16 de abril de 2012

Es solo una cuestión de actitud...


Hola a todos!!! Siento una alegría enorme!! Había llegado cansado después de Miami y la Copa Davis, pero partido a...
Posted by Juan Monaco on domingo, 15 de abril de 2012
Juan Mónaco empezó su "odisea Top10" en 2011. Comenzó a prepararse física y mentalmente para dar el salto de calidad que le faltaba y pasar de ser un deambulador Top40, para meterse en el Top20 y aspirar al Top10. Sabía el esfuerzo y sacrificio que significaba todo ese proceso, pero asumió los riesgos. Aunque quizás por diferentes razones podría no llegar a su meta, porque el tenis no es matemático, tendría la conciencia tranquila de al menos haberlo intentado. Y todos esos esfuerzos comenzaron a dar sus frutos a fin de año, con la final en el ATP500 de Valencia (bajo techo) y los cuartos de final del Masters1000 de París, también indoor.

Comenzó 2012 campeón en Viña del Mar. Meses después accedió a la semifinal en el Masters 1000 de Miami y disputó la serie de Copa Davis frente a Croacia, con un triunfo con la serie ya definida. Semejante envión anímico más las mejoras en su juego, concluyeron en el título que no se hizo esperar. Juan se alzó con un nuevo trofeo tras vencer a John Isner en la final del ATP250 de Houston, el segundo de 2012 y el quinto que tendrá en sus vitrinas, seguramente en Tandil. "Pico", con 28 años, en perfectas condiciones físicas y con la experiencia de casi diez temporadas completas en el circuito, levanta la mano y afirma que está más presente que nunca.

Photo Jim Rydell
Posted by Juan Monaco on martes, 7 de febrero de 2012


Campeón en Viña del Mar ante Berlocq

Gracias a la victoria, alcanzó el puesto 14° en el escalafón mundial, igualando su mejor ubicación conseguida en 2008. Y esta vez parece que no habrá silla de ningún estadio en su camino para impedir que llegue al Top10 y quien sabe, al selecto grupo de los ocho para aspirar por un lugar en el Masters de fin de año. En Viña del Mar 2008, durante la final del dobles, se tropezó con la silla de un juez de línea y se tuvo que bajar de la gira sudamericana y la Copa Davis.

"Pico" no solo maduró en la parte mental, sino también en su juego. Más consistente y agresivo desde el fondo de cancha, devoluciones más punzantes y la garra y convicción de siempre, hicieron de Mónaco un jugador temible no solo en polvo de ladrillo, aunque todos sus títulos fueron en arcilla. En los últimos años se volvió un jugador más versátil. Se dio el lujo de incursionar en las definiciones de los torneos más importantes del mundo en cemento, como las semifinales en Miami 2012 y en Shangai 2010 (ambos M1000), como las más destacadas actuaciones en asfalto. Definitivamente ya no es sólo un jugador de tierra batida y el ranking así lo refleja.
La desgracia de 2008
Con su grupo de trabajo definido, su coach Gustavo Marcaccio a la cabeza y su novia Zaira Nara en las gradas de muchos torneos del circuito, el tandilense apunta todos sus cañones al Top10 y en cada torneo demuestra que no es imposible acercarse a esos puestos. Sabe que este es el camino para llegar y definitivamente está decidido a intentar meterse en el lote de los mejores del mundo.

Esta temporada se presenta con los Juegos Olímpicos en Wimbledon, dos semanas después del Grand Slam londinense. Justamente el césped es una superficie con la que Mónaco nunca se llevó bien pero que tendrá que agachar la cabeza (y las rodillas) para golpear la pelotita lo mejor posible porque gracias a sus actuaciones en el circuito, su clasificación a los JJOO ya está asegurada. Deberá defender los colores argentinos en un certamen que reparte más puntos para el ranking que un ATP 500 (750 para el ganador y 450 para el finalista), con el plus de representar a su país e intentar alzarse con una medalla que todo tenista se quisiera colgar, mientras el himno argentino se eleva al unísono con la bandera celeste y blanca.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario