5 de septiembre de 2012

Roddick y su última función

Las lágrimas en sus ojos hablan por si solas

El día llegó. Lo que anunciábamos en el post (Siempre Candidato) hace unos meses, no tardó en llegar. Andy Roddick, exnúmero uno del mundo, ganador de 32 títulos ATP, un Grand Slam (US Open 2003, último estadounidense en levantar un GS), cuatro finales (3 Wimbledon y 1 US Open, todas ante Federer), cinco Masters 1000, más de 600 partidos ganados en el circuito (612), el día de su cumpleaños número 30, luego de ganar su partido de primera ronda, en conferencia de prensa anunció que al finalizar el Grand Slam, se retiraría del tenis profesional. Así fue, cortita y al pie. "Lo primero que haré luego de retirarme será ir a jugar al golf", decía ante los periodistas.

Algunos se preguntarán sobre su decisión. Ubicado 22° en el ranking, ganador de dos torneos ATP 250 esta temporada (Atlanta y Eastbourne), vencedor de Roger Federer en Miami luego de que "Su Majestad" levantara el trofeo de Indian Wells y los recientes octavos de final del US Open ante Del Potro tras vencer a Williams, Tomic y Fognini, el interrogante es: ¿Por qué dejará las canchas?

A pesar de estar pasando un 2012 aceptable en cuanto a resultados, "A-Rod" hace un par de años que no es el mismo. Desde el dieciocho de agosto de 2011, fecha en que dejó de ser Top10, nunca más recuperó ese ranking ni su nivel de juego. Tocó el puesto 34° en marzo de este año. Acostumbrado a estar en la pelea de los torneos más importantes, Roddick no llega a una final de Grand Slam desde 2009, en aquella memorable definición de Wimbledon ante Roger Federer que terminó para el suizo 16-14 en el quinto set (único quiebre que sufrió en todo el partido). Ese fue su último gran año. Accedió a semifinal en Australian Open, Indian Wells y Montreal; cuartos de final en Miami y Madrid, primera vez en su carrera octavos de final en Roland Garros y campeón en Memphis.

Indian Wells 2009, la cumbre como pareja

Al año siguiente, en 2010, se coronó en Miami, perdió la final en Indian Wells y llegó a los cuartos de final del Grand Slam australiano, como mejores resultados. Ese año, el "Bombardero de Nebraska" empezaría su caída tanto en el ranking como en lo físico y tenístico. Un 2011 para el olvido con solo dos cuartos de final en torneos importantes (Shangai y US Open) y un ATP 250 en Brisbane, pondrían en tela de juicio su futuro en el circuito profesional a principios de 2012. A los magros resultados, se le sumaron dolores en el hombro derecho que le impedían rendir al máximo durante un torneo entero.

Aquel chico que comandaba a su equipo de baloncesto de su colegio, junto a su amigo de toda la vida dentro y fuera del circuito, Mardy Fish, con quien convivió durante 1999, logró dos títulos en dobles (Houston 2002 e Indian Wells 2009) y fueron compañeros de Copa Davis (torneo que obtuvo en 2007). El que a sus 17 años en el circuito junior levantara los trofeos de Australia y Wimbledon, además de llegar a cuartos de final en Roland Garros, Ese que irrumpió en 2002 frente a Guillermo Cañas al caer en la final de Toronto, llamando la atención del mundo por sus saques "anormales" (técnicamente) y por la velocidad que imprimía sobre ellos, y que luego hizo lo que todos conocemos con su carrera. El mismo que rompió tres veces el récord de velocidad del servicio (dos eran suyos) hasta que, primero Ivo Karlovic y luego este año Samuel Groth lo dejaran en el tercer lugar. Ese personaje dentro del circuito que terminó nueve años consecutivos como Top10 y disputó seis veces el Masters de fin de año. Ese mismos señores, le dice adiós al deporte blanco.

El último adiós con Del Potro al fondo. El perdedor fue el protagonista.

El Arthur Ashe, repleto de fanáticos de su tenis, esperaron hasta bien tarde el miércoles para ovacionarlo y homenajearlo como se merece. Criticado por la prensa muchas veces por su atención a la misma, los espectadores presenciaron la última función del jugador que marcó una década para el tenis norteamericano. Un luchador y un ejemplo dentro de los courts. Recordados son los fallos de los jueces corregidos por él en su contra, aun estando match point a favor. Fue el exponente del tenis del norte del continente americano desde el 2003 hasta hoy. Por eso, Andy Roddick no fue un jugador más dentro del circuito, fue un animador de la ATP, de esos que su falta se hará notar.

Al hablar sobre su retiro, Andy Roddick dijo cosas como estas: "No sé si voy a estar bien de salud el próximo año. En algunos momentos he pensado sobre eso, por la forma en que se siente mi cuerpo, por la forma en que me siento y soy capaz de competir, no sé si sea suficientemente bueno. No sé si alguna vez me ha interesado simplemente existir en el circuito". Declaró que se concentrará en su centro deportivo y de aprendizaje, que abrirá el próximo año en Austin, Texas, a través de su fundación, que dirige su madre: "Me gustaría dedicarme a eso y no verlo periódicamente, estar un poco en terreno todos los días. Hay otros proyectos que también haré. Eso me motiva mucho ahora".

Una amistad más allá de las canchas.

"Él era el macho alfa en nuestra generación, sin duda el nombre más conocido por una buena distancia", dijo Mardy Fish, luego de conocer el retiro de su amigo. Juntos fueron campeones del Masters1000 de Indian Wells 2009 y de Houston 2002 además de compartir infinidad de series de Copa Davis.

Daniel Vitale Pizarro

1 comentario:

  1. coincido totalmente con tu opinion de Roddick ademas de coincidir cuando leo tus apreciaciones me recuerda cuando leo en la nacion a varski, te felicito no le envidias
    , segui asi escribiendo e investigando cada dia mas suerte.
    un viejo que de viejo no tiene nada

    ResponderEliminar