28 de mayo de 2018

Semestre de renovación

Una publicación compartida de Fucsovics Marton (@fucsovicsmarci) el

El circuito ATP, acostumbrado en el último lustro a los mismos protagonistas, está cambiando. A pesar de que Rafael Nadal y Roger Federer sigan en la cúspide del ranking ATP, los actores secundarios ya no son los mismos. Cuestión de tiempo o del tiempo, son situaciones que están sucediendo y la renovación de los primeros puestos del ranking van al mismo ritmo que la renovación del Top50. Sin Djokovic, Murray, Nishikori, Wawrinka, Ferrer, Berdych o Tsonga en el Top10, por diversas razones, también la renovación se hace presente en el segundo escalón de los jugadores ATP. El tiempo pasa para todos y la temporada 2018 es una muestra de eso.
Roland Garros marcará el fin de la primera parte de la temporada y aunque a veces las estadísticas no reflejen la realidad, plasman un cambio de época. En lo que va de la temporada 2018, catorce tenistas debutaron como finalistas en un certamen ATP. El último caso fue el de Marton Fucsovics, campeón del ATP250 Ginebra. Además fue el séptimo campeón debutante ATP, todo entre enero y mayo. La media de edad de los primerizos ATP es de 24,5 años, lo que indica una avanzada edad para destacarse en el más alto nivel profesional, en concordancia con la ausencia de los figuras de los últimos años y la maduración tardía de ésta generación de jugadores.
El húngaro, reciente campeón en Suiza, no tuvo un cuadro fácil a pesar de ser un ATP250, previo a un Grand Slam: Albert Ramos (36°), Frances Tiafoe (61°), Stan Wawrinka (25°), Steve Johnson (47°) y Peter Gojowczyk (49°). Apenas cedió un set en semifinales ante Johnson luego de vapulear al bicampeón reinante y local Wawrinka 6/4 6/0, con todo lo que eso implica. Top100 por primera vez en 2017, el título de campeón le permitió a Fucsovics ingresar por primera vez en su carera al Top50 (45°) a los 26 años de edad en su temporada número ocho como profesional, demostrando que nunca es tarde para cumplir con los objetivos que uno se propone
El nombre Marton Fucsovic se hizo conocido en octavos de final del Australian Open 2018 cuando enfrentó a Federer en la 'Margaret Court Arena', pero ocho años atrás, el nacido en Nyiregyhaza (Hungría) había sido el mejor tenista del mundo entre los juniors. Campeón del US Open junior 2009 en dobles y de Wimbledon junior 2010 en singles (SF de Australian Open y US Open), fue el N°1 ITF junior en 2010, posición que auguraba un gran futuro en profesionales. Pero le costó la transición al profesionalismo. "Marci" (apodo) recién pudo ingresar al Top100 en 2017 y fue semifinalista, finalista y campeón ATP en 2018 (todo en Ginebra 2018).
Marton llegará a Roland Garros como 45° del mundo, su mejor posición histórica y la segunda mejor de la Era Abierta para un jugar nacido en Hungría, detrás del mejor jugador que dio su país: Balázs Taróczy (12° ATP - 13 títulos ATP). A pesar de su altura (188cm), su estilo de juego agresivo y su predilección por el césped, lo mejor de su carrera profesional fue en polvo de ladrillo. "Adoro Suiza. El año pasado jugué mi primeros cuartos de final ATP en Basilea y hoy he ganado mi primer título aquí. Es un lugar muy especial para mí. Hemos trabajado duro para llegar aquí y espero poder tener una larga carrera".
El finalista en Ginebra fue Peter Gojowczyk. Alemán de veintiocho años, 49° ATP, alcanzaba su tercera final en el circuito grande (1-2). Campeón el año pasado en Metz (Francia) y finalista esta temporada en Delray Beach (USA), es definición le permitió tener su mejor ranking como profesional (43°). Casi sin recorrido internacional como junior (609° ITF), se forjó en el circuito Challenger hasta su título la temporada pasada en Francia que le permitió evitar los Challengers y las clasificaciones de los ATP, aspirando siempre a más: "Mi sueño siempre fue estar en el Top50, luego en el Top30. Y el Top15 si es posible".

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario