26 de agosto de 2019

Amenaza polaca


Primera semifinal ATP, primera final ATP, primer título ATP. Hubert Hurkacz (41°), de apellido difícil de pronunciar, consiguió todo eso en Winston Salem. A los veintidós años no titubeó en sus primeras instancias finales del circuito mayor y se consagró campeón del único ATP250 de 48 jugadores del tour y que no comparte semana con ningún otro certamen ATP. El polaco será 35° ATP desde el lunes, su mejor posición histórica, y llegará al US Open con la confianza necesaria para intentar alcanzar la segunda semana, algo que todavía no logró en un Grand Slam en seis participaciones (tercera ronda Wimbledon 2019).


Su triunfo en Estados Unidos no surgió como por arte de magia. Hurkacz fue noticia en 2018 al debutar como Top100, disputar tres de los cuatro Grand Slams y clasificar al Masters #NextGen en Milán. Los argentinos lo conocimos un par de años antes, en 2016. Hubert tenía 19 años recién cumplidos y era el 602º ATP. El capitán de Copa Davis polaco lo seleccionó para enfrentar a Argentina en primera ronda. Potente pero errático, gran saque pero poca movilidad, sobretodo hacia los laterales, fue lo que mostró el grandote de 196 cm de altura en Gdansk (Polonia). Poco pudo hacer ante Leonardo Mayer en el segundo punto de la serie, que con la eliminatoria ya definida derrotó a Renzo Olivo para decorar el resultado final (3-2).
Argentina ganaba la Copa Davis 2016 y Hurkacz daba sus primeros pasos como profesional en Futures y Challengers. Nacido en Breslavia (Polonia) en 1997, no ganaría su primer partido ATP hasta 2018, el año de su irrupción en el circuito principal. Entre 2015 y 2018 su trabajo fue preparar su físico para la exigencia del circuito ATP. En 2019 su tenis explotó y según cuenta el propio jugador, su mejoría se debió, en gran parte, a su trabajo mental de los últimos dos años con Pawel Stadniczenko y desde 2019 con Craig Boynton: "Pawel me ha ayudado mentalmente para mantener una actitud positiva, ser más sólido durante los partidos y no tener tantos altibajos. Craig me ayudó mucho mentalmente, con mis planes de juego y en qué tácticas debía centrarme".
Los cuartos de final en Indian Wells fueron el punto de partida para que sus rivales comiencen a respetarlo y para tomar confianza, saber que puede pelear por cosas importantes. El título en Winston Salem fue la concreción de que está transitando el camino correcto, que la promesa ya es una realidad. Su ascenso en el ranking fue abrupto. En enero de 2018 era 238° ATP y veinte meses después, se ubica en la posición 35° ATP. En el medio fue campeón de tres Challengers y del reciente ATP250. Campeón debutante, no es el único que levanta un trofeo ATP por primera vez en 2019. A lo largo de ocho meses de competición, catorce tenistas inauguraron su palmares con la primera copa en sus vitrinas.
Para saber quien fue el último campeón ATP nacido en Polonia, hay que remontarse a la temporada 1982 cuando Wojtek Fibak era el mejor de todos en el WCT Chicago. Hurkacz conoce la historia tenistica de su país y con una sonrisa, expresa sus sensaciones ante la prensa: "Había pasado mucho tiempo sin un campeón polaco, esto significa mucho para mi. Espero que más chicos se unan en el futuro y que yo pueda ganar más trofeos. Fue una enorme victoria para mí ante un gran jugador como es Benoit Paire. Tuve que luchar mucho por eso estoy tan emocionado de haber ganado un certamen ATP".

Embed from Getty Images

Diez veces enfrentó a un Top10 entre 2018-2019 y en cuatro oportunidades salió victorioso, todas durante esta temporada. Kei Nishikori en Dubai (6°) e Indian Wells (7°), Dominic Thiem (4°) en MiamiStefanos Tsitsipas (5°) en Montreal fueron sus victimas, siempre sobre canchas duras, su superficie predilecta y la que mejor se adapta a su juego. Escaso es su bagaje en el circuito ATP por lo que acumula más derrotas que victorias (31-36), pero altísima su efectividad en semifinales y finales (100%). Uno de esos diez encuentros fue ante Roger Federer, su ídolo y al que espera derrotar en algún momento: "Siempre soñé con vencerlo y aún no he tenido esta oportunidad. De Federer puedes aprender mucho, no solo cuando del juego o el enfoque del tenis, sino también de la vida. Me impresiona mucho".

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario