15 de octubre de 2012

El UNO entre ceja y ceja

Al acecho

El serbio empañó la fiesta del suizo. La semana en la cual Roger Federer alcanzó las 300 semanas como número uno del mundo (un MONSTRUO), el actual número dos fue el encargado de levantar el trofeo del Masters 1000 asiático, en Shanghai, para quedar a tan solo 195 puntos en el ranking ATP. Federer debía alcanzar los cuartos de final para mantener el liderazgo del ranking. Lo hizo y llegó hasta semifinales, ronda que no iba a sobrepasar porque se topó ante un Murray mucho más sólido y agresivo que "Su Majestad". 

Andy tenía la oportunidad de ser tricampeón en suelo chino, mantener la diferencia con los dos de arriba y permitir que Federer llegase a París como número uno, sin importar su resultado en Basilea (defiende 500 puntos del título). Y vaya si estuvo cerca. 7/5 5/4 y 30/0 con su servicio. ¿Algo más? Sí, una raqueta destrozada al finalizar el primer set por parte de Novak. Pero sucedió algo que cambió la actitud del serbio durante el set y le permitió levantar luego cinco match points. Mejor dejo que lo vean.
El momento clave del partido

Sonrisa, ánimo, aplausos y de vuelta al partido. En ese game "Nole" tuvo que enfrentar un match point y luego cuatro más en el tie break antes de igualar en sets. Ahora era el turno de su rival de despedazar su raqueta contra el cemento chino. Ya en el tercero, con más resto físico (producto del envión anímico de semejante remontada), quebró el saque del escocés en el 2-2 y solo fue cuestión de mantener el suyo para sellar un 5/7 7/6 6/4 y cerrar un partido intenso, con momentos de gran despliegue físico y técnico.

HEAD no debe estar muy contenta...

El mejor tenista de la temporada (ver "Carrera a Londres") consiguió su Masters 1000 número trece, en su 23° final. Vale aclarar que solo ha perdido ante Federer, Nadal o Murray en esa instancia. Este año, el serbio llega a esta parte del calendario con mayor resto físico que en su inolvidable 2011. A pesar de que sus números son similares, la diferencia fue no haber tenido la misma efectividad, pero sí casi la misma continuidad y regularidad. Repasemos.

Repitió ganando Australian Open, Miami y Toronto y perdiendo la final en Cinncinnati. Fue finalista de Monte Carlo (no había jugado en 2011), Roma, Roland Garros y US Open. Además sumó Beijing y Shanghai para completar sus cinco ATP del año. La diferencia no estuvo en la cantidad de partidos (llegó a las 70 victorias), sino en la efectividad en finales (está 5-5 contra el 10-1 del año pasado). Djokovic descansó tras el US Open (el año pasado disputó semifinales de Copa Davis), no disputó ningún ATP250 y no participará en Basilea para encarar París y el Masters entero fisicamente. De no tener complicaciones con su físico o sorpresas ante algún rival, terminará como número uno al final de la temporada. Pero... ¿por qué?

Un "approach" a la cima del ranking

El año pasado, Federer triunfó en Basilea, París y el Masters, entonces ¿por qué no debería poder hacerlo este año también, con el aliciente de terminar como número uno del mundo? Por dos cosas. Primero: el serbio necesita 760 puntos para terminar en la cima del ranking, sin importar los resultados de Federer. Significa que si "Nole" gana París Bercy, automáticamente se transformaría en número uno, sin necesidad de jugar el Masters porque solo defiende 180 de Basilea, 180 de París y 200 de Londres. Segundo: Federer defiende 500 de Basilea, 1000 de París y 1500 de Londres. El "Maestro suizo" ya no depende de si mismo para terminar como monarca en 2012. Deberá emular lo conseguido en 2011 y esperar algún tropiezo de su perseguidor para empatar a Pete Sampras y terminar por sexta vez al tope del ranking a fin de año, aunque el norteamericano lo haya hecho de forma consecutiva. Si, de otro planeta.

La semana siguiente Roger comenzará Basilea, torneo el cual ganó cinco veces, como número uno tras 301 semanas no consecutivas, que extenderá una más si alcanza las semifinales del certamen, de lo contrario, cederá su lugar a Djokovic. Igualmente, en París partirá como primer preclasificado a pesar de que el ranking diga otra cosa*. Si "RF" gana Basilea y París Bercy, llegará al Masters como número dos del planeta, porque por más que revalide lo conseguido en 2011, los puntos de Londres vencen antes de comenzar el certamen. En ese caso se definiría el liderazgo durante el "Torneo de Maestros", aunque llegaría Djokovic como número uno real y Federer uno en la preclasificación, como ya explicamos.
Más allá de las especulaciones y prediccones, de cualquier manera estas tres semanas que quedan serán apasionantes. Se definirán los tres puestos que permanecen vacantes para ingresar a Londres (cuatro si se confirma la baja de Nadal) y la lucha por el número uno del mundo. Calculadora en mano y a disfrutar de la temporada Indoor.

*La pre-clasificación de los torneos se hace una semana antes y como esta temporada Basilea-París no tienen semanas de distancia, se toma el ranking de Basilea

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario