28 de octubre de 2013

Déjà Vu



Su clásico saludo al cielo

"Esta final fue muy intensa, de rallies muy largos y muy psicológica. Fue muy parecida a la de 2012". Y no se equivocó el bicampeón de Basilea cuando declaró sus sensaciones de la final, luego de la victoria ante Roger Federer, en la ciudad natal del suizo. Juan Martín Del Potro derrotó a "Federer Express" 7/6 2/6 6/4, parafraseando a "Delpo", en un partido intenso, muy parejo y de gran nivel tenístico. El helvético estuvo muy por encima de la versión desmejorada que vino mostrando desde su derrota en Wimbledon ante Stakhovsky y dejó bien claro que el retiro está en un horizonte aun lejano.

Al igual que en 2012, los protagonistas fueron los mismos, el resultado en números fue similar y el nivel demostrado también muy parejo, con reminiscencias de la definición de la temporada pasada doce meses atrás. Aunque el presente de ambos lo reflejan sus rankings, la final dejó en claro que ambos serán firmes candidatos en París y el Masters, cita a la cual el argentino está clasificado y el suizo casi: clasificará si gana en su debut en Francia. De ingresar, sería su duodécima participación consecutiva en el torneo que reúne a los ocho mejores de la temporada, igualando a Ivan Lendl en presencias y a solo una presentación del récord de Andre Agassi. Leyenda viviente.


2012 y 2013, la historia se repite

El final de temporada de Del Potro roza la perfección. Tras caer en segunda ronda del US Open ante Hewitt, fue campeón en Tokio, finalista en Shanghai y campeón en Basilea. Tres finales y dos títulos; catorce victorias, una derrota y un notable avance en cuanto a lo físico y tenístico, plasmado en victorias ante Nadal (invicto en cemento y 1° ATP), Almagro en semanas consecutivas, Raonic (verdugo en Montreal y 11°) y Federer (6°), entre otros. Los números 48-13 en la temporada, con cuatro títulos en seis finales, marcan un año sumamente positivo, con París y el Masters como final del recorrido.

El título en Basilea significó el número 17 para su cuenta personal, en 24 definiciones ATP. Igual cantidad cosechó David Nalbandian (11-13), retirado hace unos meses del circuito profesional. Lejos pero no imposible, se encuentra José Luis Clerc, que llegó a 35 partidos por el título y es el segundo en la lista de los argentinos, todos detrás del inalcanzable Guillermo Vilas que cuenta con 103 finales ATP. Sí, 103, número actualizado recientemente por la ATP tras convalidar el trofeo de Montecarlo '81, final vs Connors suspendida por lluvia cuando iban 5/5 en el primer set y nunca más reanudada. Volviendo a Juan Martín, en Suiza obtuvo su segundo título en este país y el cuarto del año, siendo la tercera vez que consiguió defender un certamen en su carrera. Las anteriores: Washington (2008/09) y Estoril (2011/12).





El revés, bastión fundamental de su juego


La victoria sobre Federer no fue una más en la carrera del nacido en Tandil. Fue la tercera consecutiva sobre el maestro suizo, al que parece haberle agarrado la mano como se dice de forma coloquial. Además, ese triunfo fue el 302 en la carrera de Juan Martín, que lo posicionó por encima de Martín Jaite entre los argentinos con más triunfos ATP, muy cerca de las 326 de Juan Ignacio Chela, algo distante pero a la vez cercano de las 375 de Clerc y las 383 de Nalbandian y demasiado lejos de las 929 de Vilas, como de casi todos sus récords. Además, Guillermo es el tercero en la historia del tenis mundial, solo superado por Lendl (1071) y Connors (1253). ¡Grande Willy!

La final en Basilea para Roger Federer no tuvo final feliz, pero su tenis volvió a renacer, a tomar vuelo. Junto a Guillermo Vilas, son los únicos dos tenistas en el profesionalismo en alcanzar diez finales en un certamen, Vilas en Buenos Aires (8-2) y Federer en Basilea (5-5), paradójicamente ambos en sus lugares de nacimiento. Con 32 años y un palmarés que pocos en la historia pueden discutirle, Roger reescribe los libros de estadísticas de este deporte constantemente. Para el actual número seis del mundo, fue la tercera final de 2013, un número escaso para su costumbre, solo levantando el trofeo en Halle.

No solo Nike y Wilson los unen...

"Soy un tipo ganador, no tomo mucho la confianza si pierdo partidos. Estoy contento con mi nivel de juego, que es cada vez mejor, pero no es en las derrotas dónde encuentro mi confianza, sino en las victorias. Creo que los cuatro partidos anteriores me dieron más que el partido de hoy", declaró Federer tras la final número 113 en su carrera, un número que impacta cada vez que revisamos sus estadísticas.


Del Potro: "Tenemos una muy buena relación. Yo sé lo que se siente cuando uno juega este tipo de partidos y terminas perdiendo. Normalmente me tocaba a mí esa sensación (risas), como en los Juegos Olímpicos. Hoy la suerte estuvo conmigo y jugué mejor en los momentos importantes". La buena actitud los ha puesto junto a Ferrer y Nadal como los candidatos a recibir el premio Stefan Edberg al "Espíritu deportivo", condecoración que Federer obtuvo en ocho ocasiones y "Rafa" una vez.



Daniel Vitale Pizarro

21 de octubre de 2013

Bulgaria en lo más alto

Congratulations Grigor Dimitrov to your first ATP title here at the If Stockholm Open!!!!! #ifsthlmopen @ifsverige
Posted by If Stockholm Open on domingo, 20 de octubre de 2013

El primero de muchos...


Grigor Dimitrov nació en Haskovo (Bulgaria) el 16 de mayo de 1991. A los cinco años tomó por primera vez una raqueta para no soltarla jamás. Hijo único de Dimitir (profesor de tenis) y María (profesora de deportes y exjugadora y entrenadora de voley), creció muy influenciado por el deporte en general, pero se inclinó por el tenis gracias a su padre que lo entrenó durante sus primeros años en el "Tennis Club Haskovo". Cuando comenzó a competir, el búlgaro empezó a admirar al suizo Roger Federer y a su vez, intentaba imitar sus gestos técnicos en los entrenamientos para plasmarlos en una cancha de tenis.

Su primer "golpe" en junior fue en 2006, cuando ganó el Orange Bowl para menores de 16 años, el torneo más importante del mundo para menores de edad, por categorías. Un año después fue finalista del mismo certamen pero para menores de 18 años, derrotado por Ricardas Berankis. Junto a Pospisil, como juniors, alcanzaron la final en dobles del US Open. Pero la explosión como junior y la incursión al profesionalismo fue en 2008. En esos años fue entrenado por varios entrenadores, entre ellos el español Pato Alvarez (Murray) y el sueco Peter Lundgren (Federer y Safin).
¿Será 2014 su año?

Cuartofinalista en Roland Garros (vs Janowicz)Grigor llegó a Wimbledon con el hombro lastimado. Esa lesión no le impidió ganar en el All England sin ceder un set. Meses más tarde se consagró en el US Open y su carrera como junior concluyó luego de ese torneo, tras alcanzar el número uno del mundo de la categoría. Debutó a nivel ATP en s-Hertogenbosch (Holanda) con derrota ante Igor Andreev en ese 2008. Su primera victoria en el circuito ocurrió casualmente en Holanda, pero sobre el cemento indoor de Rotterdam, ante Tomas Berdych (23°), para luego sucumbir frente a Rafael Nadal en tres sets, con tan solo 17 años en 2009. El búlgaro comenzaba a demostrar su talento ante los mejores del circuito.

Su debut en Grand Slams fue gracias a un wild card en Wimbledon 2009, en gran parte por su victoria juvenil el año anterior allí, al buen torneo en Rotterdam meses atrás y a la primera ronda superada en Queen´s. En 2010 logró una sola victoria en el circuito ATP y fue en Queen´s. 2011 fue la temporada del asentamiento en la elite del tenis profesional. Se mantuvo prácticamente todo el año entre los 100 mejores del mundo y disputó los cuatro Grand Slams por primera vez en su carrera, para terminar el año 70° en el ranking ATP.
Los hombres también lloran (victoria vs Djokovic)

La temporada 2012 era la indicada para que Dimitrov diera el salto de calidad y definitivamente confirmara su mote de "promesa". En Miami derrotó por segunda vez a Berdych (7°) y en Queen´s llegó a su primera semifinal ATP, en su superficie predilecta, el césped. En Bastad y Gstaad también alcanzó la semifinal pero el año concluyó con sabor a poco para "Baby Roger", apodado así por su parecido con el suizo Roger Federer. A propósito de los dichos de la prensa especializada, Grigor dijo: "Las comparaciones con Roger son algo trivial. Recientemente comimos juntos en Australia. Hemos hablado mucho sobre el tema y lo dejamos todo claro. Lo más positivo es que ambos estábamos de acuerdo".

Iniciado el 2013, Dimitrov llegó a su primera final ATP en Brisbane, derrotado por Andy Murray (3°). Tres derrotas consecutivas encontraron a Grigor en Rotterdam, tierra conocida para él. Allí alcanzó la semifinal y cayó ante el campeón Del Potro. Pero su mejor momento llegó en Madrid, cuando derrotó (casi acalambrado) al número uno vigente, Novak Djokovic, para explotar en lágrimas de felicidad en el expolvo azul español. El agotamiento físico y mental no le permitió luchar en la siguiente ronda ante Wawrinka. Días después, la victoria en Cincinnati sobre Almagro y el set extraído a Nadal por tercera vez entre ellos, en cuartos de final, auguraban una buena parte final del año.



Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia

Luego de buenos resultados, concatenó una vez más tres primera rondas, lo que lo llevó a desvincularse de su entrenador Mikael Tillstrom (miembro de la academia sueca 'Good to Great', que conduce Magnus Norman) y contrató al excoach de Hewitt, Tsonga Monfils: Roger Rasheed. “Llega un momento de mi carrera en el que debo buscar algo nuevo”, dijo Grigor luego de caer en Shanghai con Nishikori en primera ronda. Bajo la tutela de Rasheed, en su primer torneo juntos, Dimitrov logró en Estocolmo su primer trofeo ATP ante David Ferrer (3°), el primero para Bulgaria en la Era Abierta y la posición más alta de su carrera en el ranking (22°). El vínculo con Rasheed durará por ahora, hasta París. "El tiempo dirá el resto. Esta fue una buena práctica", fue lo dicho por "Dimi".

Además de la similitud técnica que comparte con Federer, su actitud fuera de las pistas y frente a los micrófonos, también es similar, aunque en 2010 protagonizó un episodio poco feliz. En Helsinki, Dimitrov golpeó a un árbitro tras una decisión que el búlgaro consideró incorrecta. Luego del suceso, Grigor asumió el error con estas palabras: "Hice algo muy muy malo, admito que fue el mayor error que he cometido en mi vida. No soy ese tipo de persona y lo único que puedo asegurar es que no volverá a pasar nunca más".

Amante de los relojes, los autos y la fotografía, el exnovio de Serena Williams (32 años) hace casi un año que está saliendo con María Sharapova, cuatro años mayor que él. La blonda rusa, ausente en esta parte de la temporada por una lesión en su hombro, le dedicó un tuit a Grigor, luego de ser el octavo tenista campeón debutante de la temporada. ¡Que viva el amor!

Daniel Vitale Pizarro

14 de octubre de 2013

Emperador chino

Su segunda casa.

Pareciera que haber perdido el número uno del mundo era lo que necesitaba Novak Djokovic para recuperar ese fuego interno en las finales de los torneos importantes. Campeón por última vez antes de desembarcar en la gira asiática en Montecarlo, recién iniciada la temporada de polvo de ladrillo, el serbio perdió la cima del ranking mundial y en semanas consecutivas se consagró en Beijing y Shanghai. Derrotó a Nadal en la capital china, al que no vencía desde abril, y a Del Potro, con el antecedente fresquito de la épica semifinal de Wimbledon en más de cuatro horas.

"Nole" ya había demostrado en la final de Beijing ante Nadal que no iba a entregarle el número uno tan fácil. En Shanghai, el actual número dos del mundo dejó en claro que mientras exista la más mínima chance de recuperar el puesto pretendido por todos, va a luchar hasta el final. En la final del octavo Masters1000 del la temporada, supo manejar la ansiedad y los nervios que por momentos produce la velocidad de los tiros del argentino, superior a la de cualquier jugador actual (ver estudio).
El europeo dominó durante el primer set desde todos los rincones de la cancha. Impecable con el servicio y las subidas a la red, más su derecha cruzada agresiva, sentenció el 6/1. El argentino reaccionó a tiempo. En el segundo parcial mostró algo de lo sucedido en la semifinal ante Nadal y emparejó el partido. El tercero pudo haber sido para cualquiera de los dos. Todo fue muy parejo. Del Potro salvó dos puntos de partido en el 5-4 con su servicio y la definición se trasladó al tie break. La muerte súbita decretó la "muerte" del argentino y la consagración del serbio en la ciudad china, con un revés paralelo a la línea fantástico.

"Amigos son los amigos"

El título en Shanghai significó para Djokovic su séptima corona en el gigante asiático, siendo todo un récord para él en un mismo país (El Masters en Shanghai 2008; Beijing 2009-10 y 2012-13 y Shanghai 2012-13). Novak acumula en Asia veinte victorias consecutivas, al completar el doblete Beijing-Shanghai por segundo año seguido. ¿Casualidad o causalidad? Los dos campeones de la semana pasada en Tokio y Beijing respectivamente, alcanzaron la final en Shanghai y ambos derrotaron a Rafael Nadal...

Novak, ya casi como en su casa, declaraba sobre el público chino: "Lo que me impresiona más es la apreciación que tienen en realidad de poder venir todos los días al hotel, por la mañana y por la noche, y esperar por ti, que te deseen suerte y te den bienvenida. Para mí eso es inusual porque yo no llego a experimentar eso en los otros torneos. Realmente lo respeto mucho y siento el amor. Trataré de volver tantas veces como pueda".

Máximo nivel de exigencia.

El finalista completó dos semanas casi perfectas en Asia con título en Tokio y final en Shanghai, con victoria incluida ante Rafael Nadal como número uno y aumentó su récord a siete triunfos sobre los números uno vigente, dejando cada vez más atrás las cuatro de Guillermo Vilas ante los monarcas de su época. Gracias al pase a su tercera final de Masters 1000 de su carrera (Montreal 2009 e Indian Wells 2012) logró ingresar al Masters de Londres por cuarta vez en su carrera y acercarse al Top4 por primera vez en el año. Y para no ser menos que los grandes de este deporte de su país, aumentó el récord de finales ATP con 23, solo superado por Vilas (104), Clerc (35) y Nalbandian (24).

Analizando el partido, el tandilense fue muy claro: "Él jugó muy bien en algunos puntos del tiebreak. Novak hace la diferencia en esos momentos, debido a que juega mejor los puntos importantes, por eso pudo llevarse el partido. De todas formas, me siento muy bien con mi nivel. Creo que estoy mejor que en 2008 o 2009, ya que estoy jugando a un alto nivel, pero aún los cuatro primeros son los candidatos para los torneos".

Salto directo a Londres.
Una de las claves de Juan Martín Del Potro para recuperar ese gran nivel que supo tener, y los resultados en estas dos semanas lo demuestran, lo dice él mismo en la conferencia de prensa: "Mi revés ya está en un 100 por 100. Antes no podía golpearlo fuerte por mi lesión en la muñeca. Ahora juego con mucho más top spin de revés, buscando otras variedades en mi juego. Así no gasto tanta energía", haciéndonos recordar varios pasajes del 2013 viendo a "La Torre de Tandil" utilizando el slice por la molestia en su muñeca.

Novak Djokovic capturó el quinto título de la temporada en su séptima final. Cosechó 63 triunfos y nueve caídas en 2013. El trofeo obtenido en suelo chino significó su número quince en la categoría, sumando en total un récord de 39-21 en toda su carrera con solo 26 años. Descansará dos semanas y reaparecerá en el Masters1000 París, luego el Masters en Londres y la temporada 2013 concluirá para él con la final de la Copa Davis en Belgrado (Serbia) a la que puede llegar con chances de recuperar el número uno tan ansiado y terminar por tercer año consecutivo al tope del escalafón mundial.



Daniel Vitale Pizarro

7 de octubre de 2013

Objetivos casi cumplidos



¿Copa Libertadores?


Iniciaba el verano en Argentina en 2012. Juan Martín Del Potro, en medio de un alboroto por los rumores de su negativa a la Copa Davis 2013 por cuestiones que no vamos a analizar hoy aquí, anunciaba en una conferencia de prensa (improvisada) que durante la temporada 2013, no iba a representar a su país en el certamen por equipos, alegando una "mayor dedicación al circuito ATP, con el objetivo de dar el 100% en los grandes torneos y pelear por el Top5". Hoy, a casi un año de esa declaración y con solo cuatro torneos para que concluya el año tenístico, alcanzó el número cinco del ranking mundial...


De menor a mayor durante la semana, el tandilense se consagró campeón del ATP500 de Tokio tras derrotar en la final al complicado canadiense Milos Raonic 7/6 7/5. Tan solo una doble falta determinó que se llevara el primer set y un 0-30 en el final del segundo set, bastaron para que el argentino pegue en los momentos justos y se lleve el título, el tercero (todos categoría 500) en su cuarta final en 2013 (final de Indian Wells vs Nadal).


Declaraciones: Muñeca y revés OK
Pero para llegar a la final, Juan Martín tuvo que sufrir ante Baghdatis Dolgopolov en primera ronda y cuartos de final respectivamente, partidos ambos a tres sets. Recién demostró solidez en semifinales contra Almagro, partido muy intenso y parecido a la final, que supo sacar adelante con mucha actitud. La victoria le permitió ascender dos puestos en el ranking ATP y volver al número 5° del mundo, luego de tres años de ausencia en ese selecto grupo.

El trofeo en Tokio significó el tercero del año para Del Potro y el número 16 en su carrera, con un récord ampliamente positivo de 16-6 en finales. Junto a Vilas, Clerc, Jaite, De la Peña y Arguello, son los únicos argentinos con récord positivo en finales ATP, de un total de 26 ganadores distintos en la "Era profesional". Además, pudo con Raonic que lo había eliminado de Montreal meses atrás, luego de la polémica "tocada de red" de Milos que posteriormente aceptó en rueda de prensa.

Dejó de ser un "saquedependiente" pero...


Raonic emparejó su récord en finales ATP (5-5) en su cuarta definición de 2013 (2-2). El nacido en Podgorica (Montenegro), pero que representa a Canadá, quedó décimo en la "Carrera a Londres", a un puesto de la clasificación al Masters por la baja de Andy Muray (3°), y número 11° en el ranking ATP, demostrando una regularidad que hasta hoy no había sostenido. Luego de la final en Tokio, dijo: "No hay mucho por lo que estar triste. Tuve mis chances y dejando de lado una doble falta y un par de puntos, no pude hacerlo mejor". Simple como su servicio.

Por su parte, el campeón tuvo palabras para su rival: "El juego de Raonic ha mejorado muchísimo desde que llegó a la final en Montreal. El partido de hoy fue realmente muy parejo y se podía definir para cualquiera de los dos en muy pocos puntos. En el último juego pude jugar buenos puntos y puede cerrar el partido ahí, porque sino iba a ser mucho más complicado".


Sabor agridulce


En Beijing (China), Rafael Nadal logró lo que vino insinuando desde su regreso triunfal, allá en febrero en San Pablo ante David Nalbandian: volver al número uno del mundo. En la final cayó ante Novak Djokovic y perdió su invicto en canchas duras en 2013. "Rafa" debía llegar a la final para no depender de nadie y recuperar la cima del escalafón mundial. Y eso fue lo que hizo. Djokovic aumentó su récord a 19-0 en Beijing, campeón las cuatro veces que se presentó en la capital china (2009-10 y 2012-13). El serbio no derrotaba al español desde la final de Montecarlo, tras perder en los últimos tres enfrentamientos entre sí.



Daniel Vitale Pizarro