29 de septiembre de 2014

Debut de lujo



"Kim, despertate, prendé la TV y mirame, volví a ganar"

Wimbledon 2013. Andy Murray era campeón luego de ausentarse en Roland Garros por molestias lumbares. En el All England, derrotaba a Novak Djokovic en la final. Una irregular gira norteamericana, terminó en septiembre con victorias en Copa Davis para devolver a Gran Bretaña al Grupo Mundial. Esos fueron sus últimos partidos antes de alejarse del circuito para operarse la espalda y terminar con los dolores. Regresó en la temporada 2014 y su recuperación fue paulatina, sin finales alcanzadas hasta Shenzhen. A un año exacto de su vuelta al circuito y a quince meses desde su última coronación, Andy Murray volvió a gritar campeón en un ATP, subió un puesto en la "Carrera a Londres" (10°) y se jugará la clasificación al Masters en las próximas cinco semanas.

Pasaban los meses y Murray caía antes de pelear por el título. Solo dos semifinales (Acapulco y Roland Garros) acumulaba en 2014 hasta Shenzhen. Sin estar en su calendario, el torneo debut de la ATP lo tentó y a falta de puntos para intentar ingresar al Masters, decidió participar. Sin mostrar el tenis que lo supo ver campeón en tantas ocasiones (29 veces), Andy aprovechó las oportunidades desaprovechadas por Robredo en la final y terminó con el trofeo en sus manos. Porque nadie hubiera apostado por Murray tras estar set abajo y 2-6 en el tie break del segundo set. Incluso tuvo otro match point más Tommy cuando iban 8-9. El escocés aguantó y cerró el encuentro 5/7 7/6 6/1 con holgura.

Tan cerca, tan lejos

La desazón del español quedó plasmada en la conferencia pos partido: "Creo que hice un muy buen partido en los dos primeros sets. Luego tuve muchas oportunidades en los match point pero no los supe aprovechar y lo pagué de vuelta. Andy luchó muy fuerte y mereció ganar el tercer set. Estoy feliz por una buena semana, no por este partido. Creo que merecía algo más, pero si tienes chances y no las tomas, luego pierdes. Lo que queda es el buen trabajo".

El campeón también tuvo palabras para con Robredo: "Trabajé duro para volver el partido y siempre dí lo mejor, aunque también tuve un poco de suerte. Tommy (Robredo) tuvo un gran torneo y él también mereció ganar el partido con todas las grandes chances que tuvo en el tie break del segundo set, pero las cosas pasan por alguna razón".
Operado de la espalda en septiembre de 2013.

El nacido en Dunblane capturó en China su 29° título ATP (al menos un cetro en los últimos nueve años), el 23° en cemento y el séptimo en Asia. En total acumula 43 finales ATP, ninguna en arcilla. 10° en la "Carrera a Londres" y 11° en el ranking ATP, deberá obtener buenos resultados en los siguientes torneos si quiere ingresar a la Copa de Maestros. Está inscripto en Beijing, Shanghai y París, con la oportunidad de clasificar al Masters por séptima vez consecutiva, aunque si juega esta temporada no serán siete participaciones al hilo porque el año pasado no disputó el torneo por lesión.

Todos con Andy en el debut del torneo chino

En marzo, antes de disputar el Masters 1000 de Miami, certamen que defendía, Murray comunicaba a través de las redes sociales que Ivan Lendl dejaba de ser su entrenador. Recuperado y sin dolores aparentes, solo tuvo palabras de agradecimiento para con su exentrenador: "Estoy eternamente agradecido a Ivan por todo su trabajo durante los dos últimos años, los de mayor éxito en mi carrera hasta el momento. Juntos hemos aprendido mucho. Me voy a tomar un tiempo con el resto del equipo antes de ver qué pasos doy".

Asimilada la ruptura con Ivan LendlAndy (junto a su madre Judy) sorprendió a todos cuando anunció la contratación de Amelie Mauresmo como coach principal, tras ser semifinalista en Roland Garros. Esa atípica contratación mostró la continuidad del trabajo de Lendl pero con algo más agresividad, lo que dio sus frutos en Shenzhen tras quince meses de sequía, aunque su juego en general no sea lo regular que era. Tampoco su físico está al 100%, producto de la falta de confianza y de una pretemporada con más dudas que certezas por la reciente operación y recuperación de su espalda. 

Nueva sociedad mixta

Sus desafíos en esta parte de la temporada son quedar dentro de los ocho mejores del mundo para clasificar al torneo de fin de año por séptima vez consecutiva (en 2013 se ausentó por lesión) y tratar de plasmar en la cancha lo que Amelie quiere de su juego. Más adelante se centrarán en preparar el 2015. Será clave la pretemporada junto a Mauresmo para aunar fuerzas y compatibilizar criterios, con el objetivo de pelear bien arriba, en el ranking y en los Grand Slams, como lo hizo hasta que su espalda se lo permitió.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario