16 de julio de 2012

Tenis y algo más



Estabilidad Top10

Pensar que hace unos años estuvo cerca de dejar el tenis porque tanta lectura le había hecho perder las ganas de seguir en el deporte. "Leer filosofía acaba trastornándote un poco. Me di cuenta de que estaba leyendo demasiado y comencé a dudar de mí, de la vida y del tenis. Paré un poco", llegó a decir Janko Tipsarevic temporadas atrás. Eligió relegar un poco los libros, también su pasatiempo como DJ, y comenzó a concentrarse 100% en el tenis. Ayudado por la obtención de la Copa Davis en 2010 junto a Djokovic, Troicki y Zimonjić, Tipsarevic obtuvo tres títulos ATP, dos en 2011 y uno este año, consolidándose como Top10, puesto al que pocos presagiaban que llegaría.

"No quiero hacer un gran lío con esto de mis lecturas, ni decir que soy tan profundo, mucho menos un filósofo o un intelectual, al contrario, soy bastante normal. Esto es parte de mi vida, algo que me gusta hacer, como a otros les gusta la 'Playstation'. Claro que no prefiero ser estúpido, pero se dice que ser estúpido es una especie de bendición, porque no conoces más, no quieres más y no necesitas más", algunas reflexiones de Tipsarevic sobre su 'adicción', dejando frases para pensar. Y agregaba: "Ahora soy algo mayor y entiendo que no importa cuán acertado esté el autor, nunca dejes que un libro cambie totalmente tu vida. Debes tomar cosas pequeñas de un libro para cambiar la vida".

Objetivo cumplido, promesa cumplida

El jugador detrás de la gafas (recetadas con aumento), obtuvo su tercer título ATP, primero sobre polvo de ladrillo, tras derrotar a Juan Mónaco 6/4 5/7 6/3. Se llevó de Alemania 250 puntos y el tradicional Mercedes Benz que entrega Stuttgart, que como declaró durante la entrega de premios, se lo regalará a su mujer. Afirmado cada vez más como Top10, el serbio hizo pesar su condición de número uno del torneo y en su novena final (primera sobre arcilla), venció a un especialista como lo es el argentino Juan Mónaco (14° ATP). A pesar de contar con una ventaja de set arriba 4-0 y perder ese segundo set, nunca perdió la intensidad en su juego y hasta ganar el encuentro.

Stuttgart este año fue un certamen especial. Debido a ser año Olímpico (Londres), el calendario sufrió modificaciones y por única vez en la temporada se disputaron cuatro torneos en la misma semana: Stuttgart (Tipsarevic)Newport (John Isner), Bastad (David Ferrer) y Umag (Marin Cilic). Esto perjudicó a los torneos por la merma de los mejores jugadores pero benefició a los tenistas de menor ranking que tuvieron la posibilidad de jugar un ATP250 que en otras circunstancias deberían haber  disputado como mínimo la clasificación.
"El doctor loco", como lo apodan sus allegados, tardó nueve años en conseguir su primer título ATP desde que se hizo profesional en 2003. En Copa Davis debutó con el primer equipo en el año 2000 para nunca decirle que no hasta el día de hoy. Primero representó a Yugoslavia, después a Serbia y Montenegro y ahora a Serbia, país con el cual consiguió la Ensaladera en 2010. Janko se destacó como juvenil en el circuito junior ITF siendo campeón del Australian Open 2001, cuartofinalista de Roland Garros 2001-2002 y número uno de la categoría en 2001. Todo indicaba que tendría una rápida adaptación al profesionalismo, pero transición le costó.

Recién a los 27 años pudo levantar su primer titulo ATP. A pesar de que su mejor resultado en Grand Slams sean los cuartos de final del US Open 2011, "Tipsa" se mantiene entre los ocho mejores hace un largo rato (14/11/2011), gracias a sus títulos en Kuala Lumpur y San Petersburgo). Su objetivo es disputar por segunda vez la Copa de Maestros, aunque tiene a Del Potro pisando sus talones. El serbio se convirtió en el primer tenista de su país que se consagró en Stuttgart, se alejó de Juan Martín Del Potro en el ranking y se sumó a la lista de los Top10 que ganaron al menos un torneo en el año. Era el único que no había ganado en 2012.
Primer título ATP

Tarde pero seguro, Tipsarevic tuvo que cambiar varios hábitos para poder llegar al Top10 y ser protagonista en los torneos importantes. Dejó de lado la lectura nocturna para acostarse a horario, cambió su alimentación (hizo un test de tolerancia a la comida), empezó a elongar bien luego de los partidos y trabajó más en lo físico (contrató al argentino Berny Carberol como preparador físico). Básicamente decidió dedicarse 100% al tenis. No solo tiene como preparador físico a un argentino, su relación con Argentina es más estrecha aún. Uno de sus mejores amigos en el circuito es Juan Pablo Brzezicki. Un día, "el polaco" lo llamó por teléfono para anunciarle que había sido papá y al mismo tiempo, contarle que su nombre era Janko. "Me puso feliz", fueron las palabras del actual número dos de serbia. Una linda historia.

Tipsarevic también tuvo que reducir su tiempo como 'DJ' aficionado, su otra pasión. "Siempre que tomo una decisión sobre cómo pasar mi tiempo, pienso: ¿Esto es bueno o malo para mi tenis? Hay que hacer sacrificios para estar ahí arriba, es así de fácil”, dijo hace poco menos de un año el serbio. En cuanto a sus lentes, contó: “Probé lentes de contacto pero no me funcionaron, los ojos se me ponían rojos a los cinco segundos. No soy un fanático de la cirugía láser, así que seguiré usando anteojos”. Simple y efectivo.
Párrafo aparte para David Ferrer en Bastad. Derrotó a Almagro en la final (11-0 frente al murciano) y levantó su 16° certamen ATP, quinto en lo de va de 2012 en seis finales, solo superado por Roger Federer, que también se coronó en cinco eventos y perdió una final, pero que incluyó Wimbledon, Indian Wells y Madrid, comparado con Acapulco como el torneo de mayor peso para "Ferru". Sin dudas, el mejor año de su carrera. Semifinal en Roland Garros y cuartos de final en Wimbledon, ambos resultados por primera vez, lo ubican como candidato de cara a los JJOO a disputarse en el All England. Pareciera que le cuesta más fallar que meter la pelota adentro de la cancha. Una maquinita, un frontón, David Ferrer.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario