31 de octubre de 2016

Cartón lleno

Era campeón de Grand Slam, de Masters1000 y de ATP250. Finalista en varios ATP500, a Marin Cilic solo le faltaba ser el mejor durante una semana en la categoría 500 para completar todos los casilleros en blanco. Basilea fue la ciudad elegida por el croata para solventar esa "deuda" que tenía, y de paso, quedar momentáneamente clasificado al Masters en la Arena O2 de Londres, torneo que disputó en 2014 y que volverá a ser parte en 2016 si finaliza Paris por delante de Berdych. Sin Federer en el camino (finalista doce veces) ausente durante el segundo semestre del 2016, el torneo quedó acéfalo y el doce del mundo lo supo aprovechar.

Campeón en Cincinnati esta temporada y finalista en Ginebra, Marin llegó a Suiza fuera de los ocho mejores de la temporada. Una derrota prematura de Berdych y su acceso a la final lo ubicaron en la última posición para clasificar al Masters gracias a la baja de Nadal (7°) por lesión. Youzhny, Carreño Busta, Granollers y el complicado Mischa Zverev fueron los rivales que sorteó para llegar a la final ante Kei Nishikori. En dos sets totalmente diferentes el nacido en Medjugorje (así se escribe, vaya a saber como se pronuncia) se llevó el partido 6/1 7/5, el título y la octava plaza para el Masters. De ahora en más depende de él su participación en Londres.

Como en la recordada final del US Open 2014, los rivales en la final de Basilea fueron los mismos y la victoria también se volvió a repetir. A pesar de que Nishikori lleva la delantera en los enfrentamientos personales (7-5), las dos finales disputadas entre sí las ganó Cilic. Esta temporada se habían enfrentado en octavos de final de Wimbledon y el japones tuvo que retirarse del encuentro cuando perdía 6/1 5/1. Finalista en cinco certámenes ATP en 2016, Nishikori solo pudo coronarse en uno (Memphis), un récord negativo curioso porque hasta 2016, sus números en finales eran muy positivos (10-5).

El japonés selló su clasificación al Masters como número cuatro del mundo hace varias semanas. Para el nacido en Shimane será la tercera vez que disputará la Copa de Maestros en la que alcanzó la semifinal en 2014, año de su debut en la "Arena O2". Semifinalista del US Open en 2016, Kei apunta alto para el final de temporada de un año que lo ubica en su mejor posición histórica en el ranking (4°). Bronce en los Juegos Olimpicos de Rio en un partido cambiante y muy demandante ante Nadal, Nishikori tuvo un 2016 muy regular, positivo en los Masters1000 con apenas una sola caída antes de los cuartos de final.

"Hoy me sentí con mucha energía, muy positivo y motivado. Todavía queda mucho para llegar a Londres, pero este partido era muy importante, y traté de estar enfocado en cada punto. Estoy muy contento y orgulloso por cómo jugué estos dos sets, y espero hacerlo igual de bien en París, que será otra semana importante para mí", la alegría del campeón que mira para adelante y es consciente de que no será fácil la obtención del último billete para Londres pero que está yendo por el camino correcto. A falta del Masters1000 de Paris para que finalice la temporada regular ATPCilic aventaja a Berdych por 210 puntos y a Goffin por 400 unidades.

El trofeo en Basilea fue el 16° en su carrera, segundo del año. En total acumula 27 finales ATP, cuatro esta temporada (2-2). Nuevamente Top10 desde el lunes, Cilic tiene en su calendario el Masters1000 de Paris, el Masters (si clasifica) y la final de Copa Davis ante Argentina, de locales. Campeones en 2005 por primera y unica vez en su historia cuando Marin era un destacado junior a nivel mundial, once años después Croacia vuelve a la situación de privilegio de una final mundial. Comandado por Cilic, el equipo croata cuenta en sus filas con Ivo Karlovic (20°) e Ivan Dodig (8° en dobles), jugadores con historia en la competición, peligrosos y sin la ensaladera en sus vitrinas.

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario