12 de enero de 2014

A la caza del Top3




La gloria australiana Ken Roswall entregó el pesado trofeo

Al igual que cuatro años atrás, Juan Martín Del Potro (5°) se consagró campeón de un ATP250 antes de debutar en el Australian Open, primer Grand Slam de la temporada. El argentino, en aquel encumbrado 2009, fue el mejor en Auckland (Nueva Zelanda) y este año hizo lo propio en Sydney (Australia), con un nivel superlativo en la final. Mejor imposible la preparación de "La Torre de Tandil" de cara al primer gran desafío de la temporada, donde apenas defiende tercera ronda, muy pocos puntos que defender, lo que significan grandes posibilidades de subir en el escalafón mundial.


El rendimiento de Juan Martín en el torneo oceánico fue creciendo a medida que pasaron las rondas. Tres sets primera y segunda ronda, con alguna que otra duda en su juego, producto de la incipiente pretemporada, le dieron la confianza suficiente para arrasar en semifinales a Tursunov y en la final, frente al campeón defensor y local, Bernard Tomic. Desplegó un tenis sin fisuras, sin errores, sin dudas, y con variantes, algo que se le pide desde afuera. Castigó desde cualquier punto de la cancha y no dejó nunca que su rival tomara la iniciativa. Sabía muy dentro de él que era el favorito pero que ante jugadores talentosos y peligrosos como Tomic no se puede desconcentrar ni dar ninguna ventaja.


Sus golpes rozaron la perfección

Nada pudo hacer el australiano, nacido en Alemania, que felicitó al actual número cinco del ranking mundial: "Juan jugó demasiado bien. Hoy demostró porqué tiene tanta calidad. No hay nada que pude haber hecho. Intenté mantenerle el ritmo, pero el siguió jugando de esa manera. Nunca vi a un tipo jugar un segundo set así. Fue demasiado bueno". Así de claro fueron las palabras de admiración y respeto del joven finalista, promesa mundial que no tardará en tomar los puestos de vanguardia del ranking mundial.


Del Potro logró en Sydney su título número dieciocho en su vigésima quinta final ATP. Una definición más que las alcanzadas por David Nalbandian (11-13), solo superado por los argentinos Clerc (25-10) y Vilas (62-40). Significó para Argentina el trofeo número 208 sobre un total de 399 finales alcanzadas. Una cantidad para nada despreciable en la historia del país que tiene como abanderado y máximo referente a Guillermo Vilas. El tandilense logró consagrarse por quinta vez consecutiva como campeón de un certamen que lo tuvo como primer cabeza de serie, cumpliendo con la lógica, sin titubear ante rivales hipotéticamente inferiores. Una preparación de cara a Melbourne que lo coloca como firme candidato, con poco que envidiarle a Nadal, Djokovic y compañía.




Muy contento por haber ganado el torneo de Sydney! Fue un lindo regalo para el cumpleaños de Franco. Gracias por el...
Posted by Juan Martín del Potro on sábado, 11 de enero de 2014





El equipo de siempre: Davin, Del Potro y Orazi


"Las finales nunca son fáciles pero me sorprendió mi nivel esta noche. Creo que jugué excelente. Mi derecha funcionó perfectamente, hice muchos tiros ganadores, muchos aces, realicé buenos slice. Gané todos los puntos largos, lo cual ayuda a mi confianza durante el juego", les decía a los periodistas, un Del Potro contento por su nivel y a la vez sorprendido por su rendimiento, agregaba: "Jugué en la noche, en la mañana, al mediodía, con distintas condiciones, lo cual es muy bueno para mi adaptación antes del Grand Slam. Ahora tengo un par de días para descansar mi cuerpo y llegar 100% al gran desafío que se viene".

Un dato no menor del argentino son sus raquetas. Aunque suene raro, Juan Martín solo cuenta en su bolso con cuatro raquetas Wilson 'K' Factor (modelo 2009) de las cuales una está fisurada. Las mismas con las que disputó el US Open 2009, que cuida como si fueran sus hijas y que no quiere cambiar mientras resistan sus golpes, golpes y golpes. El problema principal es que la marca de la "W", descatalogó ese modelo hace varios años y Del Potro se niega a utilizar los nuevos modelos. ¿Por qué? Porque atribuye su lesión en la muñeca, esa molestia que lo alejó de las canchas casi un año, al intento del cambio de modelo de raqueta que probó antes del Australian Open 2010. 





Esta es la Wilson 'K' Factor que utiliza Juan Martín Del Potro, descatalogada


Por ese motivo las raquetas del campeón del US Open 2009 se ven gastadas, con marcas y muchos partidos encima, incluso relegando hace años un contrato suculento con esa marca, que solo le provee por ahora las cuerdas, bolsos y accesorios. Será solo cuestión de tiempo ver hasta cuando aguantan esas raquetas, y que "Delpo" se decida a cambiar sus herramientas de trabajo, que tantas satisfacciones le dieron pero que ya no están a la altura de su juego y de la exigencia del circuito. Si quiere pelear bien arriba, necesita raquetas acorde a esa posición, no porque las que tenga sean inferiores, sino porque no están en condiciones por los años de uso.

Con un ojo en su juego y el otro en el ranking, Juan Martín Del Potro comenzará el Australian Open 2014 como preclasificado número cinco, al acecho del Top3. Andy Murray (4°) defiende final y David Ferrer (3°) semifinal. Por el contrario, Del Potro (5°) solo alcanzó la tercera ronda en 2013 y una buena actuación puede acercarlo a esos puestos e incluso superarlos, según los resultados de los tres tenistas en cuestión. En un juego de predicciones, si Juan Martín alcanzara semifinales, desplazaría a Murray sin importar lo que haga el escocés, instancia en la cual podrían enfrentarse estos dos jugadores. Ferrer debería perder rápido para que el oriundo de Tandil pueda pasarlo.



Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario