12 de agosto de 2013

Un toro en rodeo ajeno


Festejo de alguien que lo ganó todo.

Wimbledon 2013 lo vio caer en primera ronda, abrumado por un ignoto Steve Darcis que jugó el partido de su vida y lo mandó a casa por primera vez en su carrera en un Grand Slam en su presentación. A pesar de ganar prácticamente todo lo que jugó en lo que va de la temporada, el español llegaba con dudas a Montreal por ausentarse del circuito siete semanas, por precaución de esa bendita rodilla. Desembarcar en un Masters 1000 en esas condiciones no era para nada sencillo. Dos veces campeón en Canadá (2005 y 2008), en 2013 campeón en siete torneos y finalista en otros dos, llegó a Montreal con solo una derrota. El mejor tenista del año, pero el número cuatro en el ranking por perderse la mitad de 2012 por lesión, sin vendaje en su rodilla ni molestias, dio una muestra de superación y alto vuelo tenístico para llevarse el trofeo para España.

Novak Djokovic, actual número uno del mundo y tricampeón del certamen (2007, 2011 y 2012), era el rival a vencer. Sin Federer que no se presentó por lesión y las prematuras caídas de FerrerMurray Del Potro, todos los ojos apuntaban a la final anticipada entre Djokovic-Nadal en una hipotética semifinal, que finalmente ocurrió. Por vigésima primera vez en treinta y seis encuentros, el español se llevó el encuentro 7/6 en el tercero, en una verdadera batalla tenística. La final sería un trámite para "Rafa", que despachó al local Raonic 6/2 6/2 para quedarse por tercera vez con el trofeo canadiense.

El golpe que mejoró y mucho.

Como era de esperarse, la prensa menospreció el partido decisivo ante el local canadiense Milos Raonic y adjudicó como final anticipada la semifinal ante Djokovic, a lo que "Rafa" respondió de manera tajante: “La final es la de hoy. Ayer fue una semifinal complicada, con ambos jugadores a un nivel muy alto y muy disputado. Un partido muy bonito que uno lo disfruta mucho más cuando gana y acabó de la mejor manera posible”.

El finalista Milos Raonic aprovechó la localía y el calor de la gente, se hizo fuerte en su servicio y logró acceder al partido decisivo, aunque poco pudo hacer ante una topadora como lo fue Rafael Nadal. El tenista de 22 años alcanzó por primera vez la final en un Masters 1000, igualando a Robert Bedard, último finalista canadiense en su país en 1958. Desde este lunes figurará como nuevo Top10 en el escalafón mundial. Se convirtió en el primer canadiense en llegar a esa posición en la "Era Abierta". Esta final fue la octava de Raonic, con saldo de cuatro victorias y cuatro derrotas.

El mejor canadiense de la "Era Abierta".

El título en Montreal significó para el balear el número 58 en su carrera como profesional, el 25 de la categoría Masters 1000 (cuarto del año) y el octavo del año, con un récord de 48-3. !Y con la rodilla que no le permite jugar más torneos! ¡Ni al cien por cien según sus declaraciones! Así y todo, la semana entrante jugará en Cincinnati, descansará una semana y afrontará el US Open, último Grand Slam de la temporada, torneo en el cual podría alcanzar el número uno del mundo, si llega con Cincinnati bajo el brazo y gana en Flushing Meadows ante un rival que no sea Novak Djokovic, que alcanzando la final se aseguraría el  número uno.

Ante la pregunta sobre si se siente capaz de ser el número uno al final de la temporada, Rafael respondió: “Hay que tener en cuenta la cantidad de puntos que necesito para ser N° 1. Creo que no lo voy a ser si tengo menos de diez mil puntos al final de la temporada. Hoy tengo ocho mil. Necesito mínimo dos mil más. Eso es muy difícil en esta parte de la temporada, pero lo intentaremos”, y agregaba: “Aún quedan tres Masters1000, un Grand Slam y la Copa Masters, en una superficie que es más favorable para él (Djokovic) que para mí. Así que estamos hablando de 6.500 puntos”.

Camino a la cima

Los ocho títulos que cosechó durante esta temporada, igualan los ocho conseguidos en 2008, solo por detrás de los once de 2005, sus tres mejores años en cantidad de títulos. Los siguientes torneos determinarán si Nadal, que no defiende unidades hasta fin de año, logra la cantidad suficiente para superar a Novak Djokovic. O quizá terminará como escolta del serbio, y porqué no de Murray, aunque los dos mejores del ranking defienden una cantidad de puntos importantes de acá a diciembre. Solo es cuestión de sentarse y admirar como estos jugadores pelean por la gloria y por la historia de este deporte.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario