27 de octubre de 2014

Amo y señor de Basilea


Los hombros levantados de Goffin resumen el partido

Roger Federer. Si, otra vez hablando de él. Incansable rompedor de récords. A sus 33 años, dos meses y veintiún días, el suizo obtuvo su 82° título ATP en Basilea, su ciudad natal. ¡82! El belga David Goffin no ofreció resistencia al dueño de casa que lo trituró 6/2 6/2 en apenas 52 minutos. El buen nivel que mostró el belga durante la semana en Suiza fue opacado por el helvético que se paseó por la pista sin dificultades, muy cómodo con cada uno de sus tiros. Sin fisuras con el servicio (no cedió oportunidades de quiebre, solo cinco puntos), lanzado al ataque, con pocos errores no forzados e infalible en la red, fue demasiado para su admirador, que no estuvo a la altura.

Declarado fanático del ganador de 17 Grand Slams, "La Goff" fue claro con el rendimiento de ambos: "Fue un partido muy duro, por supuesto. Aquí, en su ciudad natal y estando en gran forma, fue demasiado superior a mí hoy. Al principio del partido estaba un poco nervioso, sobre todo una final contra Roger. No es fácil devolver su saque. Es por eso que fue una pesadilla para mí. Me hizo cometer un montón de errores pero ha sido una buena semana para mí".
Federer besa los trofeos, Nadal los muerde...

Como en 2006 (Gonzalez), 2007 (Nieminen), 2008 (Nalbandian), 2010 (Djokovic) y 2011 (Nishikori), Federer fue campeón en su país. ¡Y otras cinco veces perdió en la final! Desde 2006, disputó el torneo en nueve ocasiones y en todas ellas llegó al último partido. La marca de once finales en un mismo torneo es récord en el tenis profesional. Superó las diez alcanzadas por Guillermo Vilas en Buenos Aires, hasta estos días, el récord era compartido. Agregó Basilea a su lista de torneos que ganó seis o más veces. Dubai, Basilea, Cincinnati y el Masters los obtuvo en seis ocasiones y Halle y Wimbledon los capturó siete veces.

El año de Federer está a la altura de sus mejores, salvo por la cosecha de Grand Slams, por lo que no es número uno del mundo. Lidera casi todos los rubros de la temporada: cinco títulos (junto a Djokovic), diez finales (Nadal siete), cinco finales de Masters 1000 (Djokovic y Nadal tres), 66 triunfos (Murray 56) y finalista de la Copa Davis. Por todo esto es que llega a París con chances de recuperar el número uno del mundo. 490 puntos son los que lo separan de Djokovic con 2500 unidades en juego (París y el Masters) con el aditivo de que Roger además puede sumar 225 puntos más si gana sus dos partidos de la Davis y Suiza obtiene la Ensaladera.

Su servicio, hoy, la base de su juego

Con posibilidades reales de recuperar el trono de la ATP, Roger, entusiasmado, sorprendido y calmo a la vez, expresó su deseo de ser N°1 del mundo una vez más: "Sería muy especial conseguir el N°1. El N°1 del mundo es todo lo que anhelamos como jugadores. Con el año que he tenido y la cantidad de finales que he jugado, el nivel de tenis que he jugado, me complace ver que tengo una oportunidad. Sin embargo, tener una oportunidad y estar allí son dos cosas diferentes. Estoy seguro de que Novak va a estar muy motivado, justo después de tener un bebé".
Ni la novia de Goffin quiso perderse la foto con Federer

David Goffin, en otra escala a la de Federer, está teniendo el mejor año de su corta carrera, más aun en el segundo semestre. Desde su derrota en Wimbledon ante Andy Murray, conquistó tres Challengers consecutivos más su primer ATP, en su primera final. Fueron 24 partidos al hilo hasta su caída en cuartos de final de Winston Salem. Tercera ronda en US Open y nuevamente una racha de triunfos. Victorias en Copa Davis, campeón en Metz (segundo trofeo ATP) y en el Challenger de Mons (Bélgica), concluyeron con la final en el ATP500 de Basilea.

Fueron 17 partidos seguidos sin conocer la derrota lo que deja un total de 41 partidos ganados y tres perdidos en sus últimos ocho torneos disputados, más una eliminatoria de Copa Davis. Este magnífico presente lo colocó, a falta del Masters 1000 de París, como el número 22 del ranking a los 23 años de edad, puesto más alto desde que es profesional. Bélgica puede estar tranquila que tiene un jugador de elite para rato...

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario