11 de enero de 2016

El cuarto fantástico



Su torneo récord

Hace tres años que Stan Wawrinka (ya no Stanislas) dejó de ser "actor de reparto" en el circuito y pasó a ser "protagonista principal". El partido de octavos de final del Australian Open 2013 perdido ante Djokovic 12-10 en el quinto set fue el momento bisagra de su carrera. Todo cambió. Esa temporada fue semifinalista del US Open e ingresó al Masters, todo por primera vez. Luego fue campeón en Australia y Monte Carlo 2014, campeón de Roland Garros 2015 más varios títulos y partidos importantes en el camino. Arrancó 2016. Para no perderle el hilo a los de arriba (los tres en finales también) ni sentirse menos, volvió a coronarse en Chennai, el torneo que lo vio más veces ser el mejor (2011, 2014, 2015 y 2016).

El primero de los cinco títulos cosechados en India (2011)

Sin perder sets en India una vez más (el último lo perdió en 2013), el que sufrió este año la potencia del suizo fue el joven Borna Coric, finalista ATP por primera vez en su carrera a los 19 años. Stan nunca lo dejó acomodarse en el partido. La experiencia, la actitud y la potencia descolocaron al croata que se mantuvo en el partido gracias a su tenacidad pero que en los momentos decisivos, titubeó y dejó escapar el encuentro. Wawrinka se dio cuenta de la inexperiencia, apretó el acelerador y un quiebre en sendos sets bastaron para liquidar el pleito. "Stan The Man" prolonga el mejor momento de su carrera y no baja los brazos a sus 30 años. Candidato una vez más al título en el Australian Open.

2014 y 2015, el bicampeonato que permitió el triplete consecutivo logrado en 2016.

El segundo mejor suizo de la historia tuvo un camino relativamente cómodo hasta su arribo a la final. Gastó tres horas y dieciséis minutos en cancha contra las nueve horas y veintinueve minutos de su rival, una bestialidad de tiempo que ni los más de diez años de diferencia pudieron solventar. El resultado fue 6/3 7/5. Ese triunfo significó el doceavo título ATP para Wawrinka (12- 9 su récord en finales) y aumentó su invicto ante la promesa croata (3-0) con victorias en Chennai 2015-2016 y Cincinnati 2015. El actual número cuatro del mundo llegará una vez más al Australian Open de la mejor forma posible, siendo campeón en un torneo preparación.

Sus dos finales perdidas en Chennai (2009 en dobles y 2010 en singles)

Además de los títulos mencionados en la ciudad india, el campeón de dos Grand Slams fue finalista en 2009 en dobles, junto a su compatriota Jean-Claude Scherrer. Un año después, en 2010, cayó también en la final pero en singles ante Marin Cilic. La espina de las duplas se la quitó en 2013 cuando logró el título de la especialidad junto a Benoit Paire, su amigo dentro del circuito. En total Stan acumula cinco coronas en siete finales disputadas entre singles y dobles tras ocho participaciones. Solo en 2012 no disputó la final en ninguna modalidad. Amo y señor del torneo de principio de temporada, un idilio que no sabemos hasta cuando durará pero del que nunca se olvidará.

Su único título en dobles aquí (2013)

El otro tenista en cuestión en Chennai fue Borna Coric. A sus 19 años, nuevamente Top40 tras su actuación en este certamen, es junto a Nick Kyrgios el adolescente con mayor progresión. Ambos finalistas ATP, irreverentes y desafiantes, ya cuentan con victorias resonantes en sus cortas carreras, incluso ante miembros del Top10 (Federer, Nadal, MurrayWawrinka, Raonic). 2016 parece ser el año de la consolidación de ambos tenistas como mínimo en el Top20, su piso por edad, nivel y resultados. Más atrás están Kokkinakis, Chung y algún otro joven que cercanos en el ranking no irrumpieron en finales ATP ni en victorias importantes.

El primer impacto de Coric fue su victoria ante Rafael Nadal en Basilea 2014 con tan solo 17 años. El mundo del tenis empezó a mirar con otros ojos al chico que había debutado en un Grand Slam en el US Open hacía unas semanas. El 2015 fue un año de transición en el que alcanzó su mejor ranking (33°) y se consolidó como promesa con un futuro enorme. Varias leyendas hablaron muy bien de él, sobre todo por su actitud dentro de la cancha, su punto saliente. Ivanisevic dijo que era como "un pitbull, jamás te soltará", algo llamativo para su temprana edad, lo que muestra algo innato en su personalidad, clave en el tenis actual, la mente.

Nacido en Zagreb (Croacia) el 14/11/1996, empezó a jugar al tenis a los cinco años porque su padre lo practicaba. A los 16 fue número uno del mundo junior tras ser semifinalista en Australia y Roland Garros, cuartofinalista en Wimbledon y campeón del US Open. La temporada siguiente debutó en un Grand Slam (US Open) y accedió a segunda ronda. Derrotó a Nadal (su ídolo) en Basilea, el mayor triunfo de su carrera, e ingresó al Top100 a los 17 años, privilegio de pocos. Desde 1995 solo tres jugadores consiguieron eso: Hewitt, Nadal y Gasquet. Admirador de Mike Tyson, dijo que de no ser tenista le hubiera gustado ser boxeador. Su metro ochenta y cinco, su tenacidad, entrega y regularidad lo hacen un jugador sin techo tenístico. Proyecto de Top10...

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario