21 de marzo de 2016

La hegemonía continúa



#SelfieTime

Diez finales consecutivas de Masters1000. Ese es el récord que ostenta Novak Djokovic desde su título en Paris 2014 hasta Indian Wells 2016 (ausente en Madrid 2015). Campeón en ocho de esas diez finales, el serbio acumula 27 trofeos de esta categoría, la misma cantidad que Rafael Nadal (récord compartido). Un problema ocular lo obligó a abandonar en Dubai, lo que cortó una racha de 17 certámenes sin caer antes de la final, uno menos que el récord de Ivan Lendl. En Indian Wells dejó claro que su mayor rival hoy, es él mismo. Ni siquiera el buen nivel de Nadal en semifinales le pudo arrebatar un set.

Las primeras rondas las sufrió. Fratangelo le quitó un set. Kohlschreiber y Tsonga lo exigieron más allá del décimo game en los cuatro parciales. Y Nadal lo tuvo en aprietos durante el primer set, el mejor parcial del torneo. Pero hasta ahí el nivel del serbio fue oscilante. El segundo set con Rafa y la final con Raonic fue una aplanadora. Desde ese momento, cedió solo cuatro games en los siguientes tres sets. Una máquina. El bueno de Milos, ausente desde las semifinales del Australian Open por una lesión en el abductor, llegó a la final con algunas molestias que aun no se sabe si es una recaída de la vieja lesión o es producto de la exigencia luego de casi dos meses fuera del circuito.

No hubo rival

“No estoy seguro, tengo que ver a mi equipo médico y hablarlo con ellos. Solo espero que no tenga nada que ver con lo que pasé. Espero estar bien físicamente, sin lesiones, para estar mejor cada día”, Raonic en alusión a sus molestias durante la final de Indian Wells. Pero Milos no se quedó solo con lo sucedido el domingo: “Hay muchas cosas positivas. Ahora mismo estoy decepcionado, pero hasta hace dos semanas no podía hacer ningún movimiento de lado a lado ni podía jugar un solo punto. Tengo que trabajar más fuerte y que ejecutar mejor los tiros, ser más afectivo. Necesito poner todas las cosas juntas en el momento preciso”.

El curioso récord de Milos Raonic en finales de Masters1000. Disputó tres y promedia menos de cuatro games ganados entre todas. 2/6 2/6 en Montreal 2013 ante Nadal, 2/6 3/6 en Paris 2014 contra Djokovic y 2/6 0/6 en Indian Wells 2016 frente a Djokovic. En su última final, solo obtuvo un 10% de los puntos ganados con su segundo servicio (3 de 30) contra el 67% de su rival. Además cometió 27 errores no forzados en contraposición a los cuatro del serbio, cifras que reflejan por sí solas el resultado final. El campeón, además de los 27 títulos de la categoría 1000, llegó a doce finales más, lo que lo coloca por detrás de Nadal (41) y Federer (42), el Top3 en Masters1000.

Su devolución volvió a hacer estragos

La derrota de Andy Murray en segunda ronda le permitió a Djokovic despegarse aun más del británico en el ranking, casi el doble de puntos, una verdadera atrocidad. El título en Indian Wells le permitió igualar a Guillermo Vilas (62), octavo entre los más ganadores de la Era Abierta. En cuanto a finales, Djokovic igualó a Pete Sampras y Bjorn Borg con 88 definiciones ATP, noveno lugar histórico. Quinto en semanas como número uno del mundo (191) y doceavo en cantidad de victorias ATP (708), Novak va camino a ser uno de los mejores de la historia, si ya no lo es. A este ritmo se meterá en la pelea del mejor de la historia...

El quinto Indian Wells lo ubica en la historia como el único tenista que ganó tantas veces en el desierto norteamericano y se siente orgulloso por eso: "Ganar este torneo en cinco ocasiones es un logro fantástico para mi equipo y para mí. Esto es un esfuerzo de todo el equipo, ellos toleran un montón de cosas. Son gente espectacular. Muchas gracias a todos”, dijo Djokovic en conferencia de prensa, y le tiró flores al torneo: "Aquí los jugadores somos bienvenidos. Los espectadores comparten su pasión y su amor por el deporte con nosotros, y este tipo de ambiente te inspira para dar todo lo que llevas dentro. Creo que este torneo merece un nivel más. Se podría crear algo…”.

Daniel Vitale Pizarro

7 de marzo de 2016

A cuartos de final



Los hermanos Murray con el capitán británico (Leon Smith)

La Copa Davis es una competición especial. Jugadores inferiores han logrado hazañas bajo este modo de competencia. La localía es lo más influyente. Jugar en tu país con el apoyo de tu gente, alentando por el país, no se ve en ningún torneo del circuito. La elección del estadio, de la superficie, de las pelotas y demás, son ventajas que los locales deben sacarle el máximo provecho para complicar (dentro de lo legal) a los que visitan el país anfitrión de la serie. Además el desgaste emocional es otro comparado con los torneos convencionales, en un circuito cada vez más exigente y colmado de viajes, cambios de superficies, climas distintos y otras vicisitudes.

En la parte alta del cuadro se encontraban Gran Bretaña, último campeón, contra Japón. Tres Top10 en primera ronda: Andy Murray  (2°) y Kei Nishikori (6°) en singles, Jamie Murray (2°) en dobles. Lo británicos recibieron a los japoneses en Brimingham, sobre cemento indoor. La serie no tuvo sorpresas pero si un cuarto punto reñido de casi cinco horas de duración (4h 54m). La remontada de un 0-2 de Kei no alcanzó. El primer enfrentamiento ante un Top10 para Murray en Copa Davis fue un calvario, pero lo pudo superar para darle el pase a cuartos de final a su nación. Fue el triunfo número catorce consecutivo entre singles y dobles en esta competencia para el número dos del mundo.
Argentina tuvo que viajar a Polonia, a un territorio hostil y en una superficie no homologada por ITF. Contra el frió imperante, la superficie y sin Juan Martín Del Potro, se las arregló para sacar una serie que empezó con el pie derecho cuando Jerry Janowicz se bajó el día del sorteo. Sin jugadores en el Top100 en singles, Polonia solo apostaba a la heroica. Leonardo Mayer y Guido Pella ganaron los tres puntos que le permitieron festejar a los capitaneados por Daniel Orsanic, a pesar de caer sin ofrecer resistencia en el dobles. Polonia maquilló un 2-3 luego del quinto punto "para cumplir" que vio caer a Renzo Olivo por segunda vez en el fin de semana, lo que no dejó de ser una experiencia inolvidable en su debut en Copa Davis.

Djokovic pudo con los kasajos y Rosol cerró la serie complicada ante Alemania

La sorprendente Kazajstán sigue dando que hablar en el Grupo Mundial desde su ascenso en 2011. Tuvo contra las cuerdas a la Serbia comandada por Novak Djokovic, de visitante. La sorpresa ocurrió en el dobles, cuando la pareja olímpica para Rio 2016 Djokovic/Zimonjic cayó ante Golubev/Nedovyesov. El cuarto punto, al igual que Gran Bretaña pero con un rival de mucho menos calibre, duró casi cinco horas. Djokovic tuvo que esforzarse al máximo para derrotar en cinco sets a Mikhail Kukushkin y dejar todo en manos de Viktor Troicki, que se deshizo de Aleksandr Nedovyesov en sets corridos y escaparle a la eliminación. Murray y compañía deberán viajar a Serbia en cuartos de final.

República Checa ganó una serie muy dura de visitante contra Alemania. Tomas Berdych y Philipp Kohlschreiber igualaron el marcador el viernes. La pareja Berdych/Stepanek (18 meses sin jugar juntos) aumentó su récord a 16-2 al derrotar a Kohlschreiber/Petzschner, victoria N°50 para Tomas en la competencia por equipos. El cuarto punto generó altas expectativas por su recorrido como profesionales y el nivel de ambos jugadores, especialmente esa semana. Pero la lesión de Berdych en el abductor derecho (3/6 5/7) puso todo en manos de Lukas Rosol, de gran partido el viernes. El checo vapuleó al joven alemán Alexander Zverev en sets corridos y la alegría fue de los visitantes.

Los franceses festejaron bailando "Saga Africa"

Italia y Francia fueron las únicos dos países de primera ronda que barrieron sus series 5-0. Los italianos superaron a Suiza sin Roger Federer ni Stan Wawrinka y los franceses derrotaron a Canadá, sin Milos Raonic ni Daniel Nestor. Las bajas de los visitantes dejaron servida la victoria para los locales. Francia contó en sus filas con cuatro Top20 (TsongaGasquetMonfils Simon), la mejor formación posible de los dieciséis equipos participantes, e Italia, sin Fabio Fognini, contó con cuatro Top100 (SeppiLorenziBolelli Cecchinato). Italia se verá las caras con Argentina de local y Francia hará lo propio con República Checa, de visitante.

Thanasi Kokkinakis lesionado y Nick Kyrgios baja a último momento, obligaron al capitán australiano a autoseleccionarse para completar la nómina en la serie ante Estados Unidos. Hablamos de Lleyton Hewitt, retirado meses atrás en el Australian Open. El exnúmero uno salió al césped australiano el sábado junto a John Peers con la serie empatada en uno, y casi dan la sorpresa ante los hermanos Bryan (1°) tras cinco disputados sets. El cuarto punto enfrentó a Bernard Tomic vs John Isner y el gigante norteamericano disparó 49 aces, uno a 253 km/h (récord de la competición) para darle el pase a cuartos de final. Estados Unidos se llevó el duelo más disputado de la historia (26-20).

Isner sacó a la perfección. La inclusión de Hewitt a último momento casi dio sus frutos

Bélgica, finalista de la última edición, sin Steve Darcis como ladero de David Goffin pero en condición de local, llegó al domingo con vida gracias al propio Goffin que pudo con Borna Coric y Marin Cilic el viernes y el domingo. Pero poco pudo hacer Kimmer Coppejans en sus singles y Ruben Bemelmans como compañero de dobles de David. Ivan Dodig (7° en dobles) junto con Skugor pusieron en "jaque" a los belgas que vieron como Coric (19 años, 47° ATP), como en el repechaje del Grupo Mundial, volvía a ser la pieza clave en una eliminatoria de Copa Davis. Croacia en cuartos de final deberá enfrentar a Estados Unidos en Norteamérica.

Daniel Vitale Pizarro