9 de abril de 2012

¡El equipo está!


La emoción por el pase a semifinales

Desde el 2002, año que el equipo de Copa Davis volvió al grupo Mundial, es la octava vez que argentina arribó a la semifinal de esta competencia, números que enaltecen al deporte blanco de nuestro país. El presente argentino demuestra que el recambio generacional no siempre es negativo. Poco a poco la famosa y exitosa "Legión" va despidiéndose del alto nivel y la selección argentina necesita de la nueva camada. Aunque queden algunos históricos como Nalbandian, más temprano que tarde dirá adiós. A sus 30 años, una operación de cadera y múltiples lesiones sigue dando batalla en el circuito internacional y más aun en la Copa Davis, "su" torneo, el que lo eleva tenística y mentalmente, con un récord envidiable. Fundamental en la conformación del equipo sea viernes, sábado y/o domingo, esta serie no iba a ser la excepción.

Por el nivel demostrado en los dos Masters 1000 del año, sobre todo en Indian Wells, el capitán argentino decidió que Nalbandian jugase viernes y sábado para intentar repetir lo hecho en Alemania meses atrás y "liquidar" la serie con el dobles. La decisión no era alocada y el mundillo del tenis creyó que era lo correcto. Pero todo lo planeado por Jaite-Zabaleta se derrumbó luego de cinco horas y nueve minutos, cuando el "Rey" David no pudo con Marin Cilic en un maratónico partido definido en el quinto set. Los espectadores quedaron anonadados, sorprendidos por la derrota de un imbatible David, casi infalible en Copa Davis. David Nalbandian no tuvo un buen día, alternó buenas y malas y cayó ante un Cilic que vino a dar la sorpresa y que a esta altura de la jornada la estaba dando.

Consciente de su importancia, pide perdón a la gente por su derrota.

A esto se le sumó la incertidumbre de la presentación de Del Potro, el "as" de espadas según Jaite. El número uno argentino estuvo toda la noche y parte del día con vómitos y alergia en uno de sus ojos. Finalmente Juan Martín salió al court central del Parque Roca con todo el peso sobre sus espaldas para no terminar un viernes 0-2. Venció al gigante de 208cm de altura Ivo Karlovic, en un partido en el cual la diferencia de ranking entre ambos fue notoria. "La Torre de Tandil" jugó a gusto y liquidó el pleito ante el peligroso croata que en un buen día le complica el partido a cualquiera. Superó a su rival y a sus molestias. Punto por lado, todo como al comienzo.

El sábado se presentó como el punto clave, como en muchas de las series de esta competición. Se desató la segunda "batalla" de más de cinco horas en el predio de Villa Soldati. Un partido plagado de errores de ambos lados de la red, perjudicados por el molesto viento que sopló durante todo el encuentro. Pobre desde la tenístico pero muy emotivo hasta el final, la dupla Schwank-Nalbandian venció a la croata Cilic-Karlovic 8-6 en el quinto set, para poner a argentina 2-1 y tranquilizar a un equipo que sufrió durante gran parte del encuentro y que estuvo muy cerca de tener que arrancar abajo en el marcador el domingo.

Una escalera que terminó cuesta arriba pero con final feliz

El último día de acción comenzó con el duelo entre los número uno de la serie, Del Potro vs Cilic. El argentino con su presentación confirmada horas antes de que termine el sábado y el croata con más de diez horas en cancha. Todo era una incertidumbre a las 10:30 del domingo, hora estipulada para el comienzo. El partido fue una verdadera paliza de Del Potro  6/1 6/2 6/1. Arrasador, no dejó escapar ninguna chance que se le presentó y cerró la serie 3-1. Una vez más Argentina estaba en semifinales de Copa Davis con el plus necesario para poder aspirar a una nueva final: "La Torre de Tandil" confirmó en el estadio su presencia en semifinales (14-16/9) frente a República Checa, un dato no menor si tenemos en cuenta la negativa en la primera ronda frente a Alemania. Para la estadística, Juan Mónaco, de gran presente en el circuito y siempre dispuesto a jugar la Copa Davis, derrotó a Antonio Veic 6/1 6/1 para sellar la victoria 4-1.

Ahora a pensar en República Checa, próximo rival argentino. La cita será en el Parque Roca, sobre polvo de ladrillo y con 14500 personas alentando sin parar durante todo el fin de semana. Martín Jaite no se equivocó cuando lanzó al aire: "Del Potro es el as de espadas de este equipo". Sin conocerlo en la intimidad, no dudó de la capacidad técnica, física y mental del número diez del mundo y de la importancia que tiene contar con el joven de 23 años para soñar con la Ensaladera de Plata en este 2012. Con Del Potro a la cabeza, Mónaco siempre dispuesto y amenazando con ingresar al Top10, Nalbandian con su experiencia y su plus "copero" y Schwank acompañando a David en el dobles, este año es para ilusionarse. ¡Hay equipo!

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario