16 de septiembre de 2013

Dupla infalible

Los pilares y baluartes del equipo

En febrero pasó Alemania por el Parque Roca. En abril el tumbado fue Francia. Ambas series eran complicadas por donde se las mire, más aun la ultima ante los galos, con un poderío como pocos países pueden ofrecer. En las dos, el equipo argentino salió airoso. Pero la vara era cada vez más alta. Sin un líder como Nalbandian ni jugadores determinantes como Del Potro en el equipo, la serie de semifinales ante el último campeón, República Checa, de visitante, se tornaba prácticamente imposible. Y así fue. Los europeos sellaron la victoria el sábado 3-0. 

Juan Mónaco, Carlos Berlocq, Horacio Zeballos y Leonardo Mayer fueron los cuatro elegidos por Martín Jaite para viajar a Praga a buscar el milagro. La superficie era una carpeta cubierta muy veloz, más rápida que la mayoría del circuito, aprovechando la ausencia de los dos baluartes argentinos que mejor se desempeñan sobre esa superficie (Del Potro y Nalbandian). Los checos formaron con Tomas Berdych, Radek Stepanek, Lukas Rosol y Jiri Vesely, aunque solo usarían como casi siempre que ambos están sanos, solo a Tomas y a Radek. Esta vez no iba a ser la excepción.

Una pareja casi sin fisuras

Las esperanzas argentinas de que Mónaco comenzara con el batacazo ante Stepanek, se consumieron cuando cedió su partido en tres sets ante un Radek algo errático pero que fue demasiado para un Mónaco que no viene con un gran año, muy lejos de aquel 2012, año que tocara el Top10. Más tarde, Mayer ofreció resistencia contra Berdych, le quitó un set pero no mucho más que eso. El viernes terminaba 2-0 para los locales, encaminados a cerrar la serie el sábado con el dobles y de trastabillar, tenían el domingo para pasar a una nueva final.

Una semana atrás, Stepanek se proclamaba campeón del US Open junto a Leander Paes, y el sábado, junto a Berdych, eran los rivales de una pareja argentina improvisada, conformada por Zeballos-Berlocq. El resultado fue un aplastante 6/3 6/4 6/2 y la serie en el bolsillo. La ilusión argentina se desvanecía. Los checos festejaban el pase a su segunda final consecutiva. El domingo, con la serie definida, Zeballos derrotó a Rosol y Mayer a Vesely y la serie "formalmente" concluyó 3-2.

Tomas Berdych (CZE)Credit: Martin Sidrojak
Posted by Davis Cup on viernes, 13 de septiembre de 2013

No hizo falta que jugara parado.

"Se siente muy bien. Esta competición significa mucho para nosotros. Nos gustaría mantener ese trofeo porque es hermoso" declaraba Stepanek tras conseguir el pase a la final y su compañero de dobles, Berdych, agregaba: "Desde el primer momento aprendimos de la experiencia del año pasado, estábamos en una situación similar en la que estaba la Argentina, como favorito en la semifinal, pero creo que supimos manejarlo mejor". Como pareja, ostentan un envidiable y admirable récord de 18-1, solo derrotados por Verdasco-López en la final en Sevilla 2011.

Curiosas fueron las parejas argentinas en el US Open, sabiendo que las posibilidades de que Nalbandian llegara a disputar la serie eran remotas. Zeballos disputó el último Grand Slam del año junto a Cuevas; Berlocq lo hizo con Schwank y Mayer fue compañero de Delbonis. Me pregunto: ¿Por qué el sábado jugaron Zeballos-Berlocq? O desde otra perspectiva ¿Por qué no jugaron juntos "Cebolla" y "Charly" en US Open, a una semana de la cita en Praga? Jaite, que fue a Flushing Meadows a ver a los jugadores para terminar de decidir el equipo ¿No les avisó que probablemente iban a ser ellos los doblistas? ¿A que fue entonces el capitán argentino a Nueva York si no se comunicó con sus jugadores? Probablemente el resultado hubiese sido el mismo por la envergadura del rival, pero la pareja dejó mucho que desear, más allá del desempeño de los checos.

Poco pudieron hacer los "Fila Boys"

Otro año más y la Copa Davis sigue lejos de ser albergada en nuestro país. Este año sin Del Potro por decisión propia y Nalbandian por lesión, el "equipo" hizo lo que pudo ante el campeón defensor. 2014 se avizora en el horizonte de la selección argentina de tenis con más incógnitas que certezas. ¿Seguirá Martín Jaite como capitán? ¿Del Potro seguirá priorizando el circuito y diciéndole NO a la Davis? ¿Nalbandian se retirará luego de las exhibiciones ante Nadal en noviembre o seguirá un año más? Demasiadas preguntas que aun ninguna tiene respuesta. El miércoles se hará el sorteo que diagramará el cuadro de 2014 y se sabrá el rival, otra incógnita más que se suma a esta catarata de preguntas sin respuestas. Lo que quedó claro es que solo con la amistad, buena onda y química entre los integrantes, no alcanza.

La temporada 2014 será la número trece de manera consecutiva que Argentina disputará en el Grupo Mundial. Eso quiere decir que al menos desde 2002, accedió a los cuartos de final de la competencia. En ese lapso, fueron tres las finales alcanzadas, seis semifinales y tres cuartos de final. Un desempeño fabuloso que lo ubica como el único en el mundo durante ese período que nunca cayó en primera ronda. El ranking mundial de Copa Davis lo ubica en la cuarta posición, recordando que este ranking acumula los puntos de los últimos cuatro años en la competencia. ¿Se logrará en 2014?

Daniel Vitale Pizarro
@DanielViPiTenis

No hay comentarios:

Publicar un comentario