1 de octubre de 2012

El número 7


Mónaco logró su séptimo título ATP en Kuala Lumpur al derrotar en la final al francés Julien Benneteau 7/5 4/6 6/3. Ese resultado (solo le bastaba con ganar un partido) lo volvió a ubicar en el Top10. Quedó a 395 puntos de Tipsarevic en la "Carrera a Londres", que por la supuesta baja de Nadal, sería el octavo clasificado para el Masters, a disputarse del 16-18 de noviembre en la Arena O2 de Londres. El argentino se convirtió en el cuarto jugador de su país en ganar un certamen en Asia junto a Guillermo Vilas (Teherán 1974 y 1977), Guillermo Cañas (Chennai 2002 y Shanghai 2004) y  David Nalbandian (Masters Cup Shanghai 2005). A su vez es el séptimo argentino en obtener al menos cuatro títulos en una temporada, los otros son Vilas (1974-80 y 1982), Clerc (1980-83), Jaite (1989), Coria (2003), Gaudio (2005) y Del Potro (2008).

Julien Benneteau es ese tipo de jugadores molestos, que uno prefiere no enfrentar en las primeras rondas de un torneo. De buen primer saque, con tiros agresivos y una gran volea, este francés tiene un record negativo muy raro para su nivel de tenis y su ranking, a lo largo de sus trece años como profesional. La final ante el tandilense fue la séptima en su carrera ante siete rivales diferentes: nunca pudo gritar campeón. A pesar de llegar al partido definitivo en los últimos cinco años, al menos una vez, ser el número 26° del ranking ATP y desde el 2006, solo estuvo seis semanas fuera del top 100, el récord es realmente extraño.

El extraño caso de Julien Benneteau

No solo llegó a once finales en dobles de las cuales ganó seis (este año consiguió junto a Gasquet la medalla de bronce para Francia) sino que derrotó a los tres dueños de la ATP de los últimos años (Nadal 2004, Djokovic 2006 y Federer 2009) en una ocasión a cada uno y tuvo en jaque a "Rafa" con match point en Cincinnati 2012 y a Roger dos sets a cero en Wimbledon 2012. Este año, luego de alcanzar su mejor ranking, sufrió una lesión en el tobillo y codo, tras una mala caída en Montecarlo que lo alejó de las canchas. Mucha mala suerte. Pero se repuso y con el espíritu de un joven veinteañero teniendo ya 31 años, volvió al circuito, logró la medalla en los JJOO y llegó a esta final en el continente asiático.

"Bennet" es un caso raro, porque son muchos los triunfos que tiene ante el Top10 (siete), cuatro de ellos entre los cinco, pero siempre en rueda preliminares para luego perder en cuatro de siete ocasiones, la final en tres sets. Es verdad que es un jugador bastante irregular en el circuito y que pueden pasar semanas sin escuchar victorias suyas, en muchos casos accesibles para su juego. Como ejemplo más cercano tenemos la semifinal en Kuala Lumpur: venció a Ferrer en dos sets cómodos y luego perdió la final ante Mónaco, especialista en polvo de ladrillo, que nunca había ganado un título sobre cemento, menos en indoor. Ess el jugador con más finales, que nunca levantó un título.
En Bangkok (Tailandia), el exquisito Richard Gasquet demolió en la final 100% francesa a Gilles Simón 6/2 6/1 y se adjudicó su séptimo título ATP. El talentoso Richard está teniendo un muy buen año, siendo uno de los cinco tenistas que han alcanzado como mínimo la segunda semana en los cuatro Grand Slams (Federer, Djokovic, Murray y Del Potro). Además del título, llegó a otra dos definiciones, ante Del Potro en Estoril y frente a Djokovic en Toronto, para ubicarse catorce en el ranking y once en la "Carrera a Londres", con la misma puntuación que Mónaco, en la pelea por un lugar en el Masters, que ya disputó en 2007.

Gasquet, nacido en Beziers (Francia)tocó el lugar número siete del ranking en 2007 luego de alcanzar las semifinales de Wimbledon, su mejor actuación en un Grand Slam. En los demás "Majors" nunca superó la cuarta ronda. En Masters1000 tuvo la mala suerte de disputar tres finales ante Federer (Hamburgo 2005 y Toronto 2006) y Djokovic (Toronto 2012). Con las sospechas por dopaje a principios de temporada en el olvido (cocaína), con una pena que bajó de un año de suspensión a dos meses y quince días por probar su inocencia, es uno de sus mejores años, que completará como el mejor si clasifica al Torneo de Maestros. Siete semanas son las que faltan para el último torneo del año y ya comienzan las especulaciones. ¡A ver quién acierta más!

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario