14 de mayo de 2013

El suizo derrotado fue otro


No solo acumula trofeos.

Que más se puede agregar de Nadal. Sus números hablan por sí solos. En el torneo pionero de las ball-girls, todas ellas modelos, "Rafa" sigue vapuleando récords. Por primera vez logró el doblete español Barcelona-Madrid, ya que en 2010, ganaba en la capital de su país pero no disputaba el torneo catalán. 55 torneos ATP, 23 de Masters 1000, tres en Madrid (dos sobre arcilla) y el número 40 en polvo de ladrillo, la misma cantidad de un monstruo de la tierra batida como fue Muster y a seis del maestro Guillermo Vilas. Hablar de Nadal a esta altura es hablar de una leyenda viviente, y lo maravilloso para este deporte es que tan solo tiene 26 años (cumplirá 27 el 3/6). Pero esas marcas, además de impresionantes, son conocidas. Lo hecho durante este 2013 por "Rafa" es algo que hace acordar las mejores campañas en la historia del deporte blanco, incluso es el mejor comienzo de año de su carrera.

Viña del Mar, febrero 2013. Rafael Nadal cae frente a Horacio Zeballos en la final del torneo chileno, dejando más dudas que certezas sobre el estado de su rodilla y su nivel de juego, luego de estar más de siete meses fuera de la competencia profesional.

San Pablo, febrero 2013. El balear llegaba con las mismas dudas al torneo brasileño pero con más ritmo de juego. En la final derrotaba a un Nalbandian, de gran nivel durante el torneo, pero que dejó mucho que desear en el partido por el título y ayudó a que Nadal levantara su primer trofeo del año y el primero desde Roland Garros 2012.

Acapulco, febrero 2013. Tras rondas accesibles, en semifinales tuvo un partido, a priori complejo contra Almagro, que supo sacar adelante en dos sets. En la final fue el "Rafa" que todos conocemos. Arrolló a Ferrer y solo cedió dos games, intratable. Nadal estaba de vuelta.

Indian Wells, marzo 2013. Luego de casi doce meses sin participar en certámenes sobre cemento, se presentó al primer Masters 1000 de la temporada, con la consigna de ir partido tras partido. Sufrió en cuartos de final con Gulbis, que estuvo a punto derrotarlo, y llegó a la final contra Del Potro, rival que le dio un susto durante set y medio, pero que no resistió el ritmo de juego del manacorí y cayó en tres sets. El pupilo de "Tony" ya no era el mismo que perdió con Zeballos, se parecía cada vez más al que derrotó tantas veces a Federer en su carrera.

Montecarlo, abril 2013. En su segunda casa, con ocho coronas consecutivas en el Principado, llegó a la final sin perder un set, pero en dicho partido, Novak Djokovic fue el encargado de frenar esa racha y se quedó con el Masters 1000 sobre arcilla que le faltaba, en su lugar de residencia. Curiosamente obtuvo los tres M1000 de tierra frente a Nadal.

Barcelona, abril 2013. Récord similar al de Montecarlo, pre-clasificado número uno, no iba a dejar pasar la chance. Sin dejar sets en el camino, Nadal se cargó a Almagro en la final y el octavo título del "Conde de Godó" era un hecho.

Las dos caras de la moneda.

Madrid, abril 2013. La capital española recibía a "Rafa" con ganas de verlo levantar el trofeo por tercera vez aquí, segunda en polvo, y el fanático del Real Madrid no dejaría a la afición con las ganas. Las caídas prematuras de DjokovicMurray Federer, más Del Potro lesionado y Berdych afuera en semifinales, habrían cada vez más el cuadro y su rival en la final fue "el suizo que pierde", Stanislas Wawrinka. Poco pudo hacer "Stan", cansado por los partidos extenuantes que disputó para llegar a la definición, se encontró con un "Rafa" implacable, con un nivel que hace acordar al Nadal de años anteriores, sin mostrar dolencias en su bendita rodilla izquierda. Fue 6/2 6/4 en una hora y doce minutos de hegemonía española.

Gran torneo para el suizo Stanislas Wawrinka en la capital española. Doceava final ATP (4-8), tercera del año (1-2, todas sobre arcilla) y segunda de Masters1000 (perdió vs Djokovic en Roma 2008), ambas sobre arcilla. Top10 una vez más en su carrera, desplazó a Janko Tipsarevic de la décima posición y escaló cinco lugares. Consolidado en el polvo de ladrillo, se anota como candidato para el Grand Slam parisino a disputarse en las próximas semanas. La siguiente parada del helvético será Roma, fin de su preparación para Roland Garros.

Esa técnica que le da tantos resultados...

Lo hecho en 2013 por Rafael Nadal en números: Siete torneos disputados, cinco ganados y otras dos finales perdidas. Séptimo año que logra al menos cinco títulos y recién estamos en mayo... Desde 2005, al menos se adjudicó un título de Masters 1000 por año. Esta temporada acumula dos sobre cuatro, aunque jugó tres, las tres finales. Descomunal.

"Desde que empezamos a jugar en tierra batida en Europa, me he dado cuenta de que mi juego está funcionando de nuevo en un alto nivel. Soy capaz de abrir los ángulos y de ganar un montón de puntos. Yo no podía hacer eso en Barcelona o en Montecarlo, pero aquí pude... Es verdad que estos últimos partidos he sido capaz de llegar al nivel donde quiero estar jugando, el tipo de juego que estoy buscando. Estoy muy feliz por todo lo que ha sucedido. Cuarenta títulos en tierra batida son mucho más de lo que he soñado. Me limitaré a disfrutar de ellos y seguir trabajando en el mismo nivel para tratar de ser mejor y de estar a un buen nivel para lo que vendrá en el futuro."

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario