18 de mayo de 2014

Roland Garros, allá voy...

Descorchó con la izquierda, por las dudas...

Ese es el mensaje que parece haber dado Novak Djokovic luego de coronarse en Roma ante el N°1 del mundo y campeón defensor, Rafael Nadal. El serbio llegó a la capital italiana con dudas sobre como respondería su muñeca derecha, lesión que padeció en Monte Carlo y que le impidió disputar Madrid. Partido a partido fue sintiéndose más cómodo, sin dolores ni molestias, yendo de menor a mayor en cuanto a su rendimiento. Lo mejor de su repertorio lo mostró en la final y dejó bien en claro que Roland Garros no será tarea fácil para el ocho veces campeón y que deberá superar al actual N°2 del mundo si quiere seguir reescribiendo la historia. "Nole" está listo para completar su propio "Grand Slam". ¿Podrá?

Radek Stepanek fue el primer rival de Novak en Italia, obstáculo que sobrepasó sin inconvenientes. Fue al único que derrotó en sets corridos porque desde octavos de final, todos los partidos necesitaron tres sets para decidir al ganador. Primero Philipp Kohlschreiber, que no aguantó el ritmo, luego David Ferrer en un encuentro de mucha intensidad que supo destrabar, y en semifinales vino de atrás para vencer al peligroso Milos Raonic que lo tuvo a maltraer con el servicio, hasta que se topó en la final contra Nadal.
Tipsarevic y Troicki colaborando. Foto vía @FueBuena
En medio del camino al domingo, desde Serbia llegaban noticias nefastas. Las intensas lluvias sobre los balcanes provocaron la peor inundación en Serbia de los últimos 120 años. A penas se enteró de lo ocurrido en su país, Djokovic se comunicó con amigos y familiares, dialogó con Zimonjic que también estaba en Roma para ver de que manera ayudar a su país. También se contacto con su amigo Troicki y con Tipsarevic que retrasó su vuelo a Dusseldorf (Janko vuelve al circuito en Alemania luego de ocho meses de ausencia) para ayudar llevando provisiones a un centro de evacuados junto a Viktor. Al derrotar a Raonic en la semifinal dijo en conferencia de prensa: "Tratamos de mostrar al mundo lo que está pasando porque no se dan cuenta de la gravedad de la situación. Tenemos un país que sufrió mucho en los últimos 20 años, es importante obtener ayuda”.

No solo fueron llamados, preocupación y solidaridad para con su Serbia natal sino que al coronarse en el último Masters 1000 sobre arcilla de la temporada, el campeón donó el cheque recibido (€ 549 000) para las víctimas afectadas por las inundaciones que fueron más de 1,6 millones de personas las damnificadas, con al menos 48 muertos hasta hoy, una tragedia vivida en Serbia y Bosnia. Un gesto solidario de un comprometido deportista, preocupado y a la vez enfocado en el certamen, una tarea difícil que pudo sobrellevar y terminar como campeón en Italia.

La sombra que fue en Mónaco quedó atrás.

Nadal llegaba a la final con tres de sus cuatro partidos a tres sets, algo que no sucedía desde el 2005, lo que muestra el nivel tenístico y de confianza de Rafael durante esta gira. Anormal para sus rendimientos durante esta parte de la temporada, así y todo se metió en la final de otro Masters 1000. Pero a diferencia de su rival en la final, en semifinales "Rafa" deslumbró. Jugó un partido casi perfecto contra un Dimitrov que no pudo ni supo arrimarse nunca en el marcador. Su tenis fluyó como años anteriores sobre la superficie naranja, y que mejor que hacerlo un día antes de la definición por el título.

Como gran parte de los partidos entre ellos, la final fue un ida y vuelta de momentos. Djokovic salió a tratar de atacarlo, muy agresivo, y a pesar de no sentirse cómodo y perder el primer set, siguió con la misma táctica, confió en su juego y pudo dar vuelta el marcador. Set por lado y quiebre arriba, parecía que el serbio se llevaba el trofeo pero para variar, Nadal provocó una levantada que le permitió luchar y mantenerse en juego. Pero "Nole" era más. Volvió a quebrar para adelantarse en el set final y cerrar el partido 4/6 6/3 6/3. El resultado volvió a coronar al serbio en la capital italiana y sumó otra frustración más del español durante la gira previa a Roland Garros.

Igual que en 2011

Por primera vez, el de Manacor se vio superado en cuanto a nivel, en sus cuatro torneos previos a París. En Monte Carlo cayó ante Ferrer; en Barcelona contra Almagro; ganó Madrid por retiro de Nishikori que lo vapuleó un set y medio hasta que su físico dijo basta, y la final de Roma, cedida a manos de su gran rival de los últimos años, Novak Djokovic. Es verdad que su nivel mejoró mucho en comparación de las primeras rondas y de los torneos anteriores, pero nunca había llegado a Roland Garros levantando un solo trofeo en esta gira. A pesar de este presente, junto al nacido en Belgrado son los dos máximos favoritos para el segundo Grand Slam de la temporada, con pronóstico reservado en una hipotética final.

"Ha sido una gran semana, considerando como estuve semanas atrás con mi lesión en la muñeca porque no sabía cómo respondería. Por suerte jugué sin dolor, mejorando el nivel de mi juego con el correr de la semana", atrás los dolores que lo alejaron por unas semanas del circuito ATPDjokovic agregó: "No subestimo a ningún rival y menos a "Rafa" que es el mejor jugador en la historia en arcilla. No sentí que tenía el partido en mis manos, pero sí tengo la confianza en mí mismo y mis destrezas. La fortaleza mental y la experiencia me ayudaron a mantenerme calmado y jugar los tiros correctos en los momentos precisos".

Fotos por doquier

Djokovic aumentó su récord en Masters 1000 a 19-10 en títulos y un saldo de 218 victorias, sexto en la lista de los más ganadores, encabezada por Federer (295) y Nadal (281). Roma significó su tercer título de la temporada, todos Masters 1000, aumentando su récord a 24-3 en 2014. Este trofeo es el tercero en el foro itálico en cuatro finales y se acercó a "Rafa" no solo en los enfrentamientos personales (19-22) sino también en el ranking, con la posibilidad latente de arrebatarle el N°1 en Roland Garros. Acumuló su cuarto éxito consecutivo ante el trece veces campeón de Grand Slam, tras las victorias en Beijing 2013, el Masters 2013, Miami 2014 y Roma 2014, las cuatro en finales.

Daniel Vitale Pizarro

2 comentarios:

  1. Buena nota! A pesar de la derrota, el de Manacor es favorito a llevarse rolanga. Pareciera como si estuviese en su casa. Le pongo unas fichas a Raonic y Ferrer. Espero notas la semana del grand slam francés! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer y comentar en el blog! Seguiré publicando todos los lunes alguna nota, tratando de escribir algo distinto y no un simple resultado. Un abrazo!

      Eliminar