26 de mayo de 2014

Está a la altura

Quizá muchos lo conocieron hace más de un año en febrero de 2013, cuando tras batallar más de cuatro horas con Berlocq por la primera ronda de Copa Davis, se retiraba lesionado del "Buenos Aires Lawn Tennis Club". Horas después ingresó al estadio en muletas para alentar a su compañero. Algún memorioso tal vez recuerda el US Open 2003, Grand Slam que vio a David Nalbandian caer en semifinales ante Roddick, el día del dudoso match point que le cantaron "out" al argentino. En ese torneo, el primer rival del cordobés fue un joven alemán de profundos ojos celestes y mucho topspin en sus tiros. Ese era Philipp Kohlschreiber, el mismo que saltó de alegría cuando venció a Ivo Karlovic en la final de Dusseldorf en su Alemania natal. Hoy, con 30 años, se ubica 24º ATP.

Philipp Eberhard Hermann Kohlschreiber (así figura en su documento de identidad) volvió a levantar un trofeo y para no perder la costumbre, lo hizo nuevamente en Alemania. Y es que de sus cinco coronas, cuatro las obtuvo en su país de origen, además de perder otras tres finales en tierras germanas. En total disputó once finales ATP de las cuales siete fueron en la República Federal de Alemania. El nacido en Augsburgo se siente muy a gusto jugando en su país y lo demuestra con resultados desde 2007, cuando alcanzó su primera final ATP en Munich y levantó los títulos en singles y dobles.

Ivo = Philipp + Trofeo

En Dusseldorf, torneo previo a Roland Garros, aprovechó ser el primer precalsificado en un cuadro con apenas tres Top40 y no defraudó a organizadores ni público. Su rival por la corona era el veterano de 35 años, Ivo Karlovic, que había derrotado al campeón defensor en cuartos de final (Mónaco) y llegaba a su segunda final en arcilla de su carrera, con récord positivo (Houston 2007 a Zabaleta). "Kohli" disputaba su sexta final en polvo de ladrillo, récord que emparejó tras la victoria (3-3). Sin haber alcanzado siquiera una semifinal ATP en 2014, Philipp se llevó los 250 puntos y la confianza suficiente para encarar el segundo Grand Slam del año con otra perspectiva. Además acumulaba cuatro finales perdidas consecutivas desde 2012, racha que cortó justo antes de la gran cita sobre tierra batida.


Desde 2007, año que debutó en Copa Davis, Philipp Kohlschreiber nunca bajó del Top60, más específicamente del puesto 54º ATP, lo que marca una regularidad y vigencia poco común. Eso lo acompañó con segundas semanas en los cuatro "Grandes", con un cuartos de final en Wimbledon 2012 como mejor posición. A pesar de tocar ese año el puesto 16º y alcanzar dos finales ATP (1-1), nunca en su carrera disputó una final de un ATP500 ni una semifinal de un Masters1000, deudas pendientes del alemán que el 16 de octubre cumplirá 31 años y que como objetivo tiene meterse en el Top15.

Luego de la final perdida, Karlovic, uno de los tenistas profesionales más activos y divertidos en la red social Twitter, sin tiempo para frustrarse ni amargarse, compartió y comentó una foto de su zapatilla y la de Kohlschreiber juntas, una imagen que había subido Philipp. El croata mide 211 cm de altura (gracias a una revisión de su altura que era 208 cm) y el alemán 178 cm, solo 33 centímetros de diferencia, por lo que es el jugador más alto en la historia de la ATP. Adivinen cual es la de Ivo...

Stefan Eriksson (entrenador) y Lena Alberti (su novia desde 2002) lo acompañan a todos los torneos, siendo su compañía y sostén en el circuito. Aunque dice tener pocos ídolos, Boris Becker es uno de sus admirados como tenista. Es hijo de Gerhard (manejaba una gasolinera) y María (profesora de kinder) y hermano de Sandra y Gerlinde. Fanático del Bayern Munich, juega el fútbol cuando puede, cuidándose de los golpes que generen posibles lesiones que entorpezcan su carrera profesional. Preguntado por el cine, dijo que su película favorita era "El Señor de los Anillos".



Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario