23 de septiembre de 2013

Declaró, jugó y ganó

Al acecho del Top20

Por primera vez en su carrera, Ernests Gulbis no solo hace declaraciones picantes hacia sus compañeros del circuito sin tener resonancia en el torneo. El letón, amigo de las conferencias de prensa picantes y con palabras quizás más fuertes que sus resultados dentro de una cancha, logró su segundo título del año en San Petersburgo. Levantó un 6/3 4-1 en contra, acumuló luego once games seguidos ante el español Guillermo García López y concluyó con un 3/6 6/4 6/0. Palabras y tenis se conjugaron en Rusia, una mezcla atractiva para un circuito monótono que carece de personalidades fuertes fuera de las pistas.

El cambio de actitud de Gulbis viene haciendo ruido en el circuito hace varios meses, tanto por sus declaraciones y su nivel de tenis. Irrumpió en Derlay Beach fuera del Top100 y fue campeón; tuvo contra las cuerdas e hizo sudar a Rafael Nadal en Indian Wells y en Roma; derrotó a Murray en Montreal y fue campeón en San Petersburgo. Versátil, talentoso y todoterreno, parece que su principal enemigo, su mentalidad, está en línea con su tenis explosivo y peligroso. El objetivo que se planteó a principio de año de terminar Top20 está cada vez más cerca (27° esta semana) y de concretarse superaría su mejor ubicación como profesional, el puesto 21° alcanzado en 2011.

Su drive no condice con su revés pero ambos lastiman... y mucho.

Pero al igual que su exquisito revés y su potente servicio, sus declaraciones también dejaron tela para cortar esta semana. Luego de vencer en semifinales al español Roberto Bautista, el letón, sin pelos en la lengua, lo acusó de "princesita malcriada" luego de que el ibérico se quejara por el ruido que hacían las zapatillas de Gulbis en el indoor ruso: "Trato de no darle importancia a estas cosas, pero lo que dijo fue ridículo. Se comportó como una princesita malcriada". Y para variar, aprovechó para polemizar una vez más sobre los tenistas Top. Esta vez, los dardos fueron para alguien que conoce hace muchos años, el actual número uno del mundo, Novak Djokovic.

"No me cae demasiado bien. Nos conocemos desde los doce años. Él era normal, por entonces. Pero desde su primer gran resultado cambió. Sus ojos cambiaron. Y no me gusta la gente que hace eso. Me gustan las personas fuertes, a las que el éxito o el dinero no las modifica", en declaraciones a una radio de su país, y agregaba: "A veces me gusta provocar. Ya dije alguna que otra vez que los jugadores top son aburridos, simples máquinas gana-dinero. Todos actúan igual. Yo no quiero ser igual. Yo quiero ser diferente". 100% Ernests Gulbis.

Fotón de su mejor golpe en Roland Garros

Para el finalista Gracía López, esta fue su quinta final ATP (2-3) y con los 150 puntos de la final subirá al puesto número 61, lejos de su mejor ubicación que alcanzó en 2011 (23°). El español también cedió en la final este año en Bucarest ante Lukas Rosol y no grita campeón desde Bangkok 2010, exactamente tres años atrás. Con 30 años, el nacido en Albacete aun tiene mucha cuerda en el carretel y afrontará el final de temporada con el objetivo de ubicarse dentro del Top50 para empezar el 2014 sin la necesidad de disputar Challengers por su bajo ranking.

Este título es el cuarto en su carrera en cuatro finales y el segundo del año para Ernests. Cerca de su objetivo Top20, la ¿eterna promesa? parece que ordenó su cabeza y su tenis, y será, de seguir así, un rival a temer en la parte final del año sobre las canchas techadas asiáticas y europeas. Con solo 25 años y ya diez de profesional, se encuentra en la edad justa entre la maduración física, mental y tenísitca para encarar el 2014 con la vara mucho más alta que en 2013, incluso para pelear en los torneos importantes. Deberá dejar las distracciones y ser más profesional en todo sentido para poder lograr resultados resonantes y ser identificado no solo por su talento y sus declaraciones, sino por sus triunfos.

Párrafo aparte para el serbio Novak Djokovic que cumplió su semana número 100 al frente del ranking ATP y se convirtió en el noveno jugador en la "Era Abierta" en alcanzar esa marca. Igualará a Andre Agassi que ostenta 101 y empatará las 102 de Nadal si es campeón en Beijing y "Rafa" no alcanza la final, porque cualquier otro resultado catapultará al mallorquín a la cima de la ATP en busca de Bjorn Borg...

Más de 100 semanas como N° 1 del mundo:
Roger Federer: 302
Pete Sampras: 286
Ivan Lendl: 270
Jimmy Connors: 268
John McEnroe: 170
Bjorn Borg: 109
Rafael Nadal: 102
Andre Agassi: 101
Novak Djokovic: 100

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario