2 de enero de 2017

Del Potro para todos



Del Potro: "Haber ganado la Copa Davis me deja dormir tranquilo"

Juan Martín Del Potro merecía un cierre de año así. En su país y ante su gente, esa que sufrió, lloró, se alegró y se emocionó junto a él a la distancia. Para todos ellos y para él mismo, disputó dos partidos exhibición en la provincia de Buenos Aires. Primero se presentó en Pilar, en el 'DirecTV Arena', y al día siguiente hizo su presentación en Mar del Plata, en el Polideportivo 'Islas Malvinas', ambos partidos ante el español David Ferrer (ex N°3 ATP). El mejor tenista de la Copa Davis 2016, el regreso del año para la ATP y el 'Olimpia de Oro' en Argentina, hizo vibrar a los fanáticos del tenis que pudieron verlo en vivo en 'La feliz'.

En Mar del Plata se vivía algo especial en la previa del partido. La cercanía con Tandil (su ciudad natal), el recuerdo de la final de Copa Davis perdida en 2008 luego de haberla ganado esta temporada, y el partido que no fue entre Juan Martín y David por diversos motivos en aquel recordado cuarto punto de la final en el mismo escenario. Sensaciones encontradas antes de un duelo amistoso entre dos grandes tenistas de los últimos años. En una noche calurosa dentro y fuera del estadio, a la espera de un espectáculo divertido y a la vez con compromiso por parte de los protagonistas, se llenaba de a poco el 'Islas Malvinas'.
Repleto de banderas de aliento para Del Potro, la (des) organización pasó un video muy emotivo con los logros del argentino en 2016 y a continuación, Juan Martín salió a la cancha. Vestido con la vestimenta de Copa Davis, imitando la bandera argentina (remera celeste, short y medias blancas, zapatillas celestes), fue ovacionado por el público presente, ansioso por verlo golpear la redonda amarilla. Durante el peloteo ya se escuchaban los cánticos característicos de la hinchada argentina: "Dale campeón, dale campeón" y "Del Po... Del Po...". Mientras tanto, Ferrer era un espectador más pero con la diferencia de que estaba empuñando una raqueta.

El partido empezó con un quiebre para el agasajado, rotura que mantuvo hasta el final del set para cerrarlo con dos winners de drive que fueron acompañados por exclamaciones del público por la velocidad y precisión. Distendidos, hicieron jugar a dos ball boys, un clásico de las exhibiciones, mientras "La Torre de Tandil" se mezclaba con gente de la grada para sacarse un par de "selfies", a lo que siguió el regalo de una de sus muñequeras a un ball boy (esa noche el chico no durmió). El partido siguió. Los palazos de derecha y el slice de Juan Martín molestaban a un Ferrer que no daba bola por perdida pero que como el tandilense, estaba falto de ritmo de competencia.
El segundo set también se decidió por un quiebre en favor del campeón del US Open 2009 pero no al comienzo del set como el primer parcial, sino al final. En el medio del segundo set llegó la parte más emotiva y humana de la noche. Una señora le gritó a "DelPo" en un cambio de lado: "Juan, tengo 82 años, sos mi ídolo", a lo que respondió: "¿Querés la vincha?". Lo demás lo ven en la secuencia de fotos publicadas por Marcos Zugasti que estaba cerca de ellos. El ojo observador de "Otra Doble Falta" puede dar fe de que la mujer se dejó puesta la vincha todo el partido. El resultado final del encuentro, anecdótico, fue 6/4 7/5 al ritmo de "Y pegue, y pegue, y pegue DelPo pegue".
Del Potro y Ferrer brindaron una amena y entretenida exhibición en Mar del Plata que como en Pilar, ganó el argentino, más allá de que el resultado en estos partidos es lo menos relevante. 8200 personas disfrutaron de su ídolo en Pilar y 7100 en la ciudad balnearia argentina por antonomasia, prácticamente a estadio lleno en ambas jornadas. Y no es para menos luego de un año que lo tuvo como protagonista en casi todos los torneos que disputó, siempre lejos de Sudamérica, salvo los inolvidables Juegos Olímpicos de Rio. Por eso, verlo en Argentina, aunque sea en carácter amistoso, era una oportunidad que ningún fanático o amante del tenis se podía perder.

Los números no reflejan lo emocional que fue el 2016 para Juan Martín Del Potro pero indican que las cosas se hicieron bien. Campeón de Copa Davis, Medalla de Plata en Rio 2016, campeón ATP (Estocolmo), seis triunfos ante el Top10 y cuarto en la historia argentina con más victorias ATP (326). Además fue elegido por ATP como el regreso del año gracias a que en febrero tocó el puesto 1045° del ranking mundial para finalizar como el 38° ATP, puesto que no mejoró porque ni la Copa Davis ni los JJOO entregan puntos para el escalafón mundial, una verdadera lástima ya que le hubiera permitido empezar el año preclasificado. Tiempo al tiempo...

Daniel Vitale Pizarro para "De Local" (@DeLocalMDP)
@DanielViPiTenis

No hay comentarios:

Publicar un comentario