24 de noviembre de 2014

Completó su curriculum


Lammer y Chiudinelli, la envidia de todo jugador de tenis


Estados Unidos, diciembre de 1992. Marc Rosset (medalla de oro en Barcelona meses atrás) y Jacob Hlasek llegaban al estado de Texas para disputar la final de la Copa Davis, la primera del país helvético en esta competición. En frente tenían al "dream team": Courier (1°), Sampras (3°), Agassi (9°) y McEnroe (9° en dobles y quizás el mejor doblista de la historia). Los suizos opusieron resistencia con la victoria de Rosset ante el líder del ranking Courier en cinco sets y la derrota en cinco sets ante Sampras-McEnroe tras ir dos sets a cero. El propio Jim Courier se encargó de cerrar la serie en el cuarto punto. Mientras tanto, un pequeño suizo con una técnica depurada empuñaba su raqueta del otro lado del Atlántico, con apenas 11 años...


Roger Federer debutó en Copa Davis en 1999, con 17 años y siendo el 124° del ranking ATP. Hizo se presentación con una victoria ante Davide Sanguinetti que sirvió para que Suiza avance a cuartos de final, instancia en la que perderían contra Bélgica. Su primera semifinal de Davis la disputó en 2003, ya campeón de Wimbledon y número tres del mundo. Victoria ante Mark Philippoussis y derrota contra Lleyton Hewitt, luego de estar dos sets a cero y perder el tiebreak del tercer set. Un año después, como número uno del mundo, alcanzó los cuartos de final pero Francia los eliminó 3-2 a pesar de que "RF" ganó sus dos singles.



Un adolescente Federer en 1999

A partir del 2005 Federer comenzó a priorizar su carrera individual y dejó de lado la Copa Davis, pero no del todo. Entre 2005 y 2012, disputó todos los repechajes para que Suiza no perdiera la categoría, salvo en 2010. Invicto en singles en las fases previas, nunca dudó en ayudar a su país para que se mantuviera en la elite (excepción 2010, tras perder en semifinal del US Open ante Djokovic luego de tener dos match points) y quizás algún año, hacerle un hueco en su calendario y disputarla para intentar ganar ese título esquivo.

En 2012 Roger decidió volver a disputar una primera ronda de Copa Davis, algo que no hacía desde 2004. De locales ante Estados Unidos, eligieron arcilla para apaciguar los amenazantes servicios de John Isner y Mardy Fish. Pero ni el polvo de ladrillo fue suficiente porque USA barrió 3-0 la serie. Fish a Wawrinka, Isner a Federer y Bryan-Fish a la dupla oro en Beijing 2008. Semanas después el helvético se tomó revancha ante el gigante norteamericano en la final de Indian Wells. Pero nada de eso impidió que "Su Majestad" volviera a intentar un año más conseguir la Ensaladera de Plata, un trofeo ausente en sus vitrinas y que con Stan de compañero podían conseguirla. Un tropezón más no es caída.



Resumen de la final

El camino a la final 2014 empezó en septiembre de 2013 cuando Wawrinka, Chiudinelli y Lammer, aportaron todos sus puntos y derrotaron a Ecuador para seguir en la elite del tenis mundial. Esta temporada iba a ser una más sin Federer en la primera ronda de la competición pero la obtención del Australian Open de Stanislas, la baja a último momento de Djokovic de la eliminatoria y un cuadro "accesible" hasta la final, hicieron cambiar de parecer al maestro suizo que dio un giro de timón y se presentó en Serbia. Sin Novak, Troicki (suspendido por dopping) y Tipsarevic (lesión), la victoria suiza fue contundente.


El sorprendente Kazajstán (en Grupo Mundial desde 2010 con jugadores rusos/ucranianos contratados y nacionalizados) les hizo difícil el pase a semifinales. Golubev a Wawrinka y Federer a Kukushkin el viernes. Golubev-Nedovyesov a Federer-Wawrinka para que se encendieran todas las alarmas en Ginebra. Stan remontó su partido ante Kukushkin y Roger, número dos suizo, selló el pase a semifinales. Alivio en Suiza. En semi lo esperaba Italia y nuevamente eligieron Ginebra (cemento indoor), el mismo escenario que ante los kazajos. Los italianos asustaron, pero se quedaron en eso. Bolelli-Fognini a Federer-Wawrinka para ponerle suspenso a la serie, pero otra vez, el destino quiso que Roger Federer sentenciara el pase a la final y lo hizo ante Fognini en el cuarto punto.


Increíble transformación del estadio

Francia era el rival en la final. Los galos eligieron a la ciudad de Lille como anfitriona, que cuenta con un estadio de última tecnología, con techo retráctil, inaugurado en 2012 y que la UEFA lo calificó como "Categoría 4", la más alta para el máximo ente europeo. Allí hace de local el Lille, equipo de primera división del fútbol francés y será una de las sedes de la Eurocopa 2016. Durante el fin de semana, el estadio superó el récord de espectadores en Copa Davis que databa de 2004 en la final entre España y Estados Unidos en Sevilla. El viernes ingresaron 27,432 personas y el domingo, volvieron a romper su propio récord con 27,448 de fans que colmaron el estadio. La gente cumplió y el equipo falló.


Sin franceses en la Copa de Maestros (singles), planificó la final con dos semanas de anticipación, tiempo suficiente de adaptación a la arcilla indoor que seleccionaron para complicar la estadía de los suizos. Jo-Wilfred Tsonga (12°), Gael Monfils (19°), Julien Benneteau (25°), Richard Gasquet (26°) y Gilles Simon (21°, alterno), fueron los elegidos por el capitán Arnaud Clement, único sobreviviente de la última coronación francesa en dicha competencia, en 2001. Suiza llegó el martes a Francia con la incertidumbre del estado de salud de Roger Federer, que venía de no presentarse en la final del Masters por dolores en la espalda, luego de un reñido encuentro ante su compatriota y compañero Wawrinka en semifinales de la Masters Cup.


Federer: "Fueron las 24 horas más locas de mi vida"


Roger entrenó por primera vez el miércoles, suave, para probar como estaba su físico. El jueves recién pudo completar un entrenamiento completo y el viernes salió a la cancha ante Monfils, luego de la contundente victoria de "Stan The Man" ante Tsonga. El actual número cuatro del mundo desplegó un tenis similar al que lo llevó a levantar su primer Grand Slam y Monte Carlo. Implacable. Gael, inspiradísimo, se aprovechó del helvético que nunca hizo pie en la cancha. Inseguro, lento, impreciso y sin tiempo de adaptación al polvo, cayó en sets corridos ante el francés que jugó, dicho por él, quizá el mejor partido de su carrera, en una final de Copa Davis y ante Roger Federer. ¡Chapeaux!


Sin tiempo para especulaciones, Severin Luthi mandó a la cancha a Federer-Wawrinka ante los medallistas olímpicos Benneteau-Gasquet. La pareja rindió. Comandado por Wawrinka, del lado de los impares por la confianza del viernes y mejor devolución de revés, el equipo no titubeó y se impuso con autoridad 6/3 7/5 6/4. Una vez más, como en las anteriores series de 2014, la definición pasaba a manos de Roger Federer. El número dos del ranking mostró una mejora relevante el sábado en las duplas pero nada tiene que ver con un single, y menos aun en una definición por la Ensaladera, Copa que nunca ganó en su acaudalado palmares.



"Esto es por mis compañeros, es para ellos"

6/4 6/2 6/2. Roger demolió a Gasquet en el resultado y en el juego. Lo borró de la cancha, nunca hubo equivalencias. El ganador de 17 Grandes jugó el tenis que mostró durante el año, que nada tiene que ver con la sombra que fue el viernes ante Monfils. Desplomado en el piso, con lágrimas en los ojos, festejó como un chico. Si, es humano y es campeón de todo. Algunos meticuosos le exigen la medalla de oro en singles, como si la dorada en dobles y la plateada en individuales no fuera semejante logro. 


82 títulos ATP, 17 Grand Slams, 23 Masters 1000, doble medallista olímpico, campeón de Copa Davis y Copa Hopman, 302 semanas como número uno del mundo, 996 victorias ATP y podemos seguir enumerando récords y números que hacen de Federer un mito, una leyenda... Disfruten y no le pidan nada más, que ya demasiado le dio al tenis. Somos privilegiados que a los 33 años tenga la misma motivación que a los 20. "Quiero jugar por mas tiempo, adoro demasiado el tenis. No puedo parar ahora porque gané la Copa Davis". GRACIAS.



Daniel Vitale Pizarro

17 de noviembre de 2014

Un Masters atípico

Cinco reincidentes, dos múltiples excampeones y tres debutantes. Los ocho mejores del mundo se citaban en Londres. La única mancha para el torneo fue la baja de Nadal por una operación programada de apéndice. Hacía muchos años que el octavo clasificado no entraba al Masters con más de 4000 puntos, algo inusual, lo que mostraba la paridad de esta temporada en comparación con las anteriores. Pero todo lo bueno demostrado por estos jugadores durante el 2014, quedó resumido a dos personas que "salvaron" el torneo. Los dos mejores del año, Federer y Djokovic animaron el certamen de fin de año, aunque con un final que ni ellos imaginaron.

Partidos cortos, sin oposición ni aparente espíritu de lucha, derivaron en resultados abultados y en algunos casos, actuaciones que rozaron lo ridículo, si tenemos en cuenta que llegaron los mejores de la temporada y muchos de ellos de los últimos años. Raro. Los únicos beneficiados fueron Roger y Novak que desplegaron su tradicional tenis de excelencia pero que casi no tuvieron respuestas del otro lado de la red. Incluso Milos Raonic tuvo que retirarse para dejarle lugar a David Ferrer (suplente), que cumplió con su habitual entrega.
Resumen del Masters

Todo se encaminaba a una final apasionante entre los únicos dos jugadores a la altura de las circunstancias de la semana, los dos mejores del año, que se sacarían chispas por ser el mejor de todos. Pero nada de eso sucedió. Una semifinal para el infarto entre Federer y Wawrinka (lejos el mejor partido del certamen) demolió al mejor de los suizos y lo obligó a no presentarse en la final por problemas en su espalda, producto del esfuerzo durante 2h 58m de nervios, esfuerzo y concentración. 

Stan jugó su mejor partido desde que fuera campeón en Monte Carlo, luego de derrotar al propio Federer. Roger mantuvo el mismo nivel desde el comienzo del Masters y casi no le alcanzó. Partidazo. El campeón del Abierto de Australia tuvo cuatro match points que no supo aprovechar, tres de ellos con su servicio en el 5-4 del tercer set. En los tres falló el primer servicio y quiso sorprender con "saque y red", lo que no le dio resultado. El cuarto punto de partido fue en el tiebreak y no pudo controlar la devolución. 4/6 7/5 7/6 para el seis veces campeón aquí y con dos voleas magistrales a partir del 5-5 del TB. "RF" se regaló otra final más, la novena en esta competencia, igual que Lendl.
Slice a la linea y volea corta. De libro

Djokovic tenía que ganar sus tres partidos de zona o llegar a la final para asegurarse el N°1 del mundo de 2014. Hizo ambas. Vapuleó a Cilic, Wawrinka y Berdych en el round robin y en semifinales tuvo un altercado con el público, perdió el segundo set ante Nishikori pero volvió a arrasar con un 6/0 en el set final. En su octava final de 2014 (tres menos que Federer pero dos títulos más), se adjudicó el séptimo título del año tras la no presentación de su rival. Fue la primera vez en la historia que no se disputó el último partido de la Masters Cup.

"Nole" alcanzó a Illie Nastase con cuatro Masters e igualó a Ivan Lendl y al propio rumano al cosechar tres "Copas de Maestros" consecutivas, únicos tres en lograrlo. Para el serbio fue su 48° título ATP en 70 finales disputadas. Concluyó la temporada en la más alto del ranking mundial por tercera vez en su carrera en los últimos cuatro años (2011-12 y 2014), y no baja del Top3 a fin de temporada desde 2007. El nacido en Belgrado se mete en la historia grande de este deporte en una época que tuvo la suerte (buena y mala) de compartir con dos de los más grandes tenistas de la historia, Roger y "Rafa". ¡Chapeaux!

Sin traspirar

Novak Djokovic, con el trofeo de campeón, habló e intentó despejar alguna duda sobre el retiro del helvético: "Siempre damos el 100%. Estoy seguro que hubiera jugado si hubiera podido. Le deseo lo mejor en su recuperación", y agregó sus sensaciones sobre este trofeo: "No soy el tipo de jugador que celebra este tipo de triunfos, pero debo analizar toda la temporada. Este trofeo es la coronación de todos los logros. Le debo eso a mi equipo, a todos los que me han apoyado en el camino. Estoy muy feliz de pararme acá y terminar con este trofeo".

Roger Federer salió a la cacha para anunciar oficialmente al público su retiro y "dar la cara" ante la gente que pagó su entrada (muy cara) y lo vino a ver: “Quería disculparme personalmente; no estoy en condiciones de jugar. Intenté durante todo el año estar preparado para el Masters y no me gusta terminar así. Probé todo la última noche: remedios para el dolor, tratamientos, descanso, calentamiento, pero no puedo competir a este nivel ante Novak. Sería peligroso a mi edad. Espero que me entiendan”. "Su Majestad" nunca se retiró de un partido (¡acumula 1221 partidos!). Apenas fue la tercera vez que no se presentó (CF de París 2008, SF de Doha 2012 y en la final del Masters 2014).

La gente tendrá que esperar unos días más para verlo en acción

La organización del torneo anunció que los que adquirieron entradas para la final del Masters tendrán prioridad para la final del 2015 (último año de contrato de la "Arena O2" de Londres) y se les devolverá el 60% del dinero desembolsado por obtener el ticket. Además, para ofrecer un show al público presente que había llenado las gradas, se disputó una exhibición entre Djokovic vs Murray a ocho games y un dobles conformado por Murray-McEnroe vs Cash-Henman. Algo es algo...

Daniel Vitale Pizarro

3 de noviembre de 2014

Números redondos


El N°1 dijo presente en París.

Semana redonda para Novak Djokovic. Aunque la perfección no existe, el serbio la rozó. Campeón del Masters 1000 de Paris sin ceder sets, 20° M1000 en su carrera, 600 triunfos como profesional, afianzado en el N°1 para fin de año y como si no fueran pocas cosas en tan pocos días, fue padre de Stefan, su primer hijo, días antes de comenzar el torneo. Su rival de la final en la capital francesa fue Milos Raonic, que nada pudo hacer ante el nivel del mejor tenista del año. El último Masters 1000 de la temporada definió a los ocho clasificados al Masters de fin de año, que tendrá tres debutantes.

Todos esperaban una final entre Federer Djokovic en París, que alimentara aun más la pelea por el número uno del mundo. Novak no decepcionó pero Roger cayó antes de tiempo. Milos Raonic apareció en su camino en cuartos de final. A base de un saque letal (22 aces), al canadiense no le tembló el pulso cuando tuvo que definir ambos sets y se llevó el encuentro con autoridad, para desilusión de los fanáticos del suizo y de los organizadores. Ese triunfo lo catapultó en confianza y quedó demostrado con su victoria en semifinales ante Tomas Berdych.
El golpe con el que más daño hace.

En la final fue otro jugador al de toda la semana. Errático e impreciso, Milos no pudo presentarle batalla a un "Nole" inspirado que se plantó desde el fondo, lo atacó cada vez que pudo hasta que lo pasó por arriba 6/2 6/3 en el imponente estadio de París Bercy. "He jugado el mejor partido de toda la semana hoy, cuando más se necesita. Tuve un montón de buenas devoluciones y en general estoy muy contento con mi rendimiento", lo que dejó en claro como fue el partido y la pesadilla que pasó Raonic en la cancha.

El nacido en Serbia, nacionalizado canadiense, no tuvo más que halagos para con Djokovic: "Él me hizo la vida difícil hoy. Cada vez que puso su raqueta sobre la pelota, me hacía jugar una bola profunda. Creo que jugó un gran tenis, neutralizando bien mi servicio. Incluso cuando yo era capaz de jugarle a su revés, él ya se estaba moviendo muy bien. Novak jugó lo más profundo posible. En realidad no me dio demasiadas oportunidades. Incluso en las posibilidades de quiebre que tuve, él las jugó bien".
Contentos con sus rendimientos

En París obtuvo su 47° título ATP en 69 finales disputadas. En cuanto a Masters 1000, fue su 20° tras disputar 30 definiciones en este nivel, solo superado en la historia por los 23 de Roger y los 27 de "Rafa". Fue su sexto trofeo en lo que va del año y el tercero en París (2008, 2013-14). Capturó seis títulos o más por cuarta temporada consecutiva y terminará entre los tres mejores del ranking ATP por octavo año seguido. Definitivamente el tercero en cuestión de la última década entre Federer y Nadal, que no tiene nada que envidiarle.

Líder en torneos ganados en 2014, aunque con tres finales menos disputadas que Federer, Djokovic ganó títulos en las cuatro superficies posibles (arcilla, cemento outdoor, cemento indoor y césped) y le bastará para terminar el año como número uno del mundo con ganar sus tres partidos de zona en el Masters o accediendo a la final del mismo. No podrá ganar más partidos que Roger, disputar más finales ATP ni de M1000 en esta temporada, pero el N°1 del mundo del 2015 está en sus manos, depende pura y exclusivamente de él.

Utiliza muy bien las palancas para golpear el drive desde el fondo de la cancha

Milos Raonic tuvo una brillante semana que le permitió clasificarse a la "Copa de Maestros" por primera vez en su carrera a los 23 años. El más joven de los ocho esta temporada, debía terminar por encima de David Ferrer en París para asegurarse un cupo en Londres. La victoria resonante ante Federer en cuartos de final más la derrota del español a manos del japonés Nishikori en la misma instancia, sellaron su ingreso a la "Arena O2" junto a Djokovic, Federer, Wawrinka, Nishikori, Murray, Berdych y Cilic, beneficiado por la ausencia de Nadal debido a su operación de apéndice.

El gigante de 196 centímetros llegó en Bercy a su segunda final de Masters 1000 luego de caer ante Nadal en Toronto 2013. Esta definición fue la número trece en su carrera como profesional (6-7) y la tercera del año (1-2). Actual ocho del ranking ATP, tocó el sexto lugar en julio de este año tras la semifinal de Wimbledon. Acumula 49 victorias en lo que va de la temporada y más de 1000 aces por segundo año consecutivo, números que reflejan el crecimiento de un jugador que dejó de ser solo un jugador peligroso para convertirse en un protagonista del circuito.

Daniel Vitale Pizarro