24 de septiembre de 2018

Monopolio francés

Gilles Simon es uno de los jugadores más regulares del circuito ATP. Top100 ininterrumpido desde su ingreso a la elite del tenis mundial en febrero de 2006, casi trece temporadas después, el francés de 33 años sigue como protagonista. Acoplado a la tendencia longeva del tenis actual, Gilles levantó el título en Metz (Francia), el tercero en esa ciudad en cuatro finales disputadas. En la definición por el trofeo tuvo enfrente a un debutante en esta instancia, el alemán Matthias Bachinger (166°) de 31 años con apenas un puñado de partidos ganados a nivel ATP, proveniente de la clasificación y verdugo de Kei Nishikori (12°), su mejor victoria como profesional.
Seis del mundo en 2009, cortó en 2016 una larga racha de diez años consecutivos alcanzando al menos una final ATP. Tres años después de su último título en Marsella 2015, el nacido en Niza ganó Pune (India) en enero, perdió la final de Lyon (Francia) en mayo y volvió a ganar un título ATP en Metz en septiembre. Esos resultados lo depositaron nuevamente en el Top30 (29°) en el tramo final de una temporada en la que muchos creían que sería una de las últimas del catorce veces campeón ATP. Camino al "Club de las 500" victorias ATP, al que pertenecen solo 48 jugadores de la Era Abierta, acumula 449 victorias como profesional.
Contento por haber triunfado una vez más en Metz y por sexta vez en su país, el campeón expresaba sus sensaciones luego del triunfo ante el ignoto alemán: "He puesto mucha energía en este torneo. Sentí que era muy importante para mí poder sumar un título y ha sido clave verme arropado por mi familia. Deseo seguir jugando tanto tiempo como pueda". Bachinger es un desconocido para el que no sigue desde cerca "Las ligas menores" del tenis porque en la segunda y tercera "categoría" del tenis, Matthias cosechó dos Futures y cuatro Challengers en singles más un Future y cuatro Challengers en dobles a lo largo de trece años como profesional.


Un año y medio después de pasar por el quirófano para operarse la rodilla, lesión que lo obligó a volver a empezar en los Futures en 2017, Bachinger accedió a su primera final ATP en Francia. Más cerca del Top100 tras los seis partidos ganados en Metz pero lejos de su mejor posición histórica conseguida en 2011 (85°), encarará la parte final de la temporada con el objetivo de terminar 2018 entre los cien mejores del mundo combinando buenas actuaciones en torneos ATP y Challengers. Apodado "Bachi", nació en Munich (Alemania) y entrena en su ciudad natal bajo la tutela de Lars Uebel, extenista profesional alemán.
Metz es torneo dominado por franceses, que se adjudicaron el título en diez de las dieciséis ediciones tanto en singles como en dobles y en el cual en apenas tres ediciones (cuatro en dobles) no hubo un francés en la final, común denominador de los torneos menores disputados en tierra gala (Montpellier, Marsella, Metz y Lyon). Simon acumula cinco coronas en su país más dos finales perdidas. Es cierto que Roland Garros solo vio a un campeón francés en la Era Abierta (Yannick Noah 1983), pero en el Masters1000 de París y en los ATP250 que se realizan a lo largo de cada temporada, los locales siempre son protagonistas.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario