20 de mayo de 2013

Sangre naranja



Aun no llegó Roland Garros y ya hemos hablado de Rafael Nadal muchas veces. Luego de su nueva victoria ante Federer en Roma, hoy no será la excepción. 6/1 6/3 fue la faena del mallorquín frente al helvético este domingo en el Foro Itálico. Dominó durante todo el partido al suizo, que no pudo desplegar su arsenal de tiros, neutralizado por la solidez defensiva de "Rafa". Roger falló las difíciles y las fáciles, acumuló 32 errores no forzados (sí, 32) contra los ocho del balear, que además aprovechó al máximo las oportunidades de quiebre que el nacido en Basilea le proporcionó (capturó cinco de seis chances). Otro factor clave fue la efectividad de ambos con el servicio. Federer logró 58% de primeros servicios contra el 71% del campeón, números que detallan el aplastante triunfo.

Ahora vayamos a los números de sus récords para refrescar a los fanáticos de este deporte (y de Nadal), aunque ya deben saberlos casi de memoria: Rafael Nadal lleva ocho torneos disputados durante este 2013, triunfó en seis y en los restantes cayó en la final. El trofeo romano es su número 56 en el circuito ATP. En la capital italiana cosechó el séptimo trofeo sobre ocho finales disputadas en nueve presentaciones. Además, "Rafa" ya acumula 24 trofeos de la serie Masters 1000, despegándose de su perseguidor Federer, que ostenta 21. Este título fue el 41° sobre polvo de ladrillo y el quinto del año. El balear se ubica a solo cinco coronas en arcilla de alcanzar al máximo ganador de la historia en esta superficie, el argentino Guillermo Vilas, que sumó un total de 46.

Recursos del mallorquín.

El español llegará a Roland Garros, certamen que obtuvo siete veces, como el cuarto tenista en el ranking mundial al superar a Ferrer, y con la chance latente de ser el preclasificado número tres, por la posible ausencia de Murray, aquejado por una lesión en la espalda. Concluida la gira sobre polvo, a falta del Grand Slam insignia, el balear logró: Su segundo certamen en Brasil y en Acapulco; el segundo en Madrid (ganó tres veces  en la capital española pero solo dos a partir de que pasó de carpeta a ladrillo) y el séptimo en Roma, sin poder aumentar la cifra de ocho coronas en Monte Carlo, frenado por Novak Djokovic.

La rivalidad Federer-Nadal es el clásico del tenis moderno, atractivo por donde se lo mire y un enfrentamiento de estilos. Este nueva victoria de "Rafa" aumentó la brecha que los separa, a diez partidos, dejando el marcador 20-10 en su favor. Pero desglosemos esos encuentros. En finales, el español sigue y seguirá al frente 13-6, al igual que en arcilla 13-2. En cemento la cosa cambia con un empate (6-6). La única superficie que beneficia al suizo es el césped (2-1). Sin lugar a dudas la piedra en el zapato que le molesta y molestó durante toda la carrera a Roger Federer.

Los tenistas pasan, las personas quedan.

"Estoy jugando bien y estoy sano, así que tengo todo para jugar bien en siete días. Esta semana fue buena para tener una idea acerca de lo que está funcionando", dijo Federer luego de la derrota, que llegará por primera vez al segundo Grand Slam del año desde el 2000, sin ningún título bajo el brazo. Y Roger agregó: "Novak ha vencido a 'Rafa' en Mónaco, por lo que él sabe lo que es ganarle, pero sólo Robin Soderling lo ha derrotado en París. Será difícil ". Roger Federer sumó su tercera final en Roma, luego de perder en 2003 contra Félix Mantilla y en 2006 también ante Nadal.
Esta racha de ocho finales consecutivas de Nadal se convierten en la mejor desde que es profesional, por encima de su anterior marca de siete seguidas. Lejos está el récord absoluto que ostenta "Su Majestad" con diecisiete, un número impresionante y casi imposible no solo igualar, sino de acercarse. "Rafa" alcanzó a Nastase con 56 títulos ATP como el décimo jugador con más coronas en la "Era Abierta" de este deporte. Por primera vez en su carrera, llegará a Roland Garros con seis títulos en su haber en una temporada, quince victorias consecutivas en el circuito, campeón en BarcelonaMadrid Roma y un récord de 36 victorias y solo dos derrotas. Monstruoso.

Por su parte, Rafael Nadal se expresó sobre su contundente victoria: "Para que eso ocurra entre dos jugadores muy parejos, tiene que ser porque un jugador tiene que hacerlo muy bien y el otro comete más errores de lo usual, eso es todo", y agregaba a su discurso después de su victoria en Roma: "Después de tanto tiempo sin competir, estar aquí es verdaderamente más que un sueño. Estoy valorando más que nunca lo que estamos haciendo".

Daniel Vitale Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario