29 de octubre de 2012

La Torre de Tandil cada vez es más alta

Palpitando el #12D

"Nadie me gana ocho veces seguidas", parece haberse dicho a si mismo antes de comenzar el partido. Juan Martín Del Potro, después de caer seis veces durante el 2012 ante el mismo rival (siete desde su última victoria en 2009) más la fresca frustración de haber perdido en los JJOO en el partido más largo de la historia disputado a tres sets, el tandilense pudo con Roger Federer. Tuvo que jugar casi a la perfección durante gran parte del encuentro. Durante todo el encuentro, "RF" tuvo que rendirse ante los disparos incesantes que salían de esa derecha encendida y de un saque que le funcionó en gran forma al campeón del US Open 2009. Fue 6/4 6/7 7/6 por el altísimo nivel de Del Potro y por la entrega de Federer, que no jugó un tenis brillante pero  pudo haberse llevado el partido.

El encuentro prometía ser fantástico. Federer número uno por 301 semanas (serán 302 y luego lo perderá hasta nuevo aviso) y Del Potro ganador en Viena, ocho partidos al hilo. El historial daba como favorito al suizo por ganar trece de los quince enfrentamientos previos, seis este año y siete consecutivos, incluyendo una final a principio de temporada bajo techo en Rotterdam. Pero quizás lo más importante en la previa, a pesar de las ocho finales de Federer en Basilea (ganó cinco) era el partido en el "All England" durante los Juegos Olímpicos. Aquella "exhibición" que nos obligó a levantarnos bien temprano, que para los amantes del tenis fue la final anticipada, que se decidió luego de cuatro horas y veintiséis minutos 19/17 en el tercer set. El partido más emocionante del año, a la par quizás de la final del Australian Open entre Djokovic y Nadal (¡Asombroso!). Las lágrimas del suizo después del triunfo demostraron el esfuerzo que fue para él derrotar al argentino. Ese partido que podría haber sido para cualquiera de los dos era la antesala de este otro, que Juan Martín esta vez no iba a dejar pasar.

Incontrolable desde el fondo.

Empezó muy sólido desde la base, efectivo con su saque y su drive durante todo el primer set hasta el tie-break del segundo, momento en el cual Federer capturó un mini quiebre, suficiente para llevarse el set y poner en aprietos al dominador del encuentro. En el segundo set, Federer empezó a dar vuelta la historia con varias oportunidades de quiebre que no pudo concretar, mientras que sostenía el suyo con relativa comodidad. Llegó el tie-break. Todo lo que venía haciendo bien el defensor del título hasta ese juego en ese set, se desvaneció en el tie-break. Al igual que en el segundo set, el dominador cayó en errores en la muerte súbita. Cinco errores de Roger sobre siete puntos posibles le dieron a Del Potro la victoria en Basilea, luego de que una derecha invertida cruzada del número uno se fuera ancha, corroborada por el "Ojo de Halcón". El argentino festejó su ATP número trece, cuarto del año.

"Lo mereciste. Este año tuviste dos derrotas difíciles conmigo y realmente me alegro por ti", le dijo Federer al argentino durante la entrega de premios. Al tocarle el turno al vencedor, declaró: "Gracias por todo Roger, fue una final increíble. El partido fue muy cerrado y me mantuve luchando todo el tiempo. Tuve suerte al final, pero siento que jugué un muy buen partido". Y concluyó: "Te espero en Buenos Aires", por la exhibición que los tendrá cara a cara en Tigre el 12 y 13 de diciembre, con entradas agotadas y que romperá el récord de asistentes a un partido de tenis en Argentina (#12D).

Aferrado a la Copa

Del Potro, clasificado al Masters por su victoria en Viena más la baja de Nadal, impidió que Roger Federer pueda repetir lo hecho en 2011 y que por más que gane París y el Masters, no termine el año como líder en el ranking (anunció que no jugará París Bercy). La lucha por el N°1 entre Djokovic, Federer y Murray volverá a verse recién en el Australian Open 2013. "Su Majestad" no pudo defender el bicampeonato y cayó por cuarta vez en una definición en Basilea (ganó cinco). Además, al no presentarse en París, la pelea por el N°2 será la principal atracción en cuanto al ranking que ofrecerá Londres 2012. En Basilea, "RF" alcanzó las 875 victorias a nivel ATP, cifra que ostenta John McEnroe en la cuarta ubicación de los más ganadores, por detrás de Vilas (929), Lendl (1071) y Connors (1253). Lo que no pudo alcanzar fue la suma de 77 trofeos de "SuperMac" en el tercer puesto histórico, detrás de Lendl (94) y Connors (109). Cuestión de tiempo...

Los números de este año de ambos son verdaderamente fabulosos. El suizo, en solo dos torneos no llegó a semifinales de los dieciséis que disputó (Miami R32 y US Open CF. Absurdo). Acumula 68 victorias (no lograba ese cantidad desde 2007). A esta altura, el récord de victorias es solo superado por las temporadas 2003, 2004, 2005 y 2006, y empatada con el 2007 a falta de un torneo, demostrando que a los 31 años, está al nivel de sus mejores temporadas, tanto física como tenísticamente. Seis títulos en nueve finales, incluido Wimbledon, tres Masters1000 y la medalla plateada en los JJOO los principales logros en 2012.

Stephanie Demner. La novia del campeón estuvo en Suiza

El argentino lleva 62 triunfos (récord personal) y cuatro títulos, solo superado por David Ferrer (67 victorias y seis copas), Roger Federer (68 triunfos y seis títulos) y Novak Djokovic (70 victorias y cinco trofeos). Un dato no menor de Del Potro ante Federer: dos de las tres victorias fueron en finales (US Open y Basilea), mientras que el helvético solo lo pudo derrotar en una sola final de las trece victorias acumuladas ante el nacido en Tandil, precisamente este año en Rotterdam.

Un dato para tener en cuenta: El capitán argentino de Copa Davis, Martín Jaite, estaría dispuesto a ofrecerle a Juan Martín jugar sobre cemento la serie de primera ronda ante Alemania en el Parque Roca, con tal de contar con su presencia. Habrá que esperar a que pasen los meses para saber en que queda esta estrategia de Jaite y compañía, para que el número uno argentino vuelva a una primera rueda de Copa Davis, instancia que no disputa desde aquel debut en 2007 ante Austria de visitante. Optimismo y esperanza.

Daniel Vitale Pizarro

22 de octubre de 2012

6, 7, 8

Tres lugares son los que faltan, y Tomas Berdych se transformó en el sexto clasificado al Masters de Londres luego de su victoria en Suecia. Si, decimos tres porque aunque no sea oficial, Nadal cederá su lugar (lesión) al noveno del ranking, que hoy es el serbio Janko Tipsarevic, que ingresaría como octavo. Si esto se confirmara, los privilegiados hoy serían Djokovic, Federer, MurrayFerrer, Berdych, Del Potro, Tsonga Tipsarevic, y Almagro y Gasquet ingresarían como suplentes. Los otros que cuentan con chances son Mónaco, RaonicIsner y Cilic.. Pero todavía falta mucho como para especular tanto.

Estocolmo (Suecia), un ATP250 con varios jugadores de renombre como Berdych, Tsonga, Feliciano LópezHewitt, Youzhny; excampeones como Baghdatis y Monfils más Nieminen (tres veces finalista). En su camino al título, el checo tuvo que sobreponerse a rivales peligrosos como Youzhny y Almagro, para llegar al partido decisivo ante el máximo preclasificado, número seis del mundo y octavo en lo que va del año, Jo Wilfried Tsonga. El francés empezó mejor, set arriba y 4-2, hasta que el checo tomó las riendas del partido, ganó cuatro games seguidos y se llevó el set. En el tercero quebró en el 5-4 y completó un 4/6 6/4 6/4. Tomas se adjudicó su octavo título ATP en 16 finales disputadas, el segundo de la temporada (Montpellier a Monfils).

"Llegar a Londres siempre es una de las metas a inicio de temporada. Uno tiene que jugar bien todo el año para clasificar", aseguró Berdych ante la pregunta por su clasificación. El último nacido en República Checa que se había coronado aquí había sido Iván Lendl en 1989, cortando una sequía de 23 años para ese país. Además disputará su tercer Masters Cup de forma consecutiva.
En Austria, el argentino Juan Martín Del Potro, actual número ocho del mundo pero séptimo de cara al Masters, también levantó un nuevo trofeo para su colección personal, el número doce. Alcanzó a Martín Jaite y dejó atrás a David Nalbandian en la historia argentina, el ATP número 199 para el tenis de su país. En Viena derrotó al sorprendente esloveno Grega Zemlja 7-5 y 6-3, proveniente de la clasificación. En su recorrido hacia su primera final ATP, el 70° del ranking dejó atrás al exnúmero dos del mundo y actual 20° Tommy Haas, y al noveno, Janko Tipsarevic, antes de caer ante el nacido en Tandil.

Juan Martín engrosó un poco más su caudal de puntos con miras a Londres, boleto que puede obtener en Basilea. Luego del partido dijo: "Estoy muy feliz. Es importante tener un buen cierre de año y espero llegar a Londres. Tenemos dos torneos importantes la próxima semana. Los otros también tienen chances de sumar puntos". "La Torre de Tandil" buscará clasificar por tercera vez al torneo que reúne a los ocho mejores de la temporada, que de confirmarse la baja de Nadal, su participación ya estaría asegurada (lo hizo en 2008 y 2009). Su mejor actuación fue en 2009, cuando llegó hasta la final ante Davydenko. El lunes viajará a suiza para disputar el ATP500 de Basilea.

Un par de datos para tener en cuenta: Del Potro arrancará su semana número 119 como Top10 y Mónaco su séptima, mientras que Federer comenzará el lunes Basilea como el número uno el mundo, en su semana 301 no consecutiva, que sostendrá una semana más. Luego, por un desfase en el ranking ATP por los Juegos Olímpicos, le cederá ese lugar de privilegio a Djokovic, porque el cinco de noviembre vencen a la par los puntos de Basilea, París y como siempre los del Masters, antes de su comienzo. Por ese motivo, indefectiblemente "RF" perderá esa posición aunque gane ambos torneos como lo hizo en 2011.

Daniel Vitale Pizarro

15 de octubre de 2012

El UNO entre ceja y ceja

Al acecho

El serbio empañó la fiesta del suizo. La semana en la cual Roger Federer alcanzó las 300 semanas como número uno del mundo (un MONSTRUO), el actual número dos fue el encargado de levantar el trofeo del Masters 1000 asiático, en Shanghai, para quedar a tan solo 195 puntos en el ranking ATP. Federer debía alcanzar los cuartos de final para mantener el liderazgo del ranking. Lo hizo y llegó hasta semifinales, ronda que no iba a sobrepasar porque se topó ante un Murray mucho más sólido y agresivo que "Su Majestad". 

Andy tenía la oportunidad de ser tricampeón en suelo chino, mantener la diferencia con los dos de arriba y permitir que Federer llegase a París como número uno, sin importar su resultado en Basilea (defiende 500 puntos del título). Y vaya si estuvo cerca. 7/5 5/4 y 30/0 con su servicio. ¿Algo más? Sí, una raqueta destrozada al finalizar el primer set por parte de Novak. Pero sucedió algo que cambió la actitud del serbio durante el set y le permitió levantar luego cinco match points. Mejor dejo que lo vean.
El momento clave del partido

Sonrisa, ánimo, aplausos y de vuelta al partido. En ese game "Nole" tuvo que enfrentar un match point y luego cuatro más en el tie break antes de igualar en sets. Ahora era el turno de su rival de despedazar su raqueta contra el cemento chino. Ya en el tercero, con más resto físico (producto del envión anímico de semejante remontada), quebró el saque del escocés en el 2-2 y solo fue cuestión de mantener el suyo para sellar un 5/7 7/6 6/4 y cerrar un partido intenso, con momentos de gran despliegue físico y técnico.

HEAD no debe estar muy contenta...

El mejor tenista de la temporada (ver "Carrera a Londres") consiguió su Masters 1000 número trece, en su 23° final. Vale aclarar que solo ha perdido ante Federer, Nadal o Murray en esa instancia. Este año, el serbio llega a esta parte del calendario con mayor resto físico que en su inolvidable 2011. A pesar de que sus números son similares, la diferencia fue no haber tenido la misma efectividad, pero sí casi la misma continuidad y regularidad. Repasemos.

Repitió ganando Australian Open, Miami y Toronto y perdiendo la final en Cinncinnati. Fue finalista de Monte Carlo (no había jugado en 2011), Roma, Roland Garros y US Open. Además sumó Beijing y Shanghai para completar sus cinco ATP del año. La diferencia no estuvo en la cantidad de partidos (llegó a las 70 victorias), sino en la efectividad en finales (está 5-5 contra el 10-1 del año pasado). Djokovic descansó tras el US Open (el año pasado disputó semifinales de Copa Davis), no disputó ningún ATP250 y no participará en Basilea para encarar París y el Masters entero fisicamente. De no tener complicaciones con su físico o sorpresas ante algún rival, terminará como número uno al final de la temporada. Pero... ¿por qué?

Un "approach" a la cima del ranking

El año pasado, Federer triunfó en Basilea, París y el Masters, entonces ¿por qué no debería poder hacerlo este año también, con el aliciente de terminar como número uno del mundo? Por dos cosas. Primero: el serbio necesita 760 puntos para terminar en la cima del ranking, sin importar los resultados de Federer. Significa que si "Nole" gana París Bercy, automáticamente se transformaría en número uno, sin necesidad de jugar el Masters porque solo defiende 180 de Basilea, 180 de París y 200 de Londres. Segundo: Federer defiende 500 de Basilea, 1000 de París y 1500 de Londres. El "Maestro suizo" ya no depende de si mismo para terminar como monarca en 2012. Deberá emular lo conseguido en 2011 y esperar algún tropiezo de su perseguidor para empatar a Pete Sampras y terminar por sexta vez al tope del ranking a fin de año, aunque el norteamericano lo haya hecho de forma consecutiva. Si, de otro planeta.

La semana siguiente Roger comenzará Basilea, torneo el cual ganó cinco veces, como número uno tras 301 semanas no consecutivas, que extenderá una más si alcanza las semifinales del certamen, de lo contrario, cederá su lugar a Djokovic. Igualmente, en París partirá como primer preclasificado a pesar de que el ranking diga otra cosa*. Si "RF" gana Basilea y París Bercy, llegará al Masters como número dos del planeta, porque por más que revalide lo conseguido en 2011, los puntos de Londres vencen antes de comenzar el certamen. En ese caso se definiría el liderazgo durante el "Torneo de Maestros", aunque llegaría Djokovic como número uno real y Federer uno en la preclasificación, como ya explicamos.
Más allá de las especulaciones y prediccones, de cualquier manera estas tres semanas que quedan serán apasionantes. Se definirán los tres puestos que permanecen vacantes para ingresar a Londres (cuatro si se confirma la baja de Nadal) y la lucha por el número uno del mundo. Calculadora en mano y a disfrutar de la temporada Indoor.

*La pre-clasificación de los torneos se hace una semana antes y como esta temporada Basilea-París no tienen semanas de distancia, se toma el ranking de Basilea

Daniel Vitale Pizarro

8 de octubre de 2012

El mejor japonés de la historia


Amado e idolatrado

El 17 de febrero de 2008 en Derlay Beach, apenas seis meses después de debutar en al circuito ATP en Los Ángeles, un japonés llamado Kei Nishikori, ubicado 244° del ranking mundial, pasó la clasificación del certamen y venció sorpresivamente en la final a James Blake, 12° del mundo. Era su primera final ATP. Dos meses después obtuvo su primer Challenger en Bermuda, algo curioso porque primero ganó un ATP y luego un Challenger. Pasaron los meses, disputó los Juegos Olímpicos para su país y culminó el año con octavos de final en el US Open para que el mundo del tenis comenzara a hablar de él. La ATP lo nombró "Jugador revelación 2008".

Las expectativas del 2009 eran altas. Alcanzó el Top60 pero una lesión en el hombro lo obligó a parar por el resto de la temporada. "Me tomó cuatro o cinco meses decidirme por la operación ya que estaba muy nervioso de hacerlo. Fue una decisión complicada", admitía Nishikori sobre su operación ante la prensa. Empezó 2010 en el puesto 417°. Rápidamente dejó atrás ese ranking al conseguir cuatro Challengers (Savannah, Sarasota, Binghamton y Knoxville). Disputó los tres Grand Slams más importantes aunque sin buenos resultados y finalizó el año en el Top100. Todo apuntaba al despegue hacia la elite mundial.

US Open 2008

Tercera ronda en Australian Open y final en Houston durante los primeros meses del 2011 le permitió mantener el ranking entre los 60 mejores y evitar las clasificaciones en la gira europea de cemento. Allí Nishikori mostró su mejor versión. Semifinales del Masters1000 de Shanghai (victorias ante Tsonga y Dolgopolov) y final en Basilea (triunfo ante Novak Djokovic, cuarta derrota en la temporada del serbio), lo catapultaron al Top25, veintiún puestos más arriba que el máximo exponente hasta hoy de su país, Shuzo Matsuoka (46° ATP en 1992). Además fue el primer japonés en la historia en derrotar a un vigente N°1 del mundo.

Los cuartos de final del Australian Open 2012 demostraron que Kei pedía pista entre los mejores del mundo. Desde aquel certamen hasta hoy, no bajó del Top20. Pero lo mejor en su carrera estaba por llegar. En una temporada muy regular en cuanto a resultados, el ATP500 de Tokio se le presentó como la oportunidad de consagrarse ante su gente, su público. El cuadro era durísimo: Murray (campeón defensor), BerdychTipsarevicMónacoAlmagro Raonic. Pasaban los partidos y el local avanzaba a paso firme.

Balance y coordinación del cuerpo

Derrotó a Berdych en cuartos y a Baghdatis en semifinales. La final fue ante Milos Raonic, el jugador con mayor promedio de aces y primeros saques en lo que va del año y que había derrotado a Murray. Panorama complicado. El partido fue 7/6 3/6 ¡6/0! El japonés de 178cm venció al canadiense de 198cm 6/0 en el tercer set y se convirtió en el primero en triunfar en condición de local e ingresar al Top15. Gracias al triunfo, se sumó a la pelea por un lugar en el Masters de Londres que reunirá a los ocho mejores de la temporada y que tiene solo cuatro plazas disponibles (cinco si se confirma la baja de Nadal).

La juventud se impuso en tierras japonesas.

Hijo de un ingeniero y una maestra de piano, nació en Shimane (Japón) el 29 de diciembre de 1989. A los cinco años ya empuñaba una raqueta. A los catorce, junto a un grupo de jugadores japoneses patrocinados por el CEO de Sony, Mr. Morita, se mudó a Estados Unidos sin saber una sola palabra en inglés. Desembarcó en la Academia de Nick Bollettieri en Florida, famosa por formar jugadores que fueron números uno del mundo como Agassi, Becker, Courier, Hingis, Jankovic, Ríos, Seles, Sharapova y Venus y Serena Williams, además de Haas, Kournikova, Arias y Vaidisova, entre otros. A los dieciséis años ganó su primer torneo profesional, un Future en México, y terminó el año como número siete del mundo en junior. Ya más aplomado en Estados Unidos, dominó el idioma y sin extrañar tanto su tierra, incursionó en el circuito ATP al año siguiente.

Hoy en día es entrenado por el argentino Dante Bottini. Nick Bolletieri, el legendario entrenador de 81 años, dijo del argentino: “Su entrenador Dante es fantástico, porque no habla demasiado con Kei. A Kei, mientras más le dices, más lo complicas. Es casi como cuando trabajé con Boris Becker”, y agregó del japonés: "La clave es no dirigirlo todo el tiempo. Él es el capitán del barco. Tiene el potencial de conseguir buenos resultados en torneos grandes". Tommy Haas, amigo de Kei, que lo conoce de la Academia desde muy joven: "Lo conozco desde que era muy pequeño. Es un chico muy bueno, muy tímido, pero muy cariñoso y trabajador. Es un jugador muy peligroso. Tiene el ‘estilo Bollettieri’ con una potente derecha y piernas rápidas. Está muy deseoso por mejorar y lo ha logrado. Me hace feliz ver su éxito".

Daniel Vitale Pizarro

1 de octubre de 2012

El número 7


Mónaco logró su séptimo título ATP en Kuala Lumpur al derrotar en la final al francés Julien Benneteau 7/5 4/6 6/3. Ese resultado (solo le bastaba con ganar un partido) lo volvió a ubicar en el Top10. Quedó a 395 puntos de Tipsarevic en la "Carrera a Londres", que por la supuesta baja de Nadal, sería el octavo clasificado para el Masters, a disputarse del 16-18 de noviembre en la Arena O2 de Londres. El argentino se convirtió en el cuarto jugador de su país en ganar un certamen en Asia junto a Guillermo Vilas (Teherán 1974 y 1977), Guillermo Cañas (Chennai 2002 y Shanghai 2004) y  David Nalbandian (Masters Cup Shanghai 2005). A su vez es el séptimo argentino en obtener al menos cuatro títulos en una temporada, los otros son Vilas (1974-80 y 1982), Clerc (1980-83), Jaite (1989), Coria (2003), Gaudio (2005) y Del Potro (2008).

Julien Benneteau es ese tipo de jugadores molestos, que uno prefiere no enfrentar en las primeras rondas de un torneo. De buen primer saque, con tiros agresivos y una gran volea, este francés tiene un record negativo muy raro para su nivel de tenis y su ranking, a lo largo de sus trece años como profesional. La final ante el tandilense fue la séptima en su carrera ante siete rivales diferentes: nunca pudo gritar campeón. A pesar de llegar al partido definitivo en los últimos cinco años, al menos una vez, ser el número 26° del ranking ATP y desde el 2006, solo estuvo seis semanas fuera del top 100, el récord es realmente extraño.

El extraño caso de Julien Benneteau

No solo llegó a once finales en dobles de las cuales ganó seis (este año consiguió junto a Gasquet la medalla de bronce para Francia) sino que derrotó a los tres dueños de la ATP de los últimos años (Nadal 2004, Djokovic 2006 y Federer 2009) en una ocasión a cada uno y tuvo en jaque a "Rafa" con match point en Cincinnati 2012 y a Roger dos sets a cero en Wimbledon 2012. Este año, luego de alcanzar su mejor ranking, sufrió una lesión en el tobillo y codo, tras una mala caída en Montecarlo que lo alejó de las canchas. Mucha mala suerte. Pero se repuso y con el espíritu de un joven veinteañero teniendo ya 31 años, volvió al circuito, logró la medalla en los JJOO y llegó a esta final en el continente asiático.

"Bennet" es un caso raro, porque son muchos los triunfos que tiene ante el Top10 (siete), cuatro de ellos entre los cinco, pero siempre en rueda preliminares para luego perder en cuatro de siete ocasiones, la final en tres sets. Es verdad que es un jugador bastante irregular en el circuito y que pueden pasar semanas sin escuchar victorias suyas, en muchos casos accesibles para su juego. Como ejemplo más cercano tenemos la semifinal en Kuala Lumpur: venció a Ferrer en dos sets cómodos y luego perdió la final ante Mónaco, especialista en polvo de ladrillo, que nunca había ganado un título sobre cemento, menos en indoor. Ess el jugador con más finales, que nunca levantó un título.
En Bangkok (Tailandia), el exquisito Richard Gasquet demolió en la final 100% francesa a Gilles Simón 6/2 6/1 y se adjudicó su séptimo título ATP. El talentoso Richard está teniendo un muy buen año, siendo uno de los cinco tenistas que han alcanzado como mínimo la segunda semana en los cuatro Grand Slams (Federer, Djokovic, Murray y Del Potro). Además del título, llegó a otra dos definiciones, ante Del Potro en Estoril y frente a Djokovic en Toronto, para ubicarse catorce en el ranking y once en la "Carrera a Londres", con la misma puntuación que Mónaco, en la pelea por un lugar en el Masters, que ya disputó en 2007.

Gasquet, nacido en Beziers (Francia)tocó el lugar número siete del ranking en 2007 luego de alcanzar las semifinales de Wimbledon, su mejor actuación en un Grand Slam. En los demás "Majors" nunca superó la cuarta ronda. En Masters1000 tuvo la mala suerte de disputar tres finales ante Federer (Hamburgo 2005 y Toronto 2006) y Djokovic (Toronto 2012). Con las sospechas por dopaje a principios de temporada en el olvido (cocaína), con una pena que bajó de un año de suspensión a dos meses y quince días por probar su inocencia, es uno de sus mejores años, que completará como el mejor si clasifica al Torneo de Maestros. Siete semanas son las que faltan para el último torneo del año y ya comienzan las especulaciones. ¡A ver quién acierta más!

Daniel Vitale Pizarro