16 de abril de 2013

"Tommy" volvió a sonar


Campeón doce años después de su debut (finalista) en Marruecos

A semanas de cumplir 31 años (1/5/82), Tommy Robredo Garcés levantó su 11° título ATP en el ATP250 de Casablanca (Marruecos), al vencer en la final al sudafricano Kevin Anderson 7/6 4/6 6/3. El español tuvo que luchar y mucho durante todo el partido para poder derrotar al segundo preclasificado, actual 29° del ranking. El primer set arrancó con el sudafricano más firme desde el fondo de la cancha, quiebre arriba, resultado que pronto Robredo emparejó hasta llegar al tie-break que se llevó 8/6. En el segundo set Anderson volvió a quebrar primero pero esta vez se llevó el parcila 6/4. El tercero fue parejo hasta el quiebre del español, diferencia que mantuvo hasta el final del partido. El nacido en Hostalric salvó cuatro puntos de quiebre, supo sobrellevar la situación adversa y se adjudicó su décimo trofeo sobre arcilla.

Pero no todo era alegría para Robredo hasta no hace mucho tiempo. Tommy estuvo seis meses fuera de las canchas durante 2012 por una lesión en su pierna izquierda (operado en febrero del 2012 por una tendinopatía y una fibrosis en el abductor) que lo alejó del circuito profesional. Eso hizo que su ranking se desplomara y tocara el puesto 471° del ranking mundial en mayo del año pasado. Pero rápidamente, luego de pasar por el quirófano, volvió a la competencia, aunque como en sus comienzos en el circuito, en los Challengers. Con la humildad que lo caracterizó siempre, el español disputó seis Challengers, se adjudicó dos y perdió otras dos finales. Además alcanzó los cuartos de final en Bastad y concluyó el año como el jugador 114° según el escalafón mundial.
Robredo en Caltanissetta, donde empezó su vuelta al circuito

Febrero de dos mil trece mostraba a Robredo con cinco derrotas y solo dos victorias hasta el ATP de Buenos Aires. La semifinal de la Copa Claro en el Buenos Aires Lawn Tenis lo ubicó en el Top100 una vez más. Derrota en octavos de final de Acapulco frente a Almagro y primera ronda de Indian Wells ante Matosevic, el cuadro de Miami no lo encontraba en el Main Draw, por lo que prefirió dedicarse de lleno a la gira europea de polvo de ladrillo. Al conocer que no disputaría el "Quinto Grand Slam", se trasladó a la ciudad de Barcelona, a la arcilla española. Luego de casi un mes de ensuciarse las medias con el ladrillo anaranjado, en el primer certamen de la seguidilla de torneos en clay, gritó campeón.

En Marruecos ganó su primer torneo después de las lesiones que lo tuvieron a mal traer durante casi un año y medio. Esto declaró: "Estuve ganando partido a partido y hoy la verdad es que estuve nervioso, porque sabía de la importancia que tenía para mí esta final. Quería ganar por la gente que me apoyó y al final pude. Y eso me pone muy contento". El exnúmero cinco del mundo y campeón del Masters Series de Hamburgo en 2006, mantuvo la tendencia española del certamen tras el bicampeonato de Pablo Andujar en 2011-12 y los títulos años anteriores de Tomas Carbonell 1996, Alberto Martín 1999, Fernando Vicente 2000, Santiago Ventura 2004 y Juan Carlos Ferrero 2009.
La alegría de Robredo, campeón tras dos años

Tommy, 72° del mundo, escaló a la posición 43°, lugar de privilegio que le permitirá ingresar a todos los torneos, sin preocuparse por la clasificación a los mismos o los Challengers. Esta fue su segunda participación en Casablanca, al haber participado en la edición 2001 y perder ante Guillermo Cañas en la final. Robredo llevaba más de dos años sin levantar un trofeo, desde que derrotó en Viña del Mar 2011 a Santiago Giraldo en la final. Ahora su récord en finales ATP  ascendió a 11-7. "El objetivo ahora mismo es llegar ganando la mayor cantidad de partidos posibles hasta Roland Garros y después pensaré lo que quiero. Lo importante es que después de ganar este torneo me acercaré a los primeros 40 lugares y así me evitaré jugar fases previas o pedir invitaciones", declaró Robredo luego de la consagración en Marruecos.

Kevin Anderson subió tres puestos luego de perder la final y se ubica como el jugador número 26° del mundo, el ranking más alto de su carrera. Para el sudafricano fue la segunda final del año, luego de perder en enero ante Tomic en Sidney. Con dos títulos en su haber en cinco finales disputadas, el tenista de 26 años disputó su primera definición sobre arcilla. En 2013 ya tuvo victorias sobre Ferrer y Simon, casualmente ambos triunfos fueron en Indian Wells hasta que cayó en cuartos de final frente a Berdych. También alcanzó los cuartos en Delray Beach y los octavos en el Australian Open. Dueño de un juego muy vertiginoso, netamente de ataque y un saque muy potente, gracias a sus 203cm de altura se convirtió en 2013 en un jugador a tener en cuenta. Anderson está en la edad justa de maduración para pegar el salto de calidad necesario e instalarse en el Top20 y ver si tiene las agallas para pelear por un lugar en el Top10. El tiempo dirá.

Muy a la moda

En su vuelta tras la lesión, a Robredo se lo ve con gafas en cada uno de sus partidos diurnos, además de su característico reloj en la muñeca izquierda. Eso se debe a la campaña de concientización de la que formó parte hace casi un año y que hoy aplica a su vida. Tocado de cerca con un caso de cáncer de piel, el campeón del Orange Bowl Sub16 y finalista de Roland Garros junior, decía sobre los cuidados del sol: "Es necesario protegerse con gorras, gafas y fotoprotectores y dejar de pensar que así no nos pondremos morenos porque llegas a estar moreno igual. Llega un día en que te das cuenta de que cada año comentemos el mismo error, y que no puede ser”. Y concluía con un mensaje para los chicos: "Los niños son especialmente sensibles al sol, por lo que es importante educarles correctamente y que aprendan a fotoprotegerse igual que aprendieron a lavarse los dientes. Que se convierta en un hábito diario, en una rutina”. Chapeaux Tommy!

Sus padres, especialmente su papá Ángel, fanáticos del grupo de rock británico "The Who",  nombraron a su hijo "Tommy" por la "ópera rock" de la banda llamada "Tommy" que más adelante el propio hijo compraría para adentrarse en el tema y saber el porqué de su nombre. En junio del 2007, él y su padre conocieron a la banda en la Arena Wembley de Londres.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario