4 de noviembre de 2013

Al acecho

¿Pesa Nole?

Hace exactamente doce meses, Novak Djokovic llegaba al Masters con el número uno ya asegurado, sin importar los resultados en Londres con un récord de 70-12 en el año y cinco títulos en diez finales ATP. Hoy, la situación es similar en cuanto a los números y al nivel, pero distinta es su posición y su probable desenlace al final del calendario. 67-9 su récord de 2013, seis trofeos en ocho definiciones y número dos del mundo, con la obligación de ser campeón y ganar sus respectivos partidos en la final de Copa Davis una semana después del torneo de fin de año para tener chances de recuperar el N°1 del mundo. Número uno que le pertenece a Rafael Nadal y que conservará si logra hilvanar dos victorias en el grupo 'A' del Masters.

La realidad le muestra al serbio que el español, sin participar en Australian Open ni Miami, ha sido el mejor de la temporada. Pero "Nole" no se rinde y mientras exista la oportunidad de luchar por esa posición de privilegio, por más mínima que sea, hará todo lo posible. Y lo está demostrando porque desde que perdió ese lugar, no conoce la derrota. Dos victorias en la semifinal de Copa Davis ante Canadá; campeón en Beijing ante Nadal por cuarta vez (torneo en el cual perdió la primera ubicación del ranking); segundo título en Shanghai y por segunda vez levantó el árbol metálico en París que significó su tercera corona consecutiva y un récord de 17-0 luego de la final perdida ante Nadal en el US Open. Y aunque usted no lo crea, no pudo recuperar el número uno del mundo. Y difícilmente lo haga hasta luego de Australian Open, torneo que defiende y en el que Nadal no restará puntos.
Figuritas repetidas
Esta temporada sucedió algo muy curioso en Paris Bercy. Los ocho cuartofinalistas del torneo fueron los ocho clasificados para la Copa de Maestros a disputarse días después. Algo inédito y a la vez fantástico para los espectadores y organizadores de un Masters 1000, que en las últimas ediciones se encontraba devaluado por las ausencias o retiros inesperadas de jugadores de renombre, producto del apretado calendario y por la cercanía de la Mastes Cup. Y las estadísticas lo reflejan al ver la nomina de los últimos campeones. En París lograron su primer y único M1000: Rusedski, Grosjean, Henman, Berdych, Tsonga, Soderling y Ferrer, acentuado en la última década, dominada por el "Big Four", que ha dejado poco para los demás en las grandes citas.

Djokovic logró en París aumentar sus números, que ya de por sí son formidables. Alcanzó el lote de los 40 títulos ganados como profesional, 16 de ellos de categoría 1000, solo superado en este ítem en la historia por Nadal (26), Federer (21) y Agassi (17). Además llegó a las 200 victorias en Masters 1000, detrás de las 209 de Andre, 265 de Rafael y 283 de Roger. Novak llega al Torneo de Maestros como máximo candidato y campeón defensor, título que no pudo defender en 2009 cuando al igual que esta temporada, llegaba siendo el campeón en Bercy.
Otra final de Masters1000 que se le escapa.

Para David Ferrer, la final en Paris fue 42° ATP en su carrera, campeón en 20 de ellas. El actual tres del mundo atraviesa un gran momento en su carrera, a pesar de un curioso récord negativo en finales durante 2013: campeón en Buenos Aires y Auckland, acumula luego de esos triunfos siete finales consecutivas sin conocer la victoria, lo que denota un gran año del español pero una baja efectividad en la estocada final. Aquí en Francia pudo derrotar a Rafael Nadal, algo que no lograba desde Australia 2011. Entre Roland Garros 2012 y ParísBercy 2013, acumula veinte triunfos y tres derrotas en la ciudad luz. Además fue la quinta final perdida de la serie Masters (0-5).

El entrenado por Marian Vajda, en París Bercy demostró que está listo para defender su corona en la gran cita del 2013. Y no la tendrá fácil en el Round Robin del "O2 Arena". Integra el Grupo 'B' junto a Del Potro, Federer y Gasquet. El Grupo 'A' lo componen: Nadal, Ferrer, Berdych y Wawrinka. Torneo que una vez más obliga a los jugadores a viajar sobre la hora a Gran Bretaña, ya que París finaliza el domingo y Londres comienza el lunes siguiente. Sí, los cerebros mágicos de la ATP programan quizá el torneo más exigente del año, por la calidad de los participantes y el lugar en el calendario, pegado a un Masters 1000, sin días de descanso. Una lástima porque no solo atenta contra el físico y el rendimiento de los jugadores, sino porque además perjudica el evento y por ende al público, que paga su entrada para ver el mejor tenis del mundo, y que muchas veces, por estas cuestiones, no queda plasmado en la cancha.
¿Numerología japonesa? (Foto ESPN)
Kei Nishikori lució en la capital francesa esta combinación de números en sus zapatillas. Muchos se habrán preguntado el significado. Muy simple, es la fecha de su título en en ATP500 de Tokio el 7/10/2012 por todo lo que significó esa consagración para el japonés. "La victoria fue impresionante. Todo el mundo estaba emocionado. Nadie en Japón creía que esto podía ser posible, menos a tan corta edad", fueron las palabras de su entrenador argentino Dante Bottini, explicando el porqué de dicha inscripción en su calzado.

Daniel Vitale Pizarro

2 comentarios: