entrenó durante sus primeros años en el "Tennis Club Haskovo". Cuando comenzó a competir, el búlgaro empezó a admirar al suizo Roger Federer y a su vez, intentaba imitar sus gestos técnicos en los entrenamientos para plasmarlos en una cancha de tenis.

Su primer "golpe" en junior fue en 2006, cuando ganó el Orange Bowl para menores de 16 años, el torneo más importante del mundo para menores de edad, por categorías. Un año después fue finalista del mismo certamen pero para menores de 18 años, derrotado por Ricardas Berankis. Junto a Pospisil, como juniors, alcanzaron la final en dobles del US Open. Pero la explosión como junior y la incursión al profesionalismo fue en 2008. En esos años fue entrenado por varios entrenadores, entre ellos el español Pato Alvarez (Murray) y el sueco Peter Lundgren (Federer y Safin).
¿Será 2014 su año?

Cuartofinalista en Roland Garros (vs Janowicz)Grigor llegó a Wimbledon con el hombro lastimado. Esa lesión no le impidió ganar en el All England sin ceder un set. Meses más tarde se consagró en el US Open y su carrera como junior concluyó luego de ese torneo, tras alcanzar el número uno del mundo de la categoría. Debutó a nivel ATP en s-Hertogenbosch (Holanda) con derrota ante Igor Andreev en ese 2008. Su primera victoria en el circuito ocurrió casualmente en Holanda, pero sobre el cemento indoor de Rotterdam, ante Tomas Berdych (23°), para luego sucumbir frente a Rafael Nadal en tres sets, con tan solo 17 años en 2009. El búlgaro comenzaba a demostrar su talento ante los mejores del circuito.

Su debut en Grand Slams fue gracias a un wild card en Wimbledon 2009, en gran parte por su victoria juvenil el año anterior allí, al buen torneo en Rotterdam meses atrás y a la primera ronda superada en Queen´s. En 2010 logró una sola victoria en el circuito ATP y fue en Queen´s. 2011 fue la temporada del asentamiento en la elite del tenis profesional. Se mantuvo prácticamente todo el año entre los 100 mejores del mundo y disputó los cuatro Grand Slams por primera vez en su carrera, para terminar el año 70° en el ranking ATP.
Los hombres también lloran (victoria vs Djokovic)

La temporada 2012 era la indicada para que Dimitrov diera el salto de calidad y definitivamente confirmara su mote de "promesa". En Miami derrotó por segunda vez a Berdych (7°) y en Queen´s llegó a su primera semifinal ATP, en su superficie predilecta, el césped. En Bastad y Gstaad también alcanzó la semifinal pero el año concluyó con sabor a poco para "Baby Roger", apodado así por su parecido con el suizo Roger Federer. A propósito de los dichos de la prensa especializada, Grigor dijo: "Las comparaciones con Roger son algo trivial. Recientemente comimos juntos en Australia. Hemos hablado mucho sobre el tema y lo dejamos todo claro. Lo más positivo es que ambos estábamos de acuerdo".

Iniciado el 2013, Dimitrov llegó a su primera final ATP en Brisbane, derrotado por Andy Murray (3°). Tres derrotas consecutivas encontraron a Grigor en Rotterdam, tierra conocida para él. Allí alcanzó la semifinal y cayó ante el campeón Del Potro. Pero su mejor momento llegó en Madrid, cuando derrotó (casi acalambrado) al número uno vigente, Novak Djokovic, para explotar en lágrimas de felicidad en el expolvo azul español. El agotamiento físico y mental no le permitió luchar en la siguiente ronda ante Wawrinka. Días después, la victoria en Cincinnati sobre Almagro y el set extraído a Nadal por tercera vez entre ellos, en cuartos de final, auguraban una buena parte final del año.



Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia

Luego de buenos resultados, concatenó una vez más tres primera rondas, lo que lo llevó a desvincularse de su entrenador Mikael Tillstrom (miembro de la academia sueca 'Good to Great', que conduce Magnus Norman) y contrató al excoach de Hewitt, Tsonga Monfils: Roger Rasheed. “Llega un momento de mi carrera en el que debo buscar algo nuevo”, dijo Grigor luego de caer en Shanghai con Nishikori en primera ronda. Bajo la tutela de Rasheed, en su primer torneo juntos, Dimitrov logró en Estocolmo su primer trofeo ATP ante David Ferrer (3°), el primero para Bulgaria en la Era Abierta y la posición más alta de su carrera en el ranking (22°). El vínculo con Rasheed durará por ahora, hasta París. "El tiempo dirá el resto. Esta fue una buena práctica", fue lo dicho por "Dimi".

Además de la similitud técnica que comparte con Federer, su actitud fuera de las pistas y frente a los micrófonos, también es similar, aunque en 2010 protagonizó un episodio poco feliz. En Helsinki, Dimitrov golpeó a un árbitro tras una decisión que el búlgaro consideró incorrecta. Luego del suceso, Grigor asumió el error con estas palabras: "Hice algo muy muy malo, admito que fue el mayor error que he cometido en mi vida. No soy ese tipo de persona y lo único que puedo asegurar es que no volverá a pasar nunca más".

Amante de los relojes, los autos y la fotografía, el exnovio de Serena Williams (32 años) hace casi un año que está saliendo con María Sharapova, cuatro años mayor que él. La blonda rusa, ausente en esta parte de la temporada por una lesión en su hombro, le dedicó un tuit a Grigor, luego de ser el octavo tenista campeón debutante de la temporada. ¡Que viva el amor!

Daniel Vitale Pizarro

14 de octubre de 2013

Emperador chino

Su segunda casa.

Pareciera que haber perdido el número uno del mundo era lo que necesitaba Novak Djokovic para recuperar ese fuego interno en las finales de los torneos importantes. Campeón por última vez antes de desembarcar en la gira asiática en Montecarlo, recién iniciada la temporada de polvo de ladrillo, el serbio perdió la cima del ranking mundial y en semanas consecutivas se consagró en Beijing y Shanghai. Derrotó a Nadal en la capital china, al que no vencía desde abril, y a Del Potro, con el antecedente fresquito de la épica semifinal de Wimbledon en más de cuatro horas.

"Nole" ya había demostrado en la final de Beijing ante Nadal que no iba a entregarle el número uno tan fácil. En Shanghai, el actual número dos del mundo dejó en claro que mientras exista la más mínima chance de recuperar el puesto pretendido por todos, va a luchar hasta el final. En la final del octavo Masters1000 del la temporada, supo manejar la ansiedad y los nervios que por momentos produce la velocidad de los tiros del argentino, superior a la de cualquier jugador actual (ver estudio).
El europeo dominó durante el primer set desde todos los rincones de la cancha. Impecable con el servicio y las subidas a la red, más su derecha cruzada agresiva, sentenció el 6/1. El argentino reaccionó a tiempo. En el segundo parcial mostró algo de lo sucedido en la semifinal ante Nadal y emparejó el partido. El tercero pudo haber sido para cualquiera de los dos. Todo fue muy parejo. Del Potro salvó dos puntos de partido en el 5-4 con su servicio y la definición se trasladó al tie break. La muerte súbita decretó la "muerte" del argentino y la consagración del serbio en la ciudad china, con un revés paralelo a la línea fantástico.

"Amigos son los amigos"

El título en Shanghai significó para Djokovic su séptima corona en el gigante asiático, siendo todo un récord para él en un mismo país (El Masters en Shanghai 2008; Beijing 2009-10 y 2012-13 y Shanghai 2012-13). Novak acumula en Asia veinte victorias consecutivas, al completar el doblete Beijing-Shanghai por segundo año seguido. ¿Casualidad o causalidad? Los dos campeones de la semana pasada en Tokio y Beijing respectivamente, alcanzaron la final en Shanghai y ambos derrotaron a Rafael Nadal...

Novak, ya casi como en su casa, declaraba sobre el público chino: "Lo que me impresiona más es la apreciación que tienen en realidad de poder venir todos los días al hotel, por la mañana y por la noche, y esperar por ti, que te deseen suerte y te den bienvenida. Para mí eso es inusual porque yo no llego a experimentar eso en los otros torneos. Realmente lo respeto mucho y siento el amor. Trataré de volver tantas veces como pueda".

Máximo nivel de exigencia.

El finalista completó dos semanas casi perfectas en Asia con título en Tokio y final en Shanghai, con victoria incluida ante Rafael Nadal como número uno y aumentó su récord a siete triunfos sobre los números uno vigente, dejando cada vez más atrás las cuatro de Guillermo Vilas ante los monarcas de su época. Gracias al pase a su tercera final de Masters 1000 de su carrera (Montreal 2009 e Indian Wells 2012) logró ingresar al Masters de Londres por cuarta vez en su carrera y acercarse al Top4 por primera vez en el año. Y para no ser menos que los grandes de este deporte de su país, aumentó el récord de finales ATP con 23, solo superado por Vilas (104), Clerc (35) y Nalbandian (24).

Analizando el partido, el tandilense fue muy claro: "Él jugó muy bien en algunos puntos del tiebreak. Novak hace la diferencia en esos momentos, debido a que juega mejor los puntos importantes, por eso pudo llevarse el partido. De todas formas, me siento muy bien con mi nivel. Creo que estoy mejor que en 2008 o 2009, ya que estoy jugando a un alto nivel, pero aún los cuatro primeros son los candidatos para los torneos".

Salto directo a Londres.
Una de las claves de Juan Martín Del Potro para recuperar ese gran nivel que supo tener, y los resultados en estas dos semanas lo demuestran, lo dice él mismo en la conferencia de prensa: "Mi revés ya está en un 100 por 100. Antes no podía golpearlo fuerte por mi lesión en la muñeca. Ahora juego con mucho más top spin de revés, buscando otras variedades en mi juego. Así no gasto tanta energía", haciéndonos recordar varios pasajes del 2013 viendo a "La Torre de Tandil" utilizando el slice por la molestia en su muñeca.

Novak Djokovic capturó el quinto título de la temporada en su séptima final. Cosechó 63 triunfos y nueve caídas en 2013. El trofeo obtenido en suelo chino significó su número quince en la categoría, sumando en total un récord de 39-21 en toda su carrera con solo 26 años. Descansará dos semanas y reaparecerá en el Masters1000 París, luego el Masters en Londres y la temporada 2013 concluirá para él con la final de la Copa Davis en Belgrado (Serbia) a la que puede llegar con chances de recuperar el número uno tan ansiado y terminar por tercer año consecutivo al tope del escalafón mundial.



Daniel Vitale Pizarro

7 de octubre de 2013

Objetivos casi cumplidos



¿Copa Libertadores?


Iniciaba el verano en Argentina en 2012. Juan Martín Del Potro, en medio de un alboroto por los rumores de su negativa a la Copa Davis 2013 por cuestiones que no vamos a analizar hoy aquí, anunciaba en una conferencia de prensa (improvisada) que durante la temporada 2013, no iba a representar a su país en el certamen por equipos, alegando una "mayor dedicación al circuito ATP, con el objetivo de dar el 100% en los grandes torneos y pelear por el Top5". Hoy, a casi un año de esa declaración y con solo cuatro torneos para que concluya el año tenístico, alcanzó el número cinco del ranking mundial...


De menor a mayor durante la semana, el tandilense se consagró campeón del ATP500 de Tokio tras derrotar en la final al complicado canadiense Milos Raonic 7/6 7/5. Tan solo una doble falta determinó que se llevara el primer set y un 0-30 en el final del segundo set, bastaron para que el argentino pegue en los momentos justos y se lleve el título, el tercero (todos categoría 500) en su cuarta final en 2013 (final de Indian Wells vs Nadal).


Declaraciones: Muñeca y revés OK
Pero para llegar a la final, Juan Martín tuvo que sufrir ante Baghdatis Dolgopolov en primera ronda y cuartos de final respectivamente, partidos ambos a tres sets. Recién demostró solidez en semifinales contra Almagro, partido muy intenso y parecido a la final, que supo sacar adelante con mucha actitud. La victoria le permitió ascender dos puestos en el ranking ATP y volver al número 5° del mundo, luego de tres años de ausencia en ese selecto grupo.

El trofeo en Tokio significó el tercero del año para Del Potro y el número 16 en su carrera, con un récord ampliamente positivo de 16-6 en finales. Junto a Vilas, Clerc, Jaite, De la Peña y Arguello, son los únicos argentinos con récord positivo en finales ATP, de un total de 26 ganadores distintos en la "Era profesional". Además, pudo con Raonic que lo había eliminado de Montreal meses atrás, luego de la polémica "tocada de red" de Milos que posteriormente aceptó en rueda de prensa.

Dejó de ser un "saquedependiente" pero...


Raonic emparejó su récord en finales ATP (5-5) en su cuarta definición de 2013 (2-2). El nacido en Podgorica (Montenegro), pero que representa a Canadá, quedó décimo en la "Carrera a Londres", a un puesto de la clasificación al Masters por la baja de Andy Muray (3°), y número 11° en el ranking ATP, demostrando una regularidad que hasta hoy no había sostenido. Luego de la final en Tokio, dijo: "No hay mucho por lo que estar triste. Tuve mis chances y dejando de lado una doble falta y un par de puntos, no pude hacerlo mejor". Simple como su servicio.

Por su parte, el campeón tuvo palabras para su rival: "El juego de Raonic ha mejorado muchísimo desde que llegó a la final en Montreal. El partido de hoy fue realmente muy parejo y se podía definir para cualquiera de los dos en muy pocos puntos. En el último juego pude jugar buenos puntos y puede cerrar el partido ahí, porque sino iba a ser mucho más complicado".


Sabor agridulce


En Beijing (China), Rafael Nadal logró lo que vino insinuando desde su regreso triunfal, allá en febrero en San Pablo ante David Nalbandian: volver al número uno del mundo. En la final cayó ante Novak Djokovic y perdió su invicto en canchas duras en 2013. "Rafa" debía llegar a la final para no depender de nadie y recuperar la cima del escalafón mundial. Y eso fue lo que hizo. Djokovic aumentó su récord a 19-0 en Beijing, campeón las cuatro veces que se presentó en la capital china (2009-10 y 2012-13). El serbio no derrotaba al español desde la final de Montecarlo, tras perder en los últimos tres enfrentamientos entre sí.



Daniel Vitale Pizarro