23 de junio de 2020

La tribu del tenis

Un jugador sólo puede golpear a la bola en juego si la lleva sujeta en la mano. No hay restricciones en cuanto a la manera de agarrarla. El jugador podría incluso golpear a la bola con el mango, si tuviese una habilidad especial para imprimirle a la bola un efecto diabólico que nadie entendiese,(aunque todavía no se ha dado el caso, no descartemos que algún día se pueda hacer, pues hay gente que tiene mucho tiempo libre para inventar). Sin embargo, las reglas no permiten lanzar la raqueta con la intención de golpear a la bola. Por si acaso, que uno ha visto casi de todo, añadiremos que sólo se puede jugar con una raqueta al mismo tiempo. Y por último, recuerda que los jugadores profesionales no pueden comenzar un punto con las cuerdas de su raqueta rotas.

Extracto del libro "La Tribu del tenis. 555 casos y decisiones para comprender mejor el tenis" de Victor Gasó Vidal (Punto Rojo Libros, 2016).
Victor Gasó Vidal (Játiva, Comunidad Valenciana) fue un apasionado tenista amateur en sus años de juventud. Licenciado en Filología Inglesa en la 'Universitat Jaume I' (1998), en 2002 su pasión mutó hacia el arbitraje y se convirtió en árbitro internacional de tenis, trabajando alrededor del mundo en certámenes ITF, ATP y WTA. Director del Área de Competición de la Federación Valenciana de Tenis, en 2006 se mudó a Madrid para ejercer la docencia en la Real Federación Española de Tenis en el 'Área de Formación de Arbitraje' de la RFET. "La Tribu del tenis. 555 casos y decisiones para comprender mejor el tenis", editado por 'Punto Rojo Libros', fue publicado en 2016 luego quince años como árbitro internacional y de diez temporadas capacitando a los nuevos árbitros de España.



A pesar de ser un libro que habla sobre las reglas del tenis, mucho más técnico que elaborado por cuestiones lógicas de la temática del ejemplar, Gasó Vidal quiso no aburrir al lector transcribiendo puramente las reglas oficiales del tenis y plasmarlas en un libro de reglamentación más. A través de sus 304 páginas y 555 casos reglamentarios, cada capítulo inicia con un 'Calentamiento', una breve introducción al tema en cuestión (la Pista, las Bolas, la Raqueta, etc.) con situaciones cotidianas o experiencias personales, una idea original de aproximarse a los datos duros de la Federación Internacional del Tenis, interpretados de la manera más clara posible por un árbitro internacional.
"Nos educan para golpear de derecha y de revés, un poco de saque y volea. Sin embargo para competir hace falta mucho más, entre otras cosas, manejar nuestras emociones, ser consciente de que te enfrentas a otra persona y que el respeto debe estar por encima de todo", es una de las primeras líneas del libro, haciendo hincapié en la realidad del tenista promedio y en la necesidad de divulgar el reglamento del tenis desde edades tempranas, de una forma que no aburra y que los motive, a medida que van creciendo, a interesarse por saber los límites y las obligaciones que deben respetarse dentro y fuera de una cancha de tenis.
"Según un proverbio africano, para educar a un niño hace falta la tribu entera", es la frase que eligió Victor para titular su primer libro y que encaja como anillo al dedo para el mensaje que quiere transmitir, el de educar al jugador de tenis, sin importar edad, sexo o nivel del practicante o aficionado. Recomiendo leer "La Tribu del Tenis. 555 casos y decisiones para comprender mejor el tenis", un manual que intenta aclarar las dudas reglamentarias que pueden aparecer mientras disputamos un partido de tenis. El detallado índice al final del libro permite ir directamente al capítulo deseado para solventar una duda específica o simplemente pasar página e ir descubriendo reglas desconocidas u olvidadas.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario