29 de julio de 2013

Los suizos no pudieron en Suiza

"Primero y ante todo, me gustaría dar las gracias a Federer por venir y perder en primera ronda". Esas fueron las primeras palabras de Mikhail Youzhny luego de consagrarse campeón en Gstaad. Roger, ausente desde 2004 (campeón), no pudo sortear a Daniel Brands en el debut por problemas en su espalda, y la parte superior del cuadro quedó acéfala. Además, el ruso nunca pudo vencerlo en quince enfrentamientos entre si, su última derrota frente al suizo fue hace unas semanas en la final de Halle. Sentido del humor del "soldado", que derrotó en la final al holandés Robin Haase 6/3 6/4 y rompió el protocolo con sus declaraciones.

Mikhail (31 años) aprovechó las prematuras salidas de Roger Federer y Stanislas Wawrinka (lesión) y se fue abriendo paso en el cuadro. Paul-Henri Mathieu, Pablo Andujar y Juan Mónaco lo llevaron a terceros sets, incluso "Misha" tuvo que salvar tres match points en cuartos de final ante el argentino. Victor Hanescu en semifinales y Robin Haase en la final, ambos en sets corridos, le permitieron ser el campeón de Gstaad. Desde 1995 (Kafelnikov) que un ruso no era campeón aquí. Estos 250 puntos le permitirán subir seis puestos, hasta la posición 27° del ranking mundial. "Estoy muy feliz. Cuando ganas un torneo, no importa lo que hayas jugado o cómo lo hagas. Mi último título fue en el inicio del año pasado en Zagreb, así que ha sido bastante largo. Estoy haciendo todo lo posible para tener más consistencia en el más alto nivel", dijo Youzhny.
La piedra suiza en manos rusas

Mikhail Youzhny alcanzó su victoria número 423, una más que Marat Safin (422), tercero en la lista de los máximos ganadores rusos en la Era Abierta. El podio lo completan Nikolay Davydenko (455) y Yevgeny Kafelnikov (609). Entrenado desde los diez años por la misma persona, Boris Sobkin, cosechó en Suiza su noveno título en el circuito en veinte finales, el tercero en polvo de ladrillo, superficie que no lo beneficia por su estilo de juego pero que no esquiva en cada temporada. Es el duodécimo jugador en el año que levanta un título con más de 30 años, una tendencia muy marcada esta temporada.

El holandés finalista, Robin Haase, también aprovechó durante la entrega de premios para mencionar a "Su Majestad", en su país, al pedir una cabra o una oveja como reconocimiento por alcanzar la final, haciendo alusión a que Federer recibió una vaca en 2003 luego de ser campeón en Wimbledon y otra en esta edición, sin siquiera pisar la cancha. Y Haase agregó: "No me sentía bien la semana pasada y tuvimos algunos problemas con mi rodilla, que se fue hinchando. Y ahora estoy aquí como el subcampeón y eso es genial. Creo que la altura se ajusta a mi juego. Es difícil jugar contra Mikhail. Él es un gran jugador y nunca le gané".
El clásico saludo "soldado" tras ganar cada encuentro

Jugador agresivo, versátil y temperamental, admirador en su infancia de Stefan Edberg porque según sus palabras: "Me gustaba su mentalidad", en 1999 perdió la final del Australian Open Junior y en 2002 llegó su primer título ATP, justamente en arcilla, en Stuttgart. En once temporadas, en solo una logró capturar dos trofeos, y fue en ese año (2010), cuando alcanzó la mayor cantidad de finales (5) en el circuito. Pero su mejor ranking lo alcanzó en 2008, luego de los cuartos de final del Australian Open cuando tocó la posición número ocho. Dos años después, luego de la semifinal del US Open, alcanzó la novena posición, para terminar el año en el Top10, su mejor temporada.

Youzhny llegó a cuartos de final en los cuatro Grand Slams, con dos semifinales en el US Open (2006 y 2010). Perdió sus once finales ante jugadores Top10 (salvo Kukushkin y Kohlschreiber) y en todas las superficies, incluida la desaparecida moqueta/alfombra. Un jugador todo terreno que a sus 31 años sigue dando batalla y siendo peligroso para cualquier jugador.
Dr. Mikhail Youzhny
Mikhail, en noviembre de 2011 se doctoró en Filosofía, una carrera que había empezado en 2005 en la "Universidad Estatal de Rusia de Educación Física, Deporte, Juventud y Turismo". Youzhny contaba: "No me importaba si demoraba 5, 6, 7 u 8 años, lo podía hacer lentamente, cuando tenía tiempo libre. No trabajaba en mi grado cuando estaba en los torneos, pero cuando volvía a Rusia sí lo hacía y escribía mi visión sobre situaciones: cómo me siento y explicar cómo me siento sobre la actitud del tenis, los pros y contras, por qué tiene que hacer ciertas cosas". Este fue el título de su tesis: "Las tácticas de los tenistas profesionales".

El ruso defendió la tesis de su doctorado sobre la filosofía y las actitudes en el tenis, y decía:  "No hice el grado para ayudar a mi tenis dentro de la cancha, pero quizás pueda ayudar a algunos entrenadores que trabajan con jugadores jóvenes. Hablo sobre algunos tipos jóvenes que veo, y cómo creo que lo están haciendo, pero es principalmente para entrenadores jóvenes que quieren ser buenos". Hoy, lejos de pensar en el retiro, su sueño es formar una Academia de Tenis en su ciudad natal, Moscú, para contribuir con el deporte y seguir ligado al tenis.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario