9 de marzo de 2020

#OneLastRoar


“Todas las mañanas, me pongo ropa de tenis y me divierto. El tenis es un deporte hermoso para alegrar a mucha gente”. Ese es Leander Paes a tres meses de cumplir cuarenta y siete años, con la misma ilusión del joven indio nacido en Calcuta que debutaba en Copa Davis con dieciséis años en 1990. Leander lo ganó prácticamente todo en dobles e incluso fue exitoso en individuales, solo que sus buenos resultados en duplas lo obligaron a volcarse por completo a siempre tener un compañero a su lado. Luego de treinta temporadas como profesional, 2020 será su última. Pero antes de colgar la raqueta para siempre, Paes tendrá tiempo para reescribir los libros de historia de la Copa Davis y por qué no, del tenis en general.
Convocado para disputar el repechaje a las 'Finales de Copa Davis Madrid 2020', el longevo Leander Paes (115°) formó pareja junto a Rohan Bopanna (37°) y derrotaron a Franko Skugor (32°) y Mate Pavic (15°). Su 45° victoria en la especialidad de Paes, récord absoluto desde el inicio de la competencia en el año 1900, lamentablemente no alcanzó para que India viaje a Madrid en noviembre pero le dio un cierre especial a su participación en la Copa Davis, ganando partidos treinta años después de su debut. En total finalizará su carrera con 93 encuentros ganados (48 S / 45 D) en 58 series disputadas, cuarto en la historia de la Davis.
Anunciado su retiro en diciembre, el multicampeón de Grand Slams en dobles (15) decidió denominar #OneLastRoar a su gira de despedida en 2020: "Le pedí a todo mi equipo y a mis padres que me dieran algunas ideas. Ellos pensaron que tenía que dar un último rugido, que tenía que jugar un año más para dar las gracias a los jugadores con los que he jugado durante cuatro décadas, a los torneos y a los aficionados de todo el mundo". Pero no solo en agradecimiento disputará la temporada 2020, Leander tendrá el objetivo de competir en sus octavos Juegos Olímpicos en Tokio y en su Grand Slam N°100 en el US Open, ambos récords mundiales para un tenista.
Su historia con la Copa Davis es brillante pero su recorrido olímpico es tan atractivo como peculiar. En siete participaciones olímpicas y siendo un referente mundial en dobles, su única medalla fue, curiosamente, en individuales cuando se colgó el bronce en Atlanta 1996. Lo más cerca que estuvo de una presea en su especialidad fue en Atenas 2004 cuando cayeron junto a Mahesh Bhupathi 7/6 4/6 16/14 en el encuentro por la medalla de bronce ante Ivan Ljubicic y Mario Ancic. Tokio 2020 está en el horizonte cercano de Leander que, de no mediar lesiones, estará en la capital japonesa lo que supondrá un reto casi imposible de igualar.


Pero ser una estrella mundial del tenis y un ídolo en India no está exento de problemas. Compañero de Sania Mirza en Londres 2012 a pesar de que ella quiso compartir pista con Mahesh Bhupathi, fue relegado por la propia Mirza en Rio 2016 tras haber decidido jugar junto a Rohan Bopanna luego de tratar a Paes como "persona tóxica", alegando que la utilizó de cebo para poder disputar el dobles mixto en Gran Bretaña. También fueron conocidos sus altercados con Mahesh Bhupathi en 2017 cuando Mahesh era capitán del equipo de Copa Davis y decidió no convocarlo. No solo no lo seleccionó, sino que por la repercusión de la exclusión de Paes, Bhupathi publicó en Facebook un chat personal entre ellos en el que le explicaba porque optaría por Bopanna y no por él.


Polémica a un lado, la vida del mejor tenista indio de todos siempre estuvo ligada a los Juegos Olímpicos, más allá de lo deportivo: "Me considero un atleta que le encanta estar en los JJOO. Mis padres estaban disputando las Olimpiadas en 1972 y fui concebido allí. Nací con esa condición física y el ambiente familiar fue excelente para que pudiese cumplir mis sueños. Jugar en Tokio 2020 será un sueño y algo que hace varios años pensé que nunca podría hacer. No he tenido una vida nada fácil. He tenido que dormir en vestuarios por no tener dinero para ir a un hotel y he lidiado con cosas en mi carrera que cualquier otro atleta no sé si podría afrontar. Creo que para lograr la excelencia, debes tener cierta perseverancia, paciencia y sacar el lado positivo de las cosas".

Embed from Getty Images

Distendido y orgulloso, mientras disputaba su Grand Slam N°94 en Roland GarrosLeander Paes contaba una anécdota que tuvo en París y que refleja lo que significa seguir compitiendo y ganando con esa edad: “Un día en Roland Garros, pasé por la pista donde entrenaba Nadal y su tío y Toni dijo: 'Leo, ¿tienes 46 años, verdad? ¿jugaste aquí en 1989, cierto? Me acuerdo de ese año ¡Qué increíble! Mirá Rafa, este hombre tiene 46 años y todavía juega y gana'. Para mí, eso fue hermoso, porque Rafa es uno de los mejores de todos los tiempos y Toni es una de las grandes mentes del tenis de siempre. Tener la relación que tengo con los jugadores y el respeto de todos en los vestuarios lleva muchos años de arduo trabajo. He sido muy bendecido por tener una carrera tan larga y exitosa".

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario