26 de octubre de 2015

Clasificados

La prematura derrota de Jo-Wilfried Tsonga en cuartos de final de Viena dilapidaron sus remotas chances de disputar el Masters. A más de 1400 puntos de Ferrer y Nishiokri, sin apuntarse en el ATP500 de Basilea y a una semana del último certamen de la temporada (Masters1000 París), las cuentas matemáticamente no le cerrarán al francés. El otro contendiente por un lugar entre los mejores ocho del año es Richard Gasquet que deberá ganar Basilea y París y esperar el milagro de que Ferrer o Nishikori no ganen ningún partido entre ambos certámenes...

Para evitar cualquier tipo de sorpresa, David Ferrer se proclamó campeón en Viena, 500 puntos que virtualmente lo clasifican a Londres. En el recategorizado ATP500, "Ferru" derrotó al estadounidense Steve Johnson que debutaba en un final ATP. “Estoy teniendo una de las mejores temporadas de mi carrera”, declaró en Austria tras cosechar su quinto título del año, misma suma que Roger Federer, cuatro menos que Novak Djokovic. Además de no perder ninguna final en la temporada, es su segundo mejor año en cantidad de trofeos ATP detrás del 2012 cuando ganó siete en ocho finales disputadas.

El actual octavo del ranking ATP nacido en Jávea alcanzó su título N°26 como profesional, el más ganador entre los tenistas que nunca triunfaron en Grand Slams en la Era Abierta, junto a Tom Okker. El argentino José Luis Clerc, semifinalista de Roland Garros, quedó en tercer lugar con 25 trofeos. Esta consagración le permitirá casi con seguridad disputar su séptimo Torneo de Maestros, en el cual fue finalista en 2007 y semifinalista en 2011. Curiosamente campeón cuatro veces en cemento (dos indoors) y una sola vez en arcilla en 2015, el calendario de David sigue y disputará Valencia, París y el Masters, siempre cargado y exigente su fin de temporada.
Otro campeón esta semana, clasificado al Masters por sexta vez consecutiva, fue Tomas Berdych. El checo conquistó su tercera corona al hilo en Estocolmo (2012, 2014-2015, no jugó en 2013), segundo título de la temporada (cinco finales), su mayor cosecha junto al 2012 y 2014. Acumula doce títulos como profesional en 29 finales disputadas, bajo porcentaje para un jugador de su calibre, Top10 y protagonista principal del circuito hace mucho años, alcanzó al menos una final ATP por temporada desde 2004. 30 años, su horizonte será Paris (campeón 2005) y la "Copa de Maestros", en la que solo en una oportunidad (2011) logró pasar el round robin. 

En Moscú también se disputaba un ATP250 y Marin Cilic, de opaca temporada en relación al 2014, retuvo la corona. Precisamente en esta ciudad había ganado su último trofeo hace doce meses ante el mismo rival, Roberto Bautista Agut, nuevamente Top25 gracias a esta definición alcanzada. El croata aprovechó la escasez de figuras en la capital de Rusia y como primer preclasificado capturó su título catorce ATP sobre 23 finales disputadas. Sin lesiones y con buen nivel desde las semifinales del US Open, el actual 13° del ranking tiene como objetivo terminar el 2015 de la mejor manera posible y comenzar en Oceanía su vuelta al Top10.

Captured 1st title of the season and second in a row at Кубок Кремля, defeating Roberto Bautista Agut (ATP 27) in...
Posted by Marin Cilic on domingo, 25 de octubre de 2015


Lesionado la primera parte del 2015, Marin Cilic inició en Indian Wells. Recién tres meses después de su vuelta jugó una semifinal ATP en Stuttgart. Otra semifinal en Washington encaminaron al campeón defensor del US Open a no defraudar. El cuadro se abrió y lo paró Djokovic en semifinales del Abierto de Estados Unidos. Elevó su nivel, perdió en semifinales en Shenzhen y en Moscú pudo jugar su primera final de la temporada, un año después. Bautista Agut, también finalista debutante en 2015, cayó por segunda vez en la final de Moscú contra Cilic, una especie de "deja vú". El español, al borde del Top10 en 2014, buscará terminar en el Top20 de acá a diciembre.

Entonces, los clasificados para la "Arena O2" de Londres 2015 son y serán: Novak Djokovic (14285), Andy Murray (7870), Roger Federer (6750), Stan Wawrinka (6140), Tomas Berdych (4440), Rafael Nadal (4330), David Ferrer (3945) y Kei Nishikori (3945). A falta de 1500 puntos para el cierre de la temporada, los suplentes al Masters serían: Jo-Wilfried Tsonga (2545) y Richard Gasquet (2535). Las diferencias con 2014 son las ausencias de Marin Cilic (11°) y Milos Raonic (14°), la vuelta al Top8 de David Ferrer (aunque como suplente disputó un partido) y la presencia de Rafael Nadal, lesionado la temporada pasada.

Daniel Vitale Pizarro

19 de octubre de 2015

"El mejor tenis de mi vida"


La próxima vez será Jo.

"Creo que fueron las dos mejores semanas de mi carrera. Jugué al tenis como nunca, además he logrado el doblete. De verdad, así es como lo siento". No encuentro mejor manera de empezar que con las palabras de Novak Djokovic sobre su presente, porque lo que hizo en catorce días no fue perfecto solo porque la perfección no existe. Diez partidos, veinte sets, tres Top10, siete Top20, un solo tiebreak y un solo 6/4, fueron los obstáculos que "Nole" sorteó con comodidad, sin titubear. Títulos en Beijing y Shanghai con una superioridad pocas veces vista. Nunca estuvo en peligro, siempre dominó a sus rivales, se los llevó por delante...

Un Djokovic más agresivo, menos especulador y decidido a finalizar los puntos lo más arriba posible, muestran a las claras la evolución como jugador en relación a su temporada récord de 2011, que ya superó en casi todo. El serbio se explayó un poco más sobre sus semanas en China: "La energía estuvo genial. No me he cansado, siempre tuve un montón de intensidad, de concentración, con un alto nivel de rendimiento desde el primer partido en Pekín hasta el encuentro de hoy. Estoy muy satisfecho con la manera en la que he jugado, es algo que me anima a seguir adelante y ojalá a mantener este nivel. Tanto hoy como en el torneo, me ha salido todo increíblemente bien".

La devolución, el golpe con el que marca el ritmo del partido.

Solo le falta un título para igualar la marca de hace cuatro años, porque en los demás items igualó o superó a su anterior inmaculada temporada. En 2011 a esta altura había logrado diez títulos, tres de Grand Slams más una semifinal, y cinco Masters1000 (63-3 vs 73-5 hasta Shanghai). Los números del 2015 son mejores en varios aspectos, no solo en su nivel de juego, que quizás es lo más notorio. Hasta hoy acumula nueve títulos, tres Grand Slams y cinco Masters1000. La diferencia está en las finales. En 2015 llegó a todas las finales de Grand Slam y Masters1000 que disputó, récord en la Era Abierta (3-1 en GS y 5-2 en M1000). Eso le otorgó el récord de puntos ATP (16785)

Disputó catorce torneos en estos casi once meses del calendario y alcanzó la final en trece (9-5). Solo cayó en cuartos de final de Doha al inicio del año. Lo único que no podrá superar son los 41 partidos invicto que estuvo en 2011 porque no alcanzan los torneos para igualar esa marca en lo que queda de 2015. El tandem Vajda-Becker-Djokovic está en su punto máximo, en el clímax. El desafío será mantener ese nivel de excelencia por el mayor tiempo posible, algo extremadamente difícil luego de un largo y extenuante calendario, que culminará como desde 2007 sin excepción en el Masters, campeón de dicho certamen en cuatro oportunidades, las últimas tres al hilo.

Sin respuestas pero no por su culpa...

Finalista por primera vez en Shanghai y en la lucha por ingresar a Londres, Jo-Wilfried Tsonga no buscó excusas y llenó de elogios a Novak: "Djokovic por ahora es muchísimo mejor que todos nosotros. Tendrías que hacer tu mejor tenis para derrotarlo pero es difícil llegar a tu mejor nivel en cada partido. Es impresionante lo que ha hecho este año. Pocos podrían hacerlo". El francés subió cinco puestos (9°) en la "Carrera a Londres" gracias al título en Metz y la final en China, pero sigue lejos de David Ferrer (8°). Lo separan 945 puntos a falta de 2000 posibles, mucho con tan poco por jugar, pero la esperanza es lo último que se pierde.

Nuevamente dentro Top10 en el ranking ATP (10°), a sus 30 años su temporada siempre toma vuelo en los meses finales. Sin tanto cansancio físico por su regular irregularidad, llega a esta parte de la temporada más fresco que sus rivales, y el exnúmero cinco del mundo saca provecho de eso. Agresivo por naturaleza, peligroso como pocos, Tsonga impone respeto cuando ingresa a una cancha de tenis, más aun si está enfocado. Se agranda en las grandes citas, saca lo mejor de si. No es casualidad que haya alcanzado una final de Grand Slam más cinco semifinales, una final del Masters, ganador de dos Masters1000 y finalista otras dos veces...

2012 (Murray) y 2013 (Del Potro). Siempre de remera roja, en honor al color tradicional chino.

El tercer título de "Djoker" en Shanghai (cuarto más la Copa de Maestros 2008) es el 25° Masters1000 de su carrera, uno más que Federer y dos menos que Nadal, los tres más ganadores. Sus 57 trofeos lo ubican a uno de Ilie Nastase, el 10° más ganador de este deporte. Número uno sin discusión, lleva 169 semanas al frente del ranking ATP, una menos que John McEnroe (5°), al que superará cuando inicie París Bercy. Dominador absoluto esta temporada, puede romper varios récords más y firmar la mejor campaña de la historia del profesionalismo, a estas alturas más probable que improbable. París y el Masters, su hoja de ruta de acá a fin de año. Solo queda esperar y disfrutar.

Daniel Vitale Pizarro

12 de octubre de 2015

Inexpugnable


Reverencia a la gente

El diccionario de la Real Academia Española define "inexpugnable" con tres acepciones: "Que no se puede tomar o conquistar por las armas", "Inaccesible o de acceso muy difícil" y "Que no se deja vencer ni persuadir". Cualquiera de las tres (o las tres) encajan a la perfección con el momento que está atravesando Novak Djokovic en el circuito. Ya iremos a las estadísticas puras pero como anticipo, conquistó Beijing este fin de semana por sexta vez en seis participaciones y lo hizo ante Rafael Nadal 6/2 6/2 en una hora y media. Lo demolió, especialmente en el segundo set. 29 victorias sobre 29 partidos en la capital china para el serbio...

Menos de cuatro games perdidos por partido acumuló Djokovic (18 en total) durante toda la semana en Beijing (récord 2015). 6/1 6/1 a Simone Bolelli, 6/2 6/1 a Ze Zhang, 6/2 6/2 a John Isner (13°), 6/2 6/3 a David Ferrer (7°) y 6/2 6/2 a Rafael Nadal (8°). Trituró a sus rivales. No los dejó jugar. Servicios, derechas, reveses, cortadas... le salió todo. En los pocos momentos de tensión por los que pasó, siempre salió airoso, con tiros profundos, dominando a sus rivales sin importar sus características. Novak eludió la contaminación en el aire con mucha destreza y volvió a hacerse fuerte (invencible) en el torneo que más veces lo vio ser campeón.

Un ídolo de masas que aporta para la causa

"Me las arreglé para mantener la calma, seguir con el plan de juego agresivo y hacer que se mueva. Funcionó muy bien. Creo que mantuve ese nivel de agresividad y el poder en mis golpes. Supe que con el tiempo él iba a cometer errores y dejar bolas cortas para que yo pudiera dominar los puntos. El saque me ayudó mucho, más del 80% de primeros servicios, siete aces y terminando la acción winners, eso me funcionó muy bien durante toda la semana, me ayudó a ganar muchos puntos gratis", un análisis perfecto de la semana de "Djoker" explicada por él mismo, minutos después de consagrarse en en el país asiático.

El historial de enfrentamientos personales entre Nadal y Djokovic es la rivalidad más veces disputada de la historia, que se vuelve cada vez más igualada. 23-22 adelante el español, aunque permanece abajo en finales entre sí 10-13. El trofeo de Beijing significó el 56° de "Nole" en su carrera ATP en 82 finales disputadas. En 2015 compitió en trece torneos de los cuales en doce alcanzó la final y en ocho fue campeón. Números absurdos. Solo cayó antes del partido por el título en cuartos de final de Doha ante Karlovic en el primer certamen de la temporada. ¡68 victorias en 73 partidos, 93% de efectividad! Número uno del mundo por escándalo.

Intentó dar pelea ante un rival que está jugando a otra cosa.

En líneas generales, Nadal fue de menos a más en la ciudad donde fue campeón olímpico en 2008. Su mejor partido fue la final, aunque los número digan lo contrario. Fue sorteando contrincantes con dificultades e incluso con su juego irregular característico del 2015. Jack Sock fue el que le trajo más problemas en cuartos de final, partido que tuvo que remontar. Contra Djokovic tuvo varias oportunidades para quebrar y equiparar el juego en el primer set pero el serbio no lo dejó. El español alcanzó su quinta final del año (3-2), la primera sobre cemento. En total acumula 97 finales (67-30), sexto en la lista histórica de más definiciones ATP en la Era Abierta.

"Rafa" comentó en unas lineas su actuación en la final: “Creo que para el primer set, ese 6/2 fue demasiado, tuve muchas oportunidades. Luego en el segundo set los dolores en mi pie derecho me hicieron perder un poco la concentración”. Nadal fue atendido al comienzo del segundo set por un dolor en el pie derecho, lo que asustó a todos. Pero a pesar de los dolores y la final perdida, el manacorí fue positivo sobre su semana: "Estoy feliz de cómo he jugado. Todas las mejoras son importantes, incluso las pequeñas, y creo que esta semana he mejorado muchas cosas, saco mucho de positivo de esta semana”.
Fuera de la deportivo, aunque con incidencia directa en el juego, este año se palpó la contaminación alarmante en el aire de Beijing. Varios fueron los jugadores afectados durante la semana de tenis por este problema ambiental que aqueja a esta ciudad hiper industrializada. Los niveles de polución preocupan a los habitantes y sobre todo a turistas o personas que deben asistir a Pekin por diversos compromisos. Estudios de la Universidad de Beijing afirman que por la contaminación, la ciudad es "casi inhabitable para los humanos". El smog es tan denso que no solo no deja ver con normalidad, sino que afecta la salud humana al respirar ese aire altamente contaminado.

Martin Klizan fue el más efusivo en redes sociales contra el ATP500 chino, alegando ataques de tos y vómitos tras su partido ante Fognini. Hasta publicó una foto suya con barbijo. Otro afectado fue Jo-Wilfried Tsonga que pidió asistencia médica en medio de su partido por mareos, producto de la falta de aire limpio en su cerebro. Estos atisbos de denuncia contra el torneo no tuvieron ninguna respuesta por parte de las autoridades. Para peor, la nueva política de la ATP limita los "comentarios publicados" por una posible “conducta contraria a la integridad del deporte” contra torneos, jueces, jugadores y sponsors involucrados en el tenis profesional. El dinero manda...

Daniel Vitale Pizarro

5 de octubre de 2015

Bendita experiencia

El explosivo arranque de temporada de Tomas Berdych lo ubicó por primera vez en su carrera como cuarto en el ranking ATP. Las finales en Doha, Rotterdam y Monte Carlo más las semifinales en el Australian Open, Dubai, Miami y Madrid mostraron lo mejor de su repertorio. Protagonista como siempre en cada gran cita del circuito, a partir de Roland Garros no fue el mismo. Favorito de los torneos siguientes, estuvo ausente en todas las semifinales de los siete certámenes que le siguieron, incluso caídas inesperadas ante rivales inferiores como Donald Young y Simone Bolelli, entre otros. Pero cuando parecía que el checo entraba en un pozo, la gira asiática lo recibió con los brazos abiertos y respondió a la perfección.

Por primera vez en su carrera, llegaba a la gira euroasiática de final de temporada como número cinco del mundo. Sin títulos pero con el mejor promedio de victorias/derrotas hasta aquí de su carrera, Berdych afrontaba ese viaje con el objetivo de sumar partidos, ganar confianza dentro de una cancha, clasificar al Masters de Londres e intentar ganar algún título ATP. San Petersburgo lo despidió en su debut ante Bolelli y las alarmas empezaron a sonar. Su extenso y apretado calendario en esta parte del año comenzaba a tambalear. Había caído en la primera de la seis paradas programadas previas al Masters en siete semanas de competencia...
El mismo día que salió campeón voló hacia Beijing. Los gajes del oficio...

El año pasado, Andy Murray levantó su primer trofeo de la temporada 2014 ante Robredo en Shenzhen, año debut del torneo chino. Esta temporada pasó algo similar. Tomas Berdych ganó su primer título ATP del 2015 ante un español en la final (García López) en su debut en el certamen. El resultado fue 6/3 7/6 en una 1h 47m de juego. Agresivo como de costumbre, un quiebre tempranero le bastó para llevarse el primer set, con lluvia de por medio, lo que postergó el partido para el día siguiente. El mal inicio del checo (0-3) no impidió que llegaran a un tiebreak. Allí Tomas levantó un punto de set para derrotar al nacido en La Roda.

Como en 2008 y 2011, Berdych levantó un trofeo en Asia. Tokio 2008 y Pekin 2011 fueron sus conquistas anteriores en territorio oriental, más las finales perdidas en Bongkok 2013 y Beijing 2014. Desde su triunfo en Palermo 2004 acumula 11 títulos ATP en 28 finales disputadas, al menos una por año en las últimas doce temporadas, un récord que pocos pueden presumir en su palmarés. Top10 ininterrumpido desde 2010, en 2015 accedió por primera vez en su carrera a la segunda semana en los cuatro Grand Slams, lo que se refleja en el ranking y en sus porcentajes de victorias en relación a otras temporadas (49-16).

Otra gran temporada del veterano Ferrer

Otro de los contendientes al Masters Cup que sacó un buena diferencia con su inmediato perseguidor, es David Ferrer. El español fue campeón en Kuala Lumpur al derrotar a su compatriota y amigo Feliciano Lopez 7/5 7/5. Tras estar dos meses fuera de competencia por una lesión en el codo derecho, "Ferru" va de menor a mayor desde su vuelta al circuito en el US Open. Suplente la temporada pasada en el "Arena O2" (disputó un encuentro), David no quiere perderse este año la gran cita de final de temporada y los puntos de Malasia ayudan a consolidarse como el octavo mejor de la temporada. Casi mil puntos de diferencia lo separan del noveno del ranking...

"Estoy muy contento porque nunca había jugado tan bien en este torneo. Mis sensaciones son muy buenas tras la lesión y estoy muy satisfecho porque he jugado mi mejor partido en la final", fueron las palabras del nacido en Jávea que nunca había sido campeón en Asia y que se mostró satisfecho con su actuación. En Kuala Lumpur cosechó su 25° título ATP en 50 finales disputadas, un número al que pocos tenistas en la historia llegan. Siete en el ranking mundial y octavo en la carrera de campeones, Ferrer ganó su cuarto título de la temporada en la misma cantidad de finales jugadas. El único año que no perdió finales ATP fue el 2006 (1-0).

Una sana costumbre

Las finales entre Ferrer y Feliciano Lopez en Kuala Lumpur y Berdych ante García Lopez en Shenzhen marcaron una tendencia cada vez mayor en el circuito. Nueve finales se disputaron entre jugadores con 30 años o más en 2015. El título del checo, un día después que el del español, fue el 21° para un jugador que supera los 30 años en una temporada, dos más que el año récord para la ATP (1975). Los "viejitos" están vigentes y se resignan a dejar su lugar de privilegio a las nuevas camadas a las que les está costando inmiscuirse en los lugares altos del ranking. 31 puestos del Top100 están ocupados por estos tenistas experimentados (30+) que se mantienen en la elite mundial vaya uno a saber hasta cuando...

Daniel Vitale Pizarro