9 de abril de 2017

Hegemonía local



Fiel a su estilo, Yannick siempre se lleva todas las miradas

La historia, la tradición, le épica, la bandera, la localía, son las cosas que mantienen viva una competencia que fue perdiendo prestigio para los jugadores con los años. La Copa Davis es el "torneo" más especial del circuito, eso no se discute, pero el formato se quedó en el tiempo, no se adaptó las necesidades actuales. Mal ubicada en el calendario, sin puntos ni dinero para el circuito principal, lo mejores jugadores optan por saltearse las series o jugarla cuando les conviene por los rivales o según su andar esa temporada. Los proyectos de reformas de la competición son varios pero ninguno llega a buen puerto. El cambio debe ser ya si queremos seguir vibrando con la Copa Davis.

A pesar de todo eso, la Copa Davis vive y sigue siendo importante para las federaciones de cada país al ser la única competencia oficial a la cual un equipo representa a un país a través de una selección de un capitán elegido por cada Federación. En ese contexto se disputaron los cuartos de final 2017 y hubo una coincidencia en las cuatro series: los visitantes se fueron con las manos vacías. Bélgica derrotó a Italia, Australia hizo lo propio contra Estados Unidos, Francia venció a Gran Bretaña y Serbia pudo con España. Importantes fueron las bajas en varios países como por ejemplo Nadal, Ferrer, Fognini, Murray, Tsonga, Gasquet, Monfils, los Bryan y la lista sigue...

Bélgica, uno de los pocos equipos sin bajas prematuras, recibía de local a Italia sin la mejor raqueta de la última década italiana, Fabio Fognini. Goffin y Darcis pusieron 2-0 a los locales el viernes pero los italianos reaccionaron el sábado en el dobles de la mano de Seppi/Bolelli ante Bemelmans/De Loore en un reñido partido, no apto para cardíacos 4/6 6/3 6/4 3/6 7/6 (10-8). Pero todo fue un espejismo porque el domingo David Goffin depositó a los belgas una vez más en semifinales al vencer con mucha claridad a a Paolo Lorenzi en sets corridos (6/3 6/3 6/2), similar a su actuación el viernes ante Andreas Seppi (6/4 6/3 6/3).

Choque de colosos de la competencia. 60 Ensaladeras entre ambos países estaban en juego en esta serie, récord establecido el año pasado cuando se enfrentaron en el mítico Kooyong. Nuevamente en Australia pero esta vez en Brisbane* los australianos se tomaron revancha y fueron más que los estadounidenses. Kyrgios se hizo cargo del liderazgo del equipo y con sus victorias el viernes y el domingo ante Isner y Querrey selló la serie en favor de los "aussies". El punto restante lo obtuvo el joven Thompson el viernes ante Jack Sock (15° ATP). El punto de USA fue el dobles pero sin los Bryan en el equipo. Sock y Johnson sostuvieron la serie el sábado pero no alcanzó.

Francia no contó con sus históricos (Tsonga, Monfils y Gasquet) pero si con Lucas Pouille (17°) y Nicolas Mahut (5° en dobles). El rival de turno era Gran Bretaña sin el N°1 del mundo Andy Murray. Pouille y Chardy derrotaron con claridad a Edmund (7/5 7/6 6/3) y Evans (6/2 6/3 6/3) respectivamente, ambos en sets corridos el viernes. Mahut y Benneteau se encargaron de sellar la serie el sábado al vencer 7/6 5/7 7/5 7/5 a Inglot/Murray. Los capitaneados por Yannick Noah accedieron a semifinales sin inconvenientes. Los tres locales habían vencido en sus enfrentamientos y Serbia no iba a ser la excepción este fin de semana.

Equipo ideal presentó Serbia: Novak Djokovic, Viktor Troicki, Nenad Zimonjic y Dusan Lajovic. Del otro lado esta España sin Rafael Nadal, Roberto Bautista Agut ni David Ferrer pero con dos Top25 como Pablo Carreño Busta y Albert Ramos. El viernes fue un trámite para los anfitriones. Djokovic a Ramos 6/3 6/4 6/2 y Troicki a Carreño Busta 6/3 6/4 6/3. El punto luchado fue el dobles que terminó para los serbios pero recién se decidió en el quinto set. Troicki/Zimonjic doblegaron a Carreño/Lopez 4/6 7/6 6/0 4/6 6/2 para obtener el boleto a semifinales y enfrentar a Francia en septiembre nuevamente en condición de locales.

*: Australia disputó dos series consecutivas de local ante USA porque Estados Unidos había albergado las anteriores dos series entre ellos ya que cuando no le correspondía por la alternancia de la competencia, se cumplían 100 años de sus enfrentamientos y se disputó en suelo norteamericano. Por eso motivo se acordó la doble localía para equiparar a los australianos y que no sufran desventaja deportiva.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario