30 de noviembre de 2015

Andy Murray y compañía


El puto amo

Juegos Olímpicos 2012, US Open 2012, Wimbledon 2013 y la Copa Davis 2015. Los cuatro hitos del tenis británico que obligaron a desempolvar los libros de historia del tenis de Gran Bretaña. ¿El culpable? Andy Murray. Si, un escocés logró que todo un país, con lo que eso significa en la isla más famosa del mundo, lo idolatre. Fred Perry es el ícono del país europeo y Andy se está encargando de a poco que quede en el recuerdo y que en el futuro, se hable de Murray y de Perry. Y la historia ya tiene un lugar importante guardado para Adrew, lo que no se sabe es cuan alto será la posición que ocupará cuando se retire.

Primero pasó Estados Unidos en Glasgow (Escocia) en cemento indoor. 3-2 para los locales, aunque la serie se definió en el cuarto punto. Luego la victima en cuartos de final fue Francia en Queens (Inglaterra) sobre césped y el semifinalista también se definió en el cuarto punto. En semifinales el rival fue Australia. Nuevamente la ciudad elegida fue Glasgow y el resultado no varió, se definió una vez más en el cuarto punto. La final fue la primera serie del año que Gran Bretaña disputó de visitante. El contrincante era Bélgica. Imposibilitado por las amenazas terroristas, la sede se mudó de Bruselas a Ghent sobre cemento indoor.

Equipo británico completo

Bélgica eligió para su primera final desde 1904 (¡101 años!) a David Goffin (16°), Steve Darcis (86°), Ruben Bemelmans (109°) y Kimmer Coppejans (130°). Gran Bretaña, visitante pero favorito, alineó a Andy Murray (2°), Kyle Edmund (102°), James Ward (156°) y Jamie Murray (7° dobles). Los británicos, nueve veces campeones, no alcanzaban una final de Copa Davis desde 1978 y no eran campeón desde 1938, demasiado tiempo para la cuna del tenis, nación que supo ser tan rica varias décadas atrás. La única final disputada por Bélgica fue precisamente ante Islas Británicas, un combinado que por aquel entonces no representaba a todos los países de la isla.

El viernes se dio la lógica. Goffin derrotó a Edmund, aunque tuvo que levantar un 0-2 en sets por primera vez en su carrera, y Murray venció a Bemelmans en sets corridos. El dobles como casi siempre en esta competencia, marcó el camino de la serie. Goffin/Darcis vs Murray/Murray. La magia de Andy y la solidez de Jamie fueron mucho para la impronta de Goffin que por momentos parecía que con Murray jugaban a los toques en la red, para la tribuna. En el resultado se impuso la jerarquía de los hermanos 6/4 4/6 6/3 6/2 y Gran Bretaña se adelantó 2-1, todo servido para que "Andrés" sentenciara la final como lo hizo en las tres eliminatorias del año.

El calor belga no alcanzó

El cuarto punto duró casi tres horas y el ganador fue el mismo que en todas las series de esta temporada de Copa Davis. 6/3 7/5 6/3 fue el score que Murray necesitó para derrotar a Goffin con un globo de revés a la carrera antológico. En cemento, en césped o en arcilla... para Andy Murray da igual. Singles, dobles, lo hizo todo en esta campaña. Ocho singles de ocho jugados (igualó a McEnroe 1982 y Wilander 1983) y tres dobles sobre tres, invicto. Consiguió once o más victorias en una temporada de Copa Davis igual que John McEnroe 1982, Michael Stich 1993 e Ivan Ljubicic 2005. Él participó en once de los doce puntos que cosechó su país a lo largo de la competencia. Un animal.

A pesar de no obtener ningún Grand Slam, terminó por primera vez N°2 del mundo en el ranking ATP y con más victorias que cualquier otra temporada (71). Finalista del Australian OpenAndy derrotó a Nadal en la final de Madrid y a Djokovic en la final de Montreal, sus resultados más resonantes en medio de la temporada. No alcanzó la final de Wimbledon por el nivel exorbitante de Federer en semifinales, uno de los mejores partidos de la historia del suizo. La consagración en Copa Davis pone al 2015 en el mismo sitio que 2012 y 2013, sus años dorados capitaneado por Ivan Lendl hasta su lesión en la espalda y la posterior ruptura con el checo multicampeón. ¿El mejor año de su carrera?
Match point acorde a la calidad del jugador


"Espero poder utilizar esta victoria en la Copa Davis como un trampolín para el próximo año, para asumir la actitud que tenía en cada punto y tal vez conseguir mi primer Abierto de Australia en enero. Por otro lado, jugar y ganar una final de Copa Davis con mi hermano es genial, estoy muy orgulloso de él. Puede que nunca vuelva a suceder, así que es algo más por lo que saborear. Lo que pasó durante el partido del domingo... Yo sólo lo vi de pie en la esquina de la pista tras un punto", algunas palabras de la conferencia de prensa de Andy Murray, muy emocionado y desbordado de felicidad. 79 años después, Gran Bretaña se quitó el estigma de no ganar la Ensaladera desde 1938. Fred Perry está orgulloso...

Daniel Vitale Pizarro
@DanielViPiTenis

23 de noviembre de 2015

¿El mejor año del profesionalismo?


Yo soy el número uno del mundo

Pasarán los años, las décadas y el 2015 tomará cada vez más relevancia. Cuando todo hacía pensar que el 2011 sería imposible de repetir, más aun cuatro años después, Djokovic lo volvió a hacer. ¡Y mejor aun! Superó su propia inmejorable versión de 2011. Su nivel fue superlativo. La regularidad y constancia le permitieron llegar a quince finales consecutivas, récord en una temporada. Solo trastabilló en Doha al comienzo de la temporada ante Karlovic en cuartos de final. Desde allí, rozó la perfección. La magia de Federer, el "momento" de Murray y el mejor partido de la carrera de Wawrinka impidieron una temporada perfecta y utópica de Novak, algo que hubiera sido irreal e inhumano.

La superioridad demostrada durante el año calendario hacen repensar si realmente fue la mejor temporada para un jugador del profesionalismo. Lejos de los 137 triunfos de Vilas en 1977 y de los 16 trofeos ATP, la regularidad conseguida, la superioridad, el dominio y el alto porcentaje de efectividad hacen dudar a todos los especialistas y conoceodres.. A pesar de que McEnroe ganó la misma cantidad de partidos en 1984 y cayó solo tres veces, las temporadas fueron diferentes. El Top5 de porcentajes más altos de los Nº1 en un año completo lo detalla el gurú de las estadísticas @SharkoTennis. Borg en 1979 logró un .933 de efectividad con un récord de 84-6, dato que agregó Greg Sharko tras publicar el siguiente tuit.
Dieciséis torneos ATP disputados, quince finales, once títulos, ochenta y ocho partidos jugados, ochenta y dos victorias... De esos números, tres Grand Slam conquistados, seis Masters1000 más el Masters y un ATP500. 31 triunfos de los 82 obtenidos fueron ante el Top10, récord (una locura). Igualó el historial de enfrentamientos personales ante Federer (22-22) y Nadal (23-23). Cinco "Masters Cup", de los cuales cuatro los ganó de manera consecutiva, único en la historia. 59 títulos ATP en 85 finales a los 28 años. Número uno del mundo los 365 días del año, igual que Federer (2005, 2006 y 2007), Hewitt (2002), Sampras (1994 y 1997), Lendl (1986 y 1987) y Connors (1975, 1976 y 1978).

Novak Djokovic logró lo impensado, rompió los esquemas. Máximo ganador en la historia del Australian Open, Indian Wells, Canadá, Shanghai y París, logros obtenidos gracias a sus conquistas esta temporada, acumula 174 semanas en la cima del ranking mundial (quinto en la historia). Casi el doble de puntos que el Andy Murray (2º ATP), con récord de unidades obtenidas por un tenista en un curso (16785 en octubre), nada pudo parar al serbio este 2015. Sus golpes funcionaron a la perfección, su físico nunca sufrió achaques y su mentalidad no tuvo fisuras. Tanto fue así que tras la extenuante y exitosa campaña, la coronó siendo campeón del último torneo del año, lo que demostró su plenitud en todos los aspectos del juego.

Figurita repetida.

Pero que la estratosférica temporada de Djokovic no opaque el gran año de Federer. A sus 34 años sigue en los puestos más altos del ranking mundial, protagonista principal del circuito. Once finales alcanzadas en 2015, misma cantidad que en 2014 pero invertida la cantidad de triunfos (6-5), un número que solo superó en 2004-07, sus años de hegemonía total. Increíblemente terminará el año como número tres del mundo por su traspié en tercera ronda del Australian Open detrás de Murray y el inalcanzable Djokovic. El no haber ganado un Grand Slam le prohibió luchar por el número uno el año que pasado y ser el número dos al finalizar esta temporada.

Roger llegó a diez finales en el Masters y superó a Ivan Lendl que ostentaba nueve definiciones, aunque el checo las cosechó de forma consecutiva, de locos. Tres de las cuatro finales perdidas de Federer en el último torneo de la temporada las perdió ante "Nole" y la restante se la propició David Nalbandian hace exactamente diez años. Esta temporada fue su participación número catorce en el certamen en la que alcanzó las 52 victorias, ambos récords absolutos, una costumbre del suizo.

Los artífices del pasado y presente del Nº1 del mundo.

135 finales ATP disputó Roger Federer en toda su carrera (88-47) entre 2001 y 2015. Novak Djokovic hizo su trabajo y alcanzó 85 finales (59-26) entre 2006 y 2015. El suizo terminó número uno del mundo en cinco ocasiones (2004-07 y 2009) y el serbio hizo lo propio en cuatro oportunidades (2011-12 y 2014-15). 17 Grand Slams y 24 Masters1000 consiguió el helvético; 10 GS y 26 M1000 el balcánico, a pesar de los seis años de diferencia que se llevan. Encaminado a superar varios récords de sus contemporáneos Federer y Nadal está. ¿Los pasará?

Daniel Vitale Pizarro

9 de noviembre de 2015

El mejor Djokovic de todos


El 2011 quedó atrás, en el túnel del tiempo...

Paris Bercy fue el escenario elegido por Novak Djokovic para que 2015 supere a su encumbrado 2011. Ya no quedan dudas de que esta temporada es la mejor de su carrera, por títulos, finales y rendimiento. Sin energías en esta parte de la temporada hace cuatro años, este año ganó Shanghai y Paris, con el Masters como meta final para coronar la mejor temporada de la historia del tenis de la "Era Abierta". La temporada 2015 del serbio está a la altura de la 1969 de Laver, 1974 de Connors, 1984 de McEnroe o 2006 de Federer, entre otras, todos ellos muy superiores a sus rivales durante aquellos años. El tiempo lo ubicará en la posición de la historia que merece, aun por escribir.

Varios récords (propios y ajenos) superó al consagrarse en el Masters1000 de Paris. Más M1000 ganados en un año (6), más finales consecutivas en una temporada (14), más puntos ATP hace dos semanas (16785) y más victorias anuales suyas (79). A sus 28 años, dicho por él, su entorno, periodistas y especialistas, el mejor año de su carrera. Solo cinco derrotas (cuatro finales y un cuartos de final) refuerzan la premisa. Karlovic, Federer (2), Wawrinka y Murray, los privilegiados que vieron inclinado al mejor en 2015. Los 58 títulos ATP igualan la cifra de Nastase, número que superará en el corto plazo.
Djokovic domina hasta al "Ojo de Halcón".

“Este año todo se juntó. Ser esposo y padre me dio un equilibrio bonito y mucha serenidad. Mi vida privada se ve reflejada en la carrera profesional y viceversa. Pero tengo todavía la determinación de seguir mejorando, de ser mejor. Nadie es perfecto, pero si buscas la perfección puedes alcanzar la excelencia”, las sensaciones de Novak tras ser campeón en la capital francesa, casi al final de una temporada en la que ganó prácticamente todo lo que jugó. Los 26 Masters1000 cosechados en su carrera lo ubican al acecho de Rafael Nadal que suma 27, récord de la segunda categoría en importancia del circuito.

Andy Murray, finalista en Paris, no pudo con el serbio una vez más. 21-9 a favor de "Djoker" quedó el historial entre ambos, aunque con una estadística muy particular. En finales, el nacido en Belgrado apenas lo supera 7-6, algo para destacar del británico a lo largo de sus treinta enfrentamientos. Es más, este año lo derrotó en la final de Montreal, hasta ese momento igualados en el historial de finales. Cuatro coronas ATP más tres finales componen lo más importante de Andy este 2015, flamante número dos del mundo, clasificado al Masters por séptima vez, torneo que disputará por sexta ocasión (ausente por lesión en 2013).
Conforme a medias...

El escocés reflexionó sobre el campeón y sobre si mismo tras caer ante Djokovic por cuarta vez en el año: “Este 2015 su nivel ha estado increíble. Desde el principio del año pasado mis resultados ante él (Djokovic) y Roger (Federer) no han sido suficientemente buenos. Debo hacerlo mejor. Ellos son dos de los mejores tenistas de la historia, por eso no es una desgracia perder ante ellos. Tengo que mejorar para ganar este tipo de encuentros”. El 35 veces campeón de torneos ATP tuvo esta temporada a uno de los mejores Federer de la historia en la semifinal de Wimbledon y al mejor Djokovic hace unas semanas, en las semifinales de Shanghai...

Djokovic, Murray, Federer, Wawrinka, Nadal, Berdych, Ferrer y Nishikori más Gasquet  y Tsonga (suplentes), en ese orden, los clasificados que consiguieron su boleto la semana pasada pero que cambiaron sus posiciones, lo que pueden cambiar sus cruces en la "Copa de Maestros", último torneo de la temporada que agrupa a los ocho mejores del año, divididos en dos grupos de cuatro jugadores, sorteados de a dos. El número uno no puede estar en el mismo grupo que el dos, el tres tampoco en el mismo que el cuatro y así con los demás. 1500 puntos para el campeón invicto reparte el quinto torneo en importancia luego de los Grand Slams (2000), una cita que nadie se quiere perder, jugadores, sponsors ni aficionados...

Daniel Vitale Pizarro

2 de noviembre de 2015

Insaciable


En su casa no defrauda y agradece a sus fans con besos al aire...

Semifinal de Indian Wells 2012. Roger Federer derrotaba a Rafael Nadal 6/3 6/4 y acortaba la distancia entre ambos en enfrentamientos personales (10-18). El suizo fue campeón al vencer en la final a John Isner, año que recuperó en número uno del mundo luego de la consagración en Wimbledon. Esa fue la última victoria del helvético ante su rival más difícil de su carrera hasta ayer en Basilea. El triunfo en su ciudad natal cortó una racha de cinco partidos consecutivos sin poder ganarle y casi dos años sin enfrentarse, desde las semifinales del Australian Open 2014. Pasaron casi cuatro años para que se revirtiera la tendencia española.

Doce meses después de Indian Wells 2012, en el mismo certamen, se volvieron a cruzar pero en cuartos de final y el vencedor fue el español 6/2 6/4. Casualmente, "Rafa" fue campeón en California ante Juan Martín Del Potro, en una temporada que fue notorio el desarrollo de ambos. Federer tocó el número ocho del ranking y Rafael terminó N°1 del mundo con varios récords. La final de Roma fue el escenario siguiente en el cual se vieron las caras. Finalista en Monte Carlo y campeón en Barcelona, se encontró con un rival que apenas había ganado un partido en Madrid. Paliza del mejor sobre arcilla 6/1 6/3.

Indian Wells 2012 y 2013, una victoria por lado.
Roma y Cincinnati 2013, ambas victorias para el español.

Campeón en MontrealNadal chocaba en cuartos de final de Cincinnati nuevamente con Federer. A pesar de ofrecer resistencia en el primer set, fue solo una amenaza para el futuro ganador del Grand Slam sobre cemento (MontrealCincinnati y US Open). El resultado fue 5/7 6/4 6/3, lejos de su nivel Roger, que recién encaminó su tenis y volvió a acercarse a su nivel en el Masters de fin de año. En aquel torneo, se enfrentaron en semifinales y una vez más, el de Manacor fue más que el de Basilea 7/5 6/3. El historial quedaba 22-10 al finalizar el 2013, mucha diferencia para las carreras de ambos, curioso pero real.

El 2014 los volvió a poner frente a frente en semifinales del Australian Open. Quizás el mejor Nadal sobre canchas duras ante una nueva versión de Federer, con Edberg en su equipo de trabajo, nueva táctica dentro de la cancha y raqueta diferente, aun en prototipo. Nada cambió. España a Suiza 7/6 6/3 6/3 y a la final en la que los países invirtieron sus resultados ya que Wawrinka se vengó de Nadal y debutó como campeón de Grand Slam, lesión de por medio del derrotado y nivel estratosférico del vencedor. No se cruzaron más en 2014. Recién en la final de Basilea 2015 repitieron el duelo que cambió el tenis en el nuevo milenio.

El Masters 2013 y Australian Open 2014, las últimas victorias de Nadal sobre Federer.

Tres años, siete meses y diez días esperaron los fans para que Roger Federer pueda ganarle a Rafael Nadal. Y fue en el patio de su casa, en Basilea. Siempre dominador el suizo pero con el respeto que siempre le tuvo, titubeó en el segundo set pero a base de primeros saques, idas a la red y agresividad desde el fondo, se llevó el partido, el título y nuevamente el número dos del mundo. Nadal luchó como siempre, incomodó pero no le alcanzó. No llega como antes a los ataques y esos microsegundos que le permitían devolver una bola más y poner a la defensiva a sus rivales, ya no los tiene, y lo sufre en los partidos apretados.

"Estoy muy contento de cómo jugué. Ha sido un día muy especial y una de las mejores semanas mías en Basilea, considerando todo lo que he pasado aquí”, dijo Federer luego de recibir su séptimo título en Basilea, el sexto trofeo ATP del año y el N°88 en lo que va de su carrera. Achicó el historial de finales entre ellos (7-14) y de enfrentamientos personales totales (11-23). Los siete títulos en Suiza igualan la cosecha que ostenta en Wimbledon, Cincinnati y Dubai, debajo de los ocho conseguidos en Halle. En cuanto a finales, las doce en Basilea son inalcanzables para cualquier jugador en cualquier torneo. Los más cercanos: Vilas en Buenos Aires (10) y él mismo en Wimbledon y Halle (10).

El campeón muestra su trofeo y el subcampeón sostiene su plato.

Federer ganó al menos seis títulos en una temporada por séptima vez, misma suma que en 2012. Brisbane, Dubai, Estambul, Halle, Cincinnati y Basilea, más las finales en Indian Wells, Roma, Wimbledon y US Open, llegó a la cifra de diez definiciones ATP al igual que en 2012. Es el séptimo año que llega al menos a diez finales del circuito en año calendario, lo que muestra la vigencia y el alto nivel sostenido a lo largo de su carrera. Top6 ATP entre 2002-2015 (6° dos años, 3° un año, 2° cinco años y 1° cinco años) tiene asegurado el Top4 en 2015, otra marca más.

“Quiero felicitarlo por la victoria. He perdido la final ante Federer en una superficie en la que solo le había ganado una vez en mi carrera y él está teniendo un año fantástico. Aquí jugaba en sus condiciones favoritas y además en casa, aun así he perdido en tres sets por unos detalles. He estado muy bien durante toda la semana, con muchos aspectos positivos de mi juego y de mi mentalidad”, se sinceró "Rafa" tras su 98° final ATP en su carrera (67-31), sexta del año (3-3). Seis del mundo, sin lesiones, sus apenas cuatro victorias ante el Top10 resaltan en su palmarés, un triunfo menos que en 2005. Además acumula 18 derrotas, su peor registro anual desde que es profesional.

@DanielViPiTenis
Daniel Vitale Pizarro