26 de marzo de 2020

Game Set Math


A veces, creo que también deberíamos considerar incorporar algún ingeniero mecánico a nuestros equipos de trabajo. O inspirarnos con las características particulares de como se mueve algún animal. U observar como fueron creados algunos personajes de la Play, o algunos superhéroes... En este sentido, pienso en la elongación impresionante de Djokovic, que tal vez pueda traer algo nuevo a la mesa. Marcelo (Albamonte) insiste con que tenemos que observar detenidamente a los arqueros de fútbol. El es hincha de Boca, vio a Gatti atajar más de doce años y piensa que puede ser muy interesante aprender las lógicas de los arqueros que acortan los tiempos del rival, cubren la red y los ángulos.

Extracto del libro "Game Set Math. La formula para ganar tu próximo partido". Franco Davin, 2019 (KEL Ediciones)
Franco Davin nació en Pehuajó (1970) y rápidamente se destacó en el tenis. Entrenado por Carlos González en el Club Estudiantes Unidos, desde los ocho años su evolución fue meteórica: campeón provincial a los nueve, campeón nacional a los diez y campeón Sudamericano y mundial a los doce. Su carrera como Junior fue exitosa por donde se la mire. Afincado en Tandil desde 1984 a las órdenes de Raúl Pérez Roldán, su primer punto ATP lo consiguió a los catorce años, a los quince fue campeón del Banana Bowl (U18) y ganó su primer partido ATP, a los dieciséis fue finalista del ATP Buenos Aires y del US Open Junior, y a los diecisiete alcanzó la final de Roland Garros Junior (1987) en dobles junto a Guillermo Perez Roldán.
La carrera de Franco llegó a su fin a los veintisiete años de edad (1997) tras ser 30° ATP en 1990, ganar tres títulos ATP y alcanzar nueve finales. Precoz y exitoso como jugador, también lo sería como entrenador. Sin prácticamente tiempo para asimilar el retiro, en 1998 fue elegido capitán interino de la Fed Cup y en 1999, capitán de Copa Davis. Luego vinieron los trabajos junto a Coria, Gaudio, Del Potro, Dimitrov, Fognini y Edmund (actual), entre otros, jugadores que hicieron del zurdo uno de los mejores entrenadores del mundo. Único argentino ganador de Grand Slam con dos jugadores diferentes, Franco escribió un libro sobre el tenis y los datos, junto a Marcelo Albamonte y producido por Pablo Del Campo, que denominó "Game Set Math".
En su primera incursión al mundo de las letras, Davin repasa su etapa como jugador y su transición a entrenador en primera persona, con anécdotas que explican el porqué de su éxito. No es casualidad que bajo su tutela Gaudio haya sido campeón de Roland Garros, Del Potro ganado el US Open y Fognini fuera Top10 (9°) por primera vez en su carrera a los treinta y dos años. Más allá del trabajo dentro de una cancha de tenis, para él lo más importante está fuera de ella: "Mi mujer, Mariana, siempre permitió que nuestra familia se transformara en la familia alternativa de mis jugadores. Son chicos y por más recursos que tengan, mi mujer es la primera en decirme que necesitan contención". El método es simple y a la vez complejo: si el jugador está cómodo y feliz fuera de las pistas, lo transmitirá dentro de las mismas.



Ver esta publicación en Instagram

🇦🇷 El impacto de las redes sociales en el Tenista. Termina un partido, y no hay tiempo para saborear una buena victoria o mascullar “bronca” por una derrota, ni de pensar en el partido que concluyó. Casi inmediatamente el jugador toma su teléfono celular, y no sé exactamente con que fin, mira sus redes sociales. Al despertar por la mañana, antes de dormir, durante el almuerzo, cena desayuno, etc,etc la gran mayoría de los Tenistas están inmersos en las redes sociales Durante un viaje, en auto, en tren, en un almuerzo sacando fotos a un plato espectacular para subirlo a las redes sociales, y me pregunto si no disfrutan más de mostrar que van a comer un plato exquisito que de comerlo, o de mostrar que están ante un paisaje hermoso que de mirarlo. Similar situación que ocurre cuando filman un partido de fútbol en la cancha (¿por qué no lo miran por televisión entonces?) Los ejemplos abundan y mis comentarios no son una crítica, sino plantear un interrogante acerca de la influencia que estos comportamientos tienen sobre su rendimiento tenístico. Y la verdad es que no lo sabemos, porque todo esto es muy nuevo, y también muy potente...me pregunto qué pasa por la cabeza del jugador con todos los comentarios que recibe y lee de sus seguidores luego de una derrota, o cómo influyen las cantidades de sugerencias que recibe de sus allegados, debido a la facilidad para la comunicación, en la manera en la cual debe encarar un partido o aspectos de su carrera. En mi opinión es un tema apasionante, y larguísimo, mi intención con este post es plantearlo. Por lo pronto creo que sería interesante que las redes sociales de un Tenista, fueran manejadas por un profesional de la comunicación, y que ellos mismos solo manejaran sus redes personales a las cuales solo tuvieran acceso sus allegados. Me surgen muchos interrogantes pero me gustaría conocer sus opiniones @tenisalbamonte #GSM
Una publicación compartida de Franco Davin (@franco_davin) el

Las motivaciones de cada jugador son la clave de su enfoque como coach. Imitar a un jugador, demostrarle al público que es mejor de lo que creen, contentar a una novia o simplemente 'llevarle la contra a su entrenador' son algunas de las motivaciones de cada tenista, que le permiten superarse a sí mismo. Franco trata de reflejarlas para que el lector conozca un poco más sobre el pensamiento de un profesional de la raqueta y su enfoque ante grandes retos. Interesante también el apartado de la evolución del tipo de juego de los tenistas según las épocas y lo que necesitó desarrollar técnica, táctica o físicamente cada nueva generación para derrotar a la anterior, siempre con las excepciones a la regla que tan bien le hacen al deporte.







🇦🇷 Épocas. En mi opinión es muy bueno involucrar a los chicos y jóvenes en conversaciones y “discusiones” de Tenis, creo que les sirve mucho…en realidad nos sirve a todos. Me decían ellos, hace poco, que los mejores jugadores de antes hoy no podrían jugar, que no tendrían ninguna chance de ganar contra los tenistas actuales. Tengo otra opinión, creo que esos mejores jugadores de todas las épocas, hoy jugarían diferente, estoy seguro que si estuvieran en el circuito actual, no harían lo mismo que hicieron en su época dorada, sino que diseñarían su juego para ganarle a quienes están en la cúspide. Lo mismo que hicieron en su época, diseñaron su juego cuando eran jóvenes para ganarle a quienes eran los mejores del momento. Por supuesto que si mantuvieran su juego tal cual lo hicieron antes, salvo contadísimas excepciones, hoy no tendrían ninguna chance. Cierro los ojos, hoy 2019 me imagino llegando al Naútico de Mar del Plata y encontrando a Guillermo Vilas con 14 años, estoy seguro que estaría pensando y diseñando su juego para ganarle a Federer, Nadal, Djokovic, Del Potro, o quienes vengan detrás Y voy un paso más allá, quizás los jóvenes de hoy no están pensando tanto en como ganarle a los mejores, sino en copiarlos, y esta sea la causa por la cual no podrán destronarlos sino hasta esperar su declive físico debido a los años o a las lesiones. #GSM @tenisalbamonte
Una publicación compartida de Franco Davin (@franco_davin) el

Franco Davin trabaja hace años junto a Marcelo Albamonte, pionero de los datos aplicados al tenis en Argentina. "¿Mi técnica secreta? Combino matemáticas con psicología", le contaba el pehuajense a la Revista GenteAlbamonte, principal colaborador del libro, estudió contaduría (nunca ejerció) y es entrenador de tenis pero su verdadera pasión son las matemáticas. Su fusión con Davin y el alto rendimiento benefició a ambos y permitió que este libro saliera a la luz. Sus estudios sobre 'la velocidad de la derecha de Del Potro', los 'errores no forzados positivos' o 'la motivación es mensurable' son algunas de sus metódicas investigaciones reflejadas en la obra, conceptos tan interesantes como novedosos.
Ciento sesenta páginas, totalmente bilingue y con un diseño de arte muy bien logrado. Así se presenta el ejemplar. El texto, acompañado de imágenes históricas, se lee rápido, de escritura fácil y clara, con aportaciones que dejan en evidencia que siempre se pueden aprender cosas nuevas y que debemos estar abiertos a las innovaciones, por más pequeñas que sean, porque pueden generar grandes cambios. Recomiendo "Game Set Math. La fórmula para ganar tu próximo partido (Y no solo en la cancha)" a padres, jugadores, entrenadores o curiosos del tenis, dispuestos a mirar un poco más allá de como golpear una pelota de tenis.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario