17 de noviembre de 2013

Mucho más que dos

Dos jugadores, dos Copa Davis.

República Checa retuvo la Ensaladera de Plata. Como en 2012, se basó en dos jugadores y desterró la idea del “equipo” tan arraigada en esta competición, principalmente en Argentina, país futbolero como pocos. Tomas Berdych y Radek Stepanek, ambos en el Masters una semana atrás en singles y dobles, derrotaron a Djokovic y compañía (3-2), en Serbia, para obtener la segunda Copa Davis de los checos bajo el seudónimo “República Checa”, la tercera sumando la conseguida en 1980 como “Checoslovaquia”. Nuevamente, el "León" Radek tuvo la oportunidad de definir la serie en el quinto punto, y como ante España en Praga, cumplió. Una pareja con un compromiso poco habitual en la competición mundial anual de equipos por antonomasia.

La serie se presentó cuesta arriba para los locales cuando se conocó la baja de Janko Tipsarevic a último momento tras no recuperarse de su lesión en el pie, molestia crónica que no le permitió disputar la temporada 2013 en plenitud física. A la ausencia de "DJ Tipsa" se sumó Viktor Troicki por dopaje, suspendido del circuito ATP por doce meses. Todo mal. El viernes fue un comienzo de serie lógico. Djokovic derrotó a un complicado Stepanek que con 34 años, aunque ya no sea un rival de fuste para el mejor jugador actual desde US Open, sigue dando batalla en Copa Davis. El serbio se lo quitó de encima en tres sets. Luego llegó el turno del otro número uno de la serie ante un poco conocido Dusan Lajovic. Berdych, con una marcha menos y ahorrando energías de cara a lo que venía el fin de semana, derrotó al joven de 23 años que ostenta solo cinco victorias a nivel ATP y que nunca derrotó a un Top50.

Otro quinto punto en su haber para obtener otra Copa Davis

El dobles del sábado era como en casi todas las series, el punto clave. Más aun con tanta diferencia de nivel entre los singlistas serbios. Y la sorpresa para muchos fue la decisión de Novak Djokovic de preservarse para el domingo y no disputar el tercer punto. Los serbios presentaron a la pareja que en semifinales habían derrotado a los hermanos Bryan (Zimonjic-Bozoljac) y los checos, a pesar de anunciar a Rosol-Hajek, como sucede en todas las series sin excepción, los que salieron a la cancha fueron Berdych y Stepanek. La pareja ostenta un récord descomunal en Copa Davis: trece victorias y tan solo una derrota ante López-Verdasco en 2009. Y el resultado no iba a cambiar. Tomas y Radek vapulearon a una dupla serbia que no encontró respuestas. La serie se volcaba hacia los visitantes.

El choque de los números uno prometía ser de alto vuelo. Djokovic (23-0 desde US Open y campeón del Masters) ante Berdych, número seis del mundo, de gran rendimiento en estas superficie y con un nivel superior en Copa Davis que en el resto del circuito. La lucha duró dos sets. El rubio de 196cm desechó una volea fácil de revés en la definición del tie-break y el segundo el set (y el partido) se desvaneció. El tercero fue un monologo de "Nole" y puso la final 2-2. Eso permitió que Lajovic, 117° del mundo, tuviera la oportunidad de su vida de darle la segunda Ensaladera a su país. Pero nada de eso ocurrió. Radek fue demasiado para Lajovic que lo venció 6/3 6/1 6/1 y la Copa volvió a Praga.

La Copa sigue siendo checa

“Es algo increíble, un sueño hecho realidad. Nunca hubiera soñado hacer algo así dos veces. Me siento muy honrado y orgulloso en la manera en como he ganado estos dos partidos en mi carrera, en Praga contra Almagro y aquí con mucha más presión porque todo el mundo esperaba que ganara yo”, fueron las declaraciones del primer jugador en la historia en definir una final en el quinto punto de manera consecutiva. "Steps", llamado así por sus coterráneos, complicó a Djokovic, brilló en el dobles y dio una lección de tenis en el quinto punto. A sus jóvenes 34 años, el actual 44° del ranking ATP se agranda jugando para su país y por suerte para los amantes del tenis clásico y con variantes (escaso por estos días en el circuito), ni se le cruza por la cabeza el retiro.

El otro baluarte de "chequia" es el actual número siete del mundo, Tomas Berdych. Curioso es el caso de "Tom" porque a pesar de terminar por cuarto año consecutivo dentro del Top10, no cosechó ningún título ATP durante la temporada. Concluyó su 2013 con una nueva Copa Davis para "salvar" su año personal, con tres finales ATP y cuatro semifinales de Masters1000, puntos que lo clasificaron a la Copa de Maestros por cuarta vez consecutiva. Gracias al retiro de Nalbandian del circuito profesional, Berdych quedó como el jugador activo con más victorias en la Davis, con un récord de 45 triunfos y 14 caídas en 26 series disputadas (¡19-1 en dobles!).
¿Troicki estas?

Durante la final sucedió algo muy curioso. Serbia tuvo un pajarraco como mascota, llamado "Águila". Los días previos había corrido un rumor sobre la presencia de Viktor Troicki en el estadio, suspendido por dopaje y con la entrada prohibida al estadio (absurdo). Los rumores decían que Troicki, enojado con ITF por su sanción, tenía intenciones de ingresar al complejo pero camuflado como la mascota del equipo. Esto, además de ser impensado y chistoso, trajo aparejado la prohibición del "pajarraco" en la serie por ser el presunto escondite de Viktor. ¡Insólito!


Daniel Vitale Pizarro

12 de noviembre de 2013

Superioridad serbia




La lucha por el N°1 sigue...

Transcurría 1h y 36m de juego. Una derecha invertida de Rafael Nadal ancha marcaba la victoria del serbio por tercera vez en el Masters. El español, al igual que en 2010, se quedaba con las manos vacías en la final. Aquella vez, el balear también llegaba como N°1 pero Federer impidió que sumara su único título pendiente, si hablamos de variedad de certámenes, porque en su palmares Nadal cuenta con triunfos en los cuatro Grand Slams, la medalla dorada de los Juegos Olímpicos y la Copa Davis. Ahora sumó una nueva final más en el Masters, torneo que seguirá siendo su "talón de aquiles". El único en la historia en lograr todos esos títulos distintos es, por ahora, Andre Agassi.

La parte final de la temporada 2013 tiene un solo nombre y ese es Novak Djokovic. El nacido en Belgrado no conoce la derrota desde la final perdida en el US Open ante Nadal. En el medio pasaron 22 victorias en fila: Copa Davis, Beijing (en semifinales perdió el número uno a manos de Nadal), Shanghai, París y Londres, con la posibilidad de aumentar ese récord en la final de la Davis. Checos y serbios cerrarán la temporada competitiva 2013 entre el 15-17 de noviembre en Belgrado ante los campeones defensores, República Checa. Y todo parece que nada ni nadie lo va a frenar.




Espejito espejito...

"Nole" finalizó una temporada ATP fantástica, solo opacada por el descomunal año de "Rafa". Es más, logró un título más que en 2012 y dos finales menos, con el aliciente de poder acumular su segunda ensaladera defendiendo los colores de su país natal, en la ciudad que lo vio crecer. El triunfo en el Masters fue el número 41 para el serbio, que con 26 años se va metiendo en la historia grande de este deporte. Ya acumula tres títulos de "Maestro" y 19 victorias, séptimo en la historia, lejos de las seis coronas y 44 victorias de Federer. Y lo hizo por segunda vez de forma invicta, superado solo por Lendl que lo logró en tres ocasiones y Federer en otras cinco.

A pesar de la derrota, Rafael Nadal concluyó el mejor año de su carrera. Participó en 17 torneos, fue campeón en diez, finalista en cuatro y semifinalista en otros dos. Solo cedió antes de semifinales en Wimbledon, primera vez en la historia del mallorquín derrotado en primera ronda de un Grand Slam. De esos diez títulos, dos fueron de Grand Slam (Roland Garros y US Open), cinco Masters1000 (Indian Wells, Madrid, Roma, Montreal y Cincinnati), dos ATP500 (Acapulco y Barcelona) y un ATP250 (San Pablo). Firmó un récord de 75-7 en la temporada, su tercera mejor marca en cuanto a victorias pero la primera que logró un dígito en derrotas, excepto temporadas cortas por lesión o en su adolescencia.


El mejor del comienzo y final de temporada

Estos números son la razón de que Djokovic, pese a su gran año, no haya terminado como número uno del mundo por tercer año consecutivo, algo que solo pudieron lograr Sampras (6), Connors (5), McEnroe/Federer (4) y Lendl (3). "Rafa" lo hizo una vez más, para asombrar una y otra vez al público. Tercer año en la cima (2008, 2010 y 2013, único que recuperó a fin de año dos veces el N°1 ATP) y si las lesiones se lo permiten, la lucha por el N°1 en 2014 con Djokovic no cesará y nos ofrecerá más batallas entre ellos.

Esta edición del Masters fue la primera desde 2007 en la que participaron tres jugadores con revés a una mano, un golpe en extinción. Federer y Wawrinka se encargaron de reivindicarlo accediendo a semifinales, a pesar de que ninguno pudo exigir a sus rivales. De aquel 2007 se repitieron Federer y Gasquet y se sumó Wawrinka por Fernando González. Por primera vez en la historia, dos suizos fueron semifinalistas del Torneo de Maestros, además de ser ambos (Roger y Stanislas) los únicos de su país en haberse clasificado alguna vez al certamen de fin de año.



Jamás perderá el espíritu competitivo


Roger Federer sigue estirando sus récords en la Masters Cup, a punto de romper todas las marcas. La victoria ante Juan Martín Del Potro (5°) para clasificar a una nueva semifinal fue el comunicado que le envió al mundo del tenis anunciando que está vivo y que su retiro no está tan cerca como algunos creen. Líder en títulos (6) y victorias (44), está a solo una participación de igualar a Andre Agassi (13). Ostenta una semifinal menos que las logradas por Iván Lendl (12) y una final por debajo del propio Iván (9). La leyenda viviente espera poder volver a Londres en 2014 para triturar los pocos récords que le quedan.


Daniel Vitale Pizarro

4 de noviembre de 2013

Al acecho

¿Pesa Nole?

Hace exactamente doce meses, Novak Djokovic llegaba al Masters con el número uno ya asegurado, sin importar los resultados en Londres con un récord de 70-12 en el año y cinco títulos en diez finales ATP. Hoy, la situación es similar en cuanto a los números y al nivel, pero distinta es su posición y su probable desenlace al final del calendario. 67-9 su récord de 2013, seis trofeos en ocho definiciones y número dos del mundo, con la obligación de ser campeón y ganar sus respectivos partidos en la final de Copa Davis una semana después del torneo de fin de año para tener chances de recuperar el N°1 del mundo. Número uno que le pertenece a Rafael Nadal y que conservará si logra hilvanar dos victorias en el grupo 'A' del Masters.

La realidad le muestra al serbio que el español, sin participar en Australian Open ni Miami, ha sido el mejor de la temporada. Pero "Nole" no se rinde y mientras exista la oportunidad de luchar por esa posición de privilegio, por más mínima que sea, hará todo lo posible. Y lo está demostrando porque desde que perdió ese lugar, no conoce la derrota. Dos victorias en la semifinal de Copa Davis ante Canadá; campeón en Beijing ante Nadal por cuarta vez (torneo en el cual perdió la primera ubicación del ranking); segundo título en Shanghai y por segunda vez levantó el árbol metálico en París que significó su tercera corona consecutiva y un récord de 17-0 luego de la final perdida ante Nadal en el US Open. Y aunque usted no lo crea, no pudo recuperar el número uno del mundo. Y difícilmente lo haga hasta luego de Australian Open, torneo que defiende y en el que Nadal no restará puntos.
Figuritas repetidas
Esta temporada sucedió algo muy curioso en Paris Bercy. Los ocho cuartofinalistas del torneo fueron los ocho clasificados para la Copa de Maestros a disputarse días después. Algo inédito y a la vez fantástico para los espectadores y organizadores de un Masters 1000, que en las últimas ediciones se encontraba devaluado por las ausencias o retiros inesperadas de jugadores de renombre, producto del apretado calendario y por la cercanía de la Mastes Cup. Y las estadísticas lo reflejan al ver la nomina de los últimos campeones. En París lograron su primer y único M1000: Rusedski, Grosjean, Henman, Berdych, Tsonga, Soderling y Ferrer, acentuado en la última década, dominada por el "Big Four", que ha dejado poco para los demás en las grandes citas.

Djokovic logró en París aumentar sus números, que ya de por sí son formidables. Alcanzó el lote de los 40 títulos ganados como profesional, 16 de ellos de categoría 1000, solo superado en este ítem en la historia por Nadal (26), Federer (21) y Agassi (17). Además llegó a las 200 victorias en Masters 1000, detrás de las 209 de Andre, 265 de Rafael y 283 de Roger. Novak llega al Torneo de Maestros como máximo candidato y campeón defensor, título que no pudo defender en 2009 cuando al igual que esta temporada, llegaba siendo el campeón en Bercy.
Otra final de Masters1000 que se le escapa.

Para David Ferrer, la final en Paris fue 42° ATP en su carrera, campeón en 20 de ellas. El actual tres del mundo atraviesa un gran momento en su carrera, a pesar de un curioso récord negativo en finales durante 2013: campeón en Buenos Aires y Auckland, acumula luego de esos triunfos siete finales consecutivas sin conocer la victoria, lo que denota un gran año del español pero una baja efectividad en la estocada final. Aquí en Francia pudo derrotar a Rafael Nadal, algo que no lograba desde Australia 2011. Entre Roland Garros 2012 y ParísBercy 2013, acumula veinte triunfos y tres derrotas en la ciudad luz. Además fue la quinta final perdida de la serie Masters (0-5).

El entrenado por Marian Vajda, en París Bercy demostró que está listo para defender su corona en la gran cita del 2013. Y no la tendrá fácil en el Round Robin del "O2 Arena". Integra el Grupo 'B' junto a Del Potro, Federer y Gasquet. El Grupo 'A' lo componen: Nadal, Ferrer, Berdych y Wawrinka. Torneo que una vez más obliga a los jugadores a viajar sobre la hora a Gran Bretaña, ya que París finaliza el domingo y Londres comienza el lunes siguiente. Sí, los cerebros mágicos de la ATP programan quizá el torneo más exigente del año, por la calidad de los participantes y el lugar en el calendario, pegado a un Masters 1000, sin días de descanso. Una lástima porque no solo atenta contra el físico y el rendimiento de los jugadores, sino porque además perjudica el evento y por ende al público, que paga su entrada para ver el mejor tenis del mundo, y que muchas veces, por estas cuestiones, no queda plasmado en la cancha.
¿Numerología japonesa? (Foto ESPN)
Kei Nishikori lució en la capital francesa esta combinación de números en sus zapatillas. Muchos se habrán preguntado el significado. Muy simple, es la fecha de su título en en ATP500 de Tokio el 7/10/2012 por todo lo que significó esa consagración para el japonés. "La victoria fue impresionante. Todo el mundo estaba emocionado. Nadie en Japón creía que esto podía ser posible, menos a tan corta edad", fueron las palabras de su entrenador argentino Dante Bottini, explicando el porqué de dicha inscripción en su calzado.

Daniel Vitale Pizarro